Cómo evitar las alergias y el asma en tu casa

in english

Información general

Es posible que tu casa esté haciendo que tu familia y tú se enfermen. Si alguien en tu familia tiene alergias o asma, toma pasos para hacer que tu hogar sea un lugar más saludable.

¿Cómo puedo evitar los ataques de alergias o de asma en mi casa?
Comienza deshaciéndote de las causas comunes de estos ataques, como son:

  • El moho o la humedad
  • Los ácaros del polvo (insectos muy pequeños que viven en el polvo)
  • Las mascotas con pelaje (pelo), incluyendo los gatos y los perros
  • Las cucarachas (tanto las cucarachas como sus excrementos pueden causar asma)
  • Los roedores (ratones y ratas)
  • Humo de segunda mano
  • Humo de madera

Aprende más sobre:

Toma acción

Sigue los siguientes pasos sencillos para hacer que tu casa sea un lugar saludable.

Comienza en el dormitorio.

  • Cubre los colchones y las almohadas con fundas “a prueba de polvo”.
  • Lava toda la ropa de cama con agua caliente por lo menos una vez a la semana.
  • No pongas animales de peluche en la cama.
  • Si es posible, quita todas las alfombras, ya que así es más fácil mantener limpios los pisos.

Controla la humedad para prevenir el moho.
El moho puede comenzar a crecer en lugares húmedos o mojados después de 24 a 48 horas. Mantén tu casa seca para evitar el moho.

  • Si tienes una fuga de agua, limpia el agua de inmediato. Después, arregla la fuga.
  • Prende el ventilador del baño o abre una ventana cuando te des una ducha.
  • Utiliza un deshumidificador o aire acondicionado para mantener el nivel de humedad de tu casa entre el 30 y el 60 por ciento.

Obtén más consejos sobre como evitar y limpiar el moho [PDF – 1.3 MB].

¿Qué pasa si el aire en mi casa es demasiado seco?
Mientras que el aire húmedo (mojado) puede causar moho, el aire seco puede ser incómodo. Si el aire de tu casa es seco en el invierno, puedes utilizar un humidificador, pero asegúrate de seguir manteniendo el nivel de humedad entre el 30 y el 60 por ciento.

Mantén las plagas fuera de tu hogar.
Las cucarachas y sus excrementos y los roedores (ratones y ratas) pueden provocar ataques de asma. Sigue estos pasos para ayudar a prevenir las plagas:

  • Arregla las fugas en los lavabos y escusados.
  • Coloca bandejas debajo de las plantas, los radiadores y las refrigeradoras. Comprueba si hay agua en las bandejas y límpialas con frecuencia.
  • Guarda los alimentos (incluyendo los alimentos para mascotas) en recipientes cerrados.
  • Si ves que hay migajas o se cae algún líquido, límpialos de inmediato.
  • Rellena las grietas o agujeros que pueden ser buenos escondites interiores para las plagas.
  • Pon mosquiteros (telas metálicas) en las ventanas y las puertas.
  • Si ves cucarachas o roedores, llama a una compañía de control de plagas.

No permitas que nadie fume dentro de la casa.
El humo de cigarrillo, incluyendo el humo de segunda mano, puede causar un ataque de asma o de alergias. Pídeles a tus invitados que fumen afuera. Si fumas, haz un plan de dejar de fumar hoy mismo.

Evita quemar madera dentro de la casa.
Respirar mucho humo de una estufa que quema madera o una chimenea puede provocar un ataque de asma. Puedes evitar esto al no quemar madera dentro de la casa. Si necesitas usar una estufa de madera o la chimenea, mira estos consejos sobre cómo reducir la cantidad de humo [PDF – 50 KB].

Última revisión del contenido: 31 de enero de 2013 Revisión de contenido

Una familia sonríe

Comienza hoy con estos pequeños pasos

¿Para quién es la información que estás buscando hoy?

myhealthfinder