Habla con tu doctor sobre las enfermedades que pueden afectar a los recién nacidos

in english

Información general

Las pruebas para los recién nacidos son pruebas que encuentran enfermedades y problemas de salud en los bebés que acaban de nacer. La mayoría de estas pruebas las hacen antes de que tu bebé salga del hospital.

Las pruebas que se les hacen a los recién nacidos sirven para asegurar que el bebé crezca sano. Con hacerle una prueba sencilla de sangre, los doctores pueden saber si tu bebé tiene ciertas enfermedades o problemas médicos.

Antes de que nazca tu bebé, habla con tu doctor o partera (“midwife”) sobre las pruebas que se les deben hacer a los recién nacidos.

¿Qué pruebas le harán a mi bebé?
La mayoría de los estados en los Estados Unidos piden que se les hagan pruebas a los bebés recién nacidos, aunque la cantidad y el tipo de pruebas pueden ser diferentes en cada estado. Dependiendo de la historia de salud que hay en tu familia, es posible que tú quieras pedir que le hagan más pruebas a tu bebé. 

Aquí te damos unos ejemplos de los problemas médicos que se pueden encontrar en los bebés recién nacidos al hacerles estas pruebas.

Problemas de la tiroides
La tiroides es una glándula en el cuello que produce hormonas. Es importante saber si tu bebé tiene problemas de la tiroides para poder tratar el problema a tiempo y evitar problemas con su crecimiento y su desarrollo.

Fenilcetonuria (PKU, por sus siglas en inglés) 
Los bebés que tienen fenilcetonuria no pueden procesar ciertos alimentos y tienen que tomar una fórmula especial de bebé. Si no se encuentra y trata a tiempo, la fenilcetonuria puede causar retraso mental.

Anemia falciforme
La anemia falciforme es un trastorno grave de la sangre, pero si se detecta a tiempo, se puede vigilar y tratar esta enfermedad.

Problemas del oído o de la audición
Si los problemas de la audición se detectan a tiempo, se pueden prevenir los problemas del habla y del lenguaje. Si a tu bebé no le hacen la prueba de la audición en el hospital, asegúrate de que la reciba en su primer mes de nacido.

¿Cómo se hacen estas pruebas?
Para la mayoría de estas pruebas, le sacarán a tu bebé unas gotas de sangre del talón. La misma sangre se puede usar para hacer varias pruebas que pueden encontrar diferentes enfermedades o trastornos. Ninguna de estas pruebas le causará daño a tu bebé y tampoco correrá ningún riesgo.

En las pruebas de audición, se usan pequeños micrófonos o auriculares para ver cómo responden los bebés a los sonidos.

Mira la siguiente información de las pruebas para los recién nacidos.

Toma acción

Si estás embarazada, es bueno comenzar a averiguar desde ahora sobre las pruebas que se le hacen a los bebés recién nacidos.

Averigua cuáles pruebas se hacen en el hospital donde nacerá tu bebé.

Habla con tu doctor o partera sobre las pruebas que se le deben hacer a tu bebé cuando nazca, y averigua cuáles de esas pruebas se harán en el hospital donde va a nacer tu bebé.

Aun cuando tu bebé no vaya a nacer en un hospital, tiene que hacerse las pruebas. Dentro de los primeros días de nacido, lleva a tu bebé a un hospital o clínica para que le hagan un chequeo.

¿Qué puedo hacer sobre los costos?
Algunas de las pruebas para los bebés recién nacidos están cubiertas bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, en inglés), la ley reformatoria del sistema de cuidados de salud que fue aprobada en el 2010. Si quieres más información, puedes visitar su sitio en inglés. Dependiendo de tu plan de seguro médico, quizás puedes hacerle las pruebas a tu bebé sin tener que pagar nada.

Habla con tu seguro médico para averiguar qué pruebas están incluidas en tu plan. Para más información sobre otros servicios que cubre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, visita CuidadoDeSalud.gov. Para información en inglés, visita HealthCare.gov.

Aun si no tienes seguro médico, puedes recibir atención médica para ti y para tu bebé. Llama a los números de teléfono que están listados abajo para que te pongan en contacto con el departamento de salud de tu área local. La llamada es gratis dentro de los Estados Unidos. Cuando hables con el departamento de salud, pregúntales cómo puedes recibir cuidados médicos gratis.

  • Para información en inglés, llama al 1-800-311-2229 (1-800-311-BABY).
  • Para información en español, llama al 1-800-504-7081.

Asegúrate de pedir los resultados de las pruebas de tu bebé.
Pregúntale a tu doctor cuándo va a tener los resultados de las pruebas. Hay que volver a hacer algunas de las pruebas después de 1 ó 2 semanas, sobre todo si sales del hospital antes de que tu bebé tenga 24 horas de nacido. Pregúntale a tu doctor cuándo podrá dejarte saber cuáles son los resultados de las pruebas.

Programa las visitas de rutina para tu bebé.
La mayoría de los bebés tienen su primer chequeo médico de rutina en los primeros días de nacido. Una vista de rutina (que en inglés se llama “well-baby visit”) es cuando llevas a tu bebé al doctor para que le hagan un chequeo completo, aparte de cualquier otra visita que pueda tener por alguna enfermedad o lesión. Las visitas de rutina son importantes para mantener a tu hijo sano.

Empieza ahora a mantener un registro de la salud de tu bebé. 
Lleva un registro de los resultados de las pruebas médicas de tu bebé así como de las vacunas que le han puesto. Ten esta información en un lugar seguro, ya que la necesitarás cuando lleves a tu bebé a la guardería, al colegio y a otras actividades.

La historia de salud de tu familia forma una parte importante de la historia de salud de tu bebé. En este sitio web puedes poner en orden la historia de salud de tu familia. Guarda una copia con el resto de la información de salud de tu bebé.

Última revisión del contenido: 05 de agosto de 2013 Revisión de contenido

Haz un clic para tener más información sobre este tema.

Una mujer embarazada sonríe mientras la doctora toma nota

Comienza hoy con estos pequeños pasos

¿Para quién es la información que estás buscando hoy?

myhealthfinder