Quick Tips Quick Tips


Come saludablemente mientras amamantas

  • Ayuda a proteger a tu bebé de infecciones y enfermedades
  • Te permite a ti y a tu bebé pasar tiempo juntos, conocerse mejor y crear un lazo especial
  • Ahorra dinero a tu familia

Al tomar decisiones inteligentes sobre lo que comes, estarás ayudando a que tanto tú como tu bebé obtengan los nutrientes que necesitan.

La mayoría de las personas obtienen todos los nutrientes que necesitan haciendo selecciones saludables de alimentación. Si te preocupa que no estés obteniendo los nutrientes necesarios mientras le das el pecho a tu bebé, pregúntale a tu doctor si debes tomar un multivitamínico.

No te llenes de calorías vacías.

Para obtener los nutrientes que necesitas mientras amamantas, asegúrate de incluir los siguientes alimentos en tu dieta:

  • Una variedad de vegetales y frutas
  • Pescado y otros frutos del mar, pollo o pavo, carnes magras o con poca grasa, huevos, frijoles y nueces
  • Leche sin grasa o baja en grasa o productos de soya bajos en grasa con calcio añadido
  • Arroz integral, pan hecho 100% con trigo entero, y otros granos enteros
  • Cereales enriquecidos (cereales a los que se les ha añadido hiero y ácido fólico)

Limita las comidas y bebidas que tienen muchas calorías “vacías”, que provienen de azúcares añadidas y grasas sólidas. Los alimentos con muchas calorías vacías incluyen los postres, las carnes con mucha grasa, las comidas fritas y las bebidas azucaradas.

Come entre 8 y 12 onzas de pescado o mariscos cada semana.

El pescado y los mariscos tienen nutrientes que pueden ayudar a tu bebé a ver y aprender mejor. Come pescado y mariscos 2 a 3 veces por semana. Asegúrate de incluir una variedad de selecciones saludables como:

  • Salmón
  • Bagre
  • Bacalao
  • Arenque
  • El atún enlatado “light” (atún barrilete, aleta azul o aleta amarilla o atún claro)
  • Atún blanco (albacora), hasta 6 onzas por semana

Evita comer pescados con un alto contenido de mercurio, sobre todo no comas pez espada, lofolálito (blanquillo), tiburón o caballa (carite lucio). El mercurio es un metal que puede lastimar el desarrollo de tu bebé.

Toma muchos líquidos.

Cuando amamantas, tu cuerpo necesita líquidos adicionales, como el agua y la lecha sin grasa o baja en grasa. Limita o evita las bebidas con mucha cafeína o azúcar añadida. Prueba tomar un vaso de agua cada vez que amamantas.

Si decides tomar bebidas alcohólicas, sigue estos consejos de seguridad.

  • Espera hasta que tu bebé tenga por lo menos 3 meses de nacido y tenga una rutina para amamantar.
  • Planea de antemano cómo le darás de comer a tu bebé si tiene hambre. Por ejemplo, bombea o sácate un poco de tu leche antes de beber nada de alcohol.
  • Si decides que vas a tomar bebidas alcohólicas, hazlo sólo en moderación. Esto quiere decir no más de 1 bebida al día para las mujeres.
  • Espera por lo menos 4 horas después de tomar una bebida alcohólica antes de amamantar. (Cuando le das el pecho a tu bebé, cualquier alcohol que esté en tu sangre pasa a la leche materna.)

Para más información sobre cómo comer saludablemente mientras amamantas, visita: