Skip Navigation


Consigue apoyo si cuidas de una persona enferma o discapacitada

Información general

Si cuidas de un ser querido, es importante que también dediques tiempo para cuidarte. El estrés físico y emocional de cuidar de una persona puede causar problemas de salud.

¿Qué es un cuidador?
Un cuidador es una persona que ayuda a un miembro de la familia, amigo o vecino que está enfermo o que tiene una discapacidad. Un cuidador informal o una persona que cuida de otro miembro de la familia a menudo ayuda a su ser querido con las tareas básicas diarias.

Se puede considerar que eres cuidador si ayudas habitualmente a una persona a:

Aproximadamente 1 de cada 4 personas en los Estados Unidos cuida a otra persona. La mayoría de los cuidadores tienen otros trabajos y además pasan por lo menos 20 horas a la semana cuidando de un ser querido.

El estrés de ser cuidador puede ser nocivo para la salud.
Cuando estás cuidando de un ser querido puede ser difícil cuidar de tu propia salud. Los cuidadores corren más riesgo de contraer resfriados y gripe. También tienen más probabilidades de tener problemas duraderos de salud, como artritis, diabetes o depresión.

La siguiente es una lista de signos de que podrías tener estrés del cuidador:

Lo bueno es que puedes reducir el riesgo de tener problemas de salud si te cuidas y consigues apoyo.

Toma acción

Toma estas medidas para reducir el estrés de ser cuidador.

Cuídate.
Cuidar de un ser querido puede ser muy estresante. El estrés puede causar problemas como dolor de espalda y dificultad para dormir. Si te cuidas tendrás la energía y la fortaleza para afrontar las obligaciones de cuidar de otra persona.

Cuida tu cuerpo.

Cuida tu salud mental.

 

Pide ayuda.
No necesitas hacerlo todo tú solo. Pídeles a tu familia, tus amigos y tus vecinos que te ayuden con las tareas de cuidar a tu ser querido.
También puedes averiguar sobre los servicios de apoyo que están a cargo de profesionales o voluntarios. Consulta estos enlaces:

Si te sientes agobiado, habla con el doctor sobre la depresión.

Comienza hoy con estos pequeños pasos

* Nota: Los documentos que vienen en formato PDF requieren el programa Adobe Acrobat Reader ®.
Si tienes problemas tratando de abrir o usar los documentos en formato PDF, por favor descarga la última versión del Reader ®.

Última revisión del contenido: martes, 26 de mayo de 2015