Saca el mayor provecho de las consultas de tu niño con el doctor (entre los 11 y los 14 años)

in english

Información general

Los niños de entre 11 y 14 años deben ir a una consulta de niño sano con el doctor o la enfermera una vez al año. 

La consulta de niño sano es aquella en la que llevas a tu niño al doctor para que le haga un chequeo completo para garantizar que esté sano y tenga un desarrollo normal. Es distinta de otras consultas que se deben a enfermedad o lesión.

En estas consultas, el doctor o la enfermera pueden detectar problemas a tiempo, cuando son más fáciles de tratar. Haz lo siguiente para sacarle el mayor provecho a la consulta:

  • Reúne la información importante.
  • Haz una lista de preguntas para hacerle al doctor.
  • Entérate de qué puedes esperar de la consulta.
  • Ayúdale al niño a participar más en la consulta.

¿Qué puedo hacer sobre los costos?
Las consultas de niño sano están cubiertas por la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, en inglés). Según el plan de seguro médico que tengas, quizás tu niño pueda ir a las consultas de niño sano sin que tengas que pagar nada. Pregúntale a tu aseguradora.

¿Cómo puedo saber si mi niño está creciendo y desarrollándose como debe?
El doctor o la enfermera de tu niño pueden ayudarte a reconocer los indicadores del desarrollo, que son las destrezas que los niños han adquirido normalmente cuando cumplen cierta edad. Esta es una parte importante de la consulta de niño sano.

Algunos de los indicadores del desarrollo tienen que ver con el comportamiento del niño y el aprendizaje, y otros se relacionan con los cambios físicos de su cuerpo.

¿Qué cambios podría ver yo en los sentimientos, las relaciones y el comportamiento de mi niño?
Algunos indicadores del desarrollo del preadolescente y el adolescente entre los 11 y los 14 años comprenden:

  • Más interés en su aspecto físico y en la ropa que se pone
  • Cambios bruscos del estado de ánimo (por ejemplo, pasa rápidamente de estar triste a estar contento o viceversa)
  • Más preocupación por lo que piensan sus amigos y compañeros de clase
  • Mejores destrezas para resolver problemas
  • Un sentido más claro de lo que es correcto y lo que es incorrecto
  • Deseo de tener más independencia
  • Desafío de las reglas y rechazo del consejo de los padres

Durante esta etapa algunos niños pueden comenzar a mostrar señales de depresión o de trastornos de la conducta alimentaria.

¿Cuáles son algunos de los cambios físicos que tendrá mi niño?
Muchos niños de entre 11 y 14 años están pasando por la pubertad. La pubertad es la etapa de la vida en la que el cuerpo del niño empieza a transformarse en el del adulto.

En las niñas, la pubertad normalmente llega entre los 9 y los 13 años. En los niños, normalmente llega entre los 10 y los 13 años.

Tú puedes ayudarle al niño explicándole qué cambios puede esperar durante la pubertad. También puedes animarlo a hablar acerca de la pubertad con el doctor o con otro adulto de confianza, como un maestro o la enfermera de la escuela.

Aprende más sobre el desarrollo del preadolescente y el adolescente.

Toma acción

Haz lo siguiente para que el niño y tú saquen el mayor provecho de las consultas de niño sano.

Reúne la información importante.
Lleva a la cita la historia clínica del niño, incluso la lista de las vacunas que ha recibido. Haz una lista de todos los cambios importantes que haya habido en la vida del niño desde la última consulta médica, por ejemplo:

  • Una separación o un divorcio
  • Un cambio de escuela o de barrio
  • La enfermedad grave o la muerte de un familiar o amigo

En este sitio web puedes llevar un registro de los antecedentes médicos de la familia de tu niño (en inglés).

