Skip Navigation


Protégete de la hepatitis B

young couple smiling

Información general

El virus de la hepatitis B se transmite de una persona a otra a través de la sangre, el semen (esperma) y los líquidos de la vagina. La madre infectada por la hepatitis B también puede transmitirle la infección al bebé durante el parto. A veces el virus de la hepatitis B puede causar enfermedad del hígado e incluso la muerte.

Para protegerte de la hepatitis B tienes que hacer lo siguiente:

¿Tengo que ponerme la vacuna contra la hepatitis B?
La mejor manera de protegerte contra la hepatitis B es ponerte la vacuna contra el virus que causa esta enfermedad. La vacuna se recomienda para:

Si eres adulto, corres más riesgo de contraer la hepatitis B si:

Si eres adulto y crees que corres el riesgo de sufrir hepatitis B, habla con el doctor o la enfermera acerca de ponerte la vacuna. Averigua quiénes tendrían que ponerse la vacuna contra la hepatitis B (ver “¿Quién contrae hepatitis B?”).

¿Debo hacerme la prueba de detección de la hepatitis B?
Todas las mujeres embarazadas tienen que hacerse la prueba de detección de la hepatitis B en la primera consulta prenatal con el doctor.

El doctor o la enfermera también puede recomendarte la prueba si corres más riesgo de tener hepatitis B. Una persona corre más riesgo de tener esta enfermedad si sus padres son de:

No toda persona infectada por el virus de la hepatitis B tiene síntomas. Muchas personas no saben que tienen hepatitis B porque no se ven ni se sienten enfermas. Por eso es importante hablar con el doctor.

¿Se puede tratar la hepatitis B?
El tratamiento de la hepatitis B depende de si la infección es aguda (de corto plazo) o crónica (prolongada).

Hepatitis B aguda

Cuando una persona se infecta por el virus de la hepatitis B a veces no se da cuenta, porque no todo el mundo presenta síntomas.

Si la persona tiene síntomas, la enfermedad se llama hepatitis aguda. A menudo, la hepatitis aguda desaparece sola, pero los doctores observan al paciente para asegurarse de que mejore. No hay tratamiento para la hepatitis aguda.

Hepatitis B crónica

Algunas personas sufren hepatitis B crónica. Es una infección que no desaparece nunca. Hay medicamentos para combatirla.

Los niños menores de 6 años que contraen hepatitis B corren el riesgo de sufrir hepatitis crónica. La mayoría de los niños mayores y de los adultos que contraen hepatitis B no presentan infección crónica.

Toma acción

Toma estas medidas para protegerte de la hepatitis B.

Ponte la vacuna contra la hepatitis B.
Si crees que podrías estar en peligro de contraer la hepatitis B y no te has puesto la vacuna, habla con el doctor o la enfermera acerca de ponértela.

Averigua quiénes tendrían que ponerse la vacuna contra la hepatitis B (ver “¿Quién contrae hepatitis B?”).

¿Mi niño necesita la vacuna contra la hepatitis B?
Se recomienda que todos los recién nacidos reciban la vacuna contra la hepatitis B. Por lo general, se administra en una serie de 3 o 4 inyecciones.

La vacuna también se recomienda a menores de 19 años que no la hayan recibido cuando eran bebés. Lee cómo mantener al día las vacunas de tus niños.

¿Qué puedo hacer sobre los costos?
La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, la ley de reforma de salud que se aprobó en 2010, estipula que se cubra el costo de la vacuna contra la hepatitis B para ciertas personas. Según el plan de seguro médico que tengas, es posible que las inyecciones no te cuesten nada.

Si tienes Medicare o un seguro particular, averigua qué está incluido en tu plan. Pregunta sobre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio.

Si no tienes seguro, es posible que de todas maneras puedas recibir la vacuna gratis o a bajo costo.

Si deseas información sobre otros servicios que cubre esta ley, visita CuidadoDeSalud.gov.

Hazte la prueba de detección de la hepatitis B si es posible que tengas una infección crónica.
Muchas personas se infectaron por el virus de la hepatitis B de bebés o de niños, antes de que existiera la vacuna.

Una persona corre más riesgo de tener esta enfermedad si sus padres son de:

Usa este recurso por Internet para ver si necesitas hacerte la prueba de la hepatitis B (en inglés). Puedes imprimir los resultados y llevarlos al próximo chequeo.

Toma precauciones cuando viajes.
La hepatitis B es muy frecuente en ciertas partes del mundo. Si piensas ir de viaje a una zona en la que muchas personas tienen hepatitis B, toma estas precauciones básicas para tener un viaje seguro:

Aquí encontrarás más consejos para mantenerte sano cuando viajes.

Comienza hoy con estos pequeños pasos

* Nota: Los documentos que vienen en formato PDF requieren el programa Adobe Acrobat Reader ®.
Si tienes problemas tratando de abrir o usar los documentos en formato PDF, por favor descarga la última versión del Reader ®.

Última revisión del contenido: jueves, 02 de enero de 2014