Haz una lista de preguntas para hacerle al doctor.
Esta consulta es una excelente oportunidad para que le hagas al doctor o a la enfermera las preguntas que tengas sobre:

  • Algún problema médico que tu niño tenga (como alergias, asma o acné)
  • Alteraciones del comportamiento o del estado de ánimo
  • Pérdida de interés en sus actividades favoritas
  • Problemas en la escuela (como dificultades de aprendizaje o no querer ir a la escuela)

Aquí hay unas preguntas importantes que puedes hacer:

Lleva un cuaderno y anota las respuestas para que te acuerdes de lo que te dijo el doctor.

Entérate de qué puedes esperar de la consulta.
En cada consulta de niño sano, el doctor o la enfermera harán preguntas, examinarán al niño y actualizarán sus antecedentes médicos. Tú podrás hacer preguntas y comentar algún problema. 

Estas son algunas preguntas que el doctor o la enfermera pueden hacerles a ti y a tu niño:

  • Comportamiento: ¿Al niño le cuesta trabajo seguir instrucciones en la escuela o en la casa?
  • Salud: ¿El niño se queja a menudo de dolores de cabeza o de algún otro dolor?
  • Seguridad: ¿Alguna de las personas que vive en la casa tiene un arma de fuego? Si es así, ¿sabes si está descargada y encerrada con llave en un lugar al que el niño no tenga acceso?
  • Escuela y actividades: ¿Al niño le gusta ir a la escuela? ¿Qué le gusta hacer después de las clases?
  • Hábitos de alimentación: ¿Qué come tu niño en un día normal?
  • Familia y amigos: ¿Ha habido algún cambio reciente en la familia? ¿Cuántos amigos cercanos tiene el niño?
  • Emociones: ¿El niño se ve a menudo triste o aburrido? ¿Tiene a alguien con quien hablar de sus problemas?
  • Sexualidad: ¿Has hablado con tu niño sobre la pubertad? ¿Está saliendo con alguien el niño?

Tus respuestas a estas preguntas le ayudarán al doctor o a la enfermera a asegurarse de que tu niño esté sano. Entérate de qué más te puede preguntar el doctor [PDF, 279 KB]  (en inglés).

El doctor o la enfermera también le examinarán el cuerpo al niño.
Al examinarle, harán lo siguiente:

  • Le medirán la estatura y el peso, y determinarán su índice de masa corporal (IMC).
  • Le tomarán la presión arterial.
  • Le examinarán la vista.
  • Le harán un examen de audición.
  • Le examinarán las distintas partes del cuerpo.
  • Decidirán si el niño necesita algún examen de laboratorio, por ejemplo, un examen de sangre.
  • Le pondrán las vacunas que necesita.

El doctor o la enfermera prestarán mucha atención a los signos de ciertos problemas.
Ellos ofrecerán ayuda adicional si el niño parece estar: 

  • Deprimido
  • Afectado por un trastorno de las conductas alimentarias
  • Consumiendo tabaco, alcohol o drogas
  • Sufriendo algún tipo de violencia

Si parece que el niño está teniendo relaciones sexuales, el doctor o la enfermera le hablarán de los métodos anticonceptivos y de las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

El doctor o la enfermera se asegurarán de que el niño y tú cuenten con los recursos que necesiten.
Para lograrlo, podrían hablarles al niño y a ti acerca de:

  • Sitios web o aplicaciones informáticas que contienen información útil para la salud
  • Organizaciones comunitarias a las que pueden ir en busca de ayuda

Si es necesario, también pueden remitir al niño a un especialista.

Ayudale al niño a participar más en la consulta.
Cuando el niño entre en la pubertad, el doctor te pedirá que salgas del consultorio durante el examen. Este es un paso importante para enseñarle al niño a asumir el control del cuidado de su salud.

También le permite al niño establecer una relación con el doctor o la enfermera y hacerles preguntas en privado. Tu niño también puede:

Más consejos sobre cómo ayudarle al adolescente a hacerse cargo del cuidado de su salud (en inglés).

Última revisión del contenido: 19 de noviembre de 2014 Revisión de contenido

¿Para quién es la información que estás buscando hoy?

myhealthfinder