Skip Navigation


Asegúrate de estar al día con las vacunas para los preadolescentes

una niña abraza a su mamá

Información general

Los doctores recomiendan que los preadolescentes reciban algunas vacunas o inmunizaciones importantes cuando tienen entre 11 y 12 años de edad. Todos los muchachos preadolescentes necesitan las siguientes vacunas:

La vacuna triple Tdap y la vacuna contra la meningitis vienen en una sola inyección que le ponen a tu hijo en su visita al doctor a los 11 ó 12 años. Las 3 vacunas contra el VPH se dan en un periodo de 6 meses a partir de los 11 ó 12 años. Tu hijo también necesitará recibir el refuerzo de la vacuna contra la meningitis cuando tenga 16 años.

¿Por qué mi hijo necesita estas vacunas?
Las vacunas pueden ayudar a prevenir enfermedades graves. Por ejemplo, la meningitis puede causar la pérdida de un brazo o una pierna, o hasta la muerte. La meningitis y la tos ferina se pueden contagiar fácilmente de una persona a otra.

Al crecer, algunas de las vacunas que los muchachos recibieron cuando eran niños comienzan a perder su efecto y no les protegen contra las enfermedades como lo hacían antes. Por eso es importante que reciban la vacuna triple Tdap otra vez. Además, los preadolescentes también tienen más riesgo de desarrollar otras enfermedades al crecer, entre ellas, la meningitis o la infección por el VPH.

Mira estos sitios web para aprender más sobre las vacunas para los preadolescentes:

Es importante que todos los niños y los preadolescentes se vacunen.
Los gérmenes que causan las enfermedades graves de la infancia no han desaparecido. Si las personas no se vacunan, le están dando la oportunidad a esos gérmenes de contagiar a otras personas.

¿Las vacunas pueden causar algún efecto secundario?
Por lo general, los efectos secundarios de las vacunas son leves y sólo duran poco tiempo. Muchos niños no tienen ningún efecto secundario.

Las vacunas que se les ponen a las personas han sido probadas durante años para asegurar de que el riesgo de que puedan hacer algún daño sea muy pequeño.

Toma acción

Asegúrate de que tu preadolescente reciba todas las vacunas importantes.

Pide una cita para el chequeo anual de tu preadolescente.
Las vacunas Tdap, MCV4 y VPH se les dan a los niños en su chequeo anual cuando tienen entre 11 y 12 años. Si a tu hijo no le pusieron estas vacunas cuando tenía 11 ó 12 años, haz una cita ahora para que se las pongan.

Muchos estados requieren que los niños reciban la vacuna triple Tdap y la vacuna contra la meningitis para poder entrar al colegio.

¿Qué puedo hacer sobre los costos?
Las vacunas recomendadas para los niños están cubiertas bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, en inglés), la ley reformatoria del sistema de cuidados de salud que fue aprobada en el 2010. Si quieres más información, puedes visitar su sitio en inglés. Dependiendo de tu plan de seguro médico, quizás puedes obtener estos servicios sin tener que pagar nada.

Habla con tu seguro médico para averiguar qué cubre tu plan. Para más información sobre otros servicios que cubre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, visita CuidadoDeSalud.gov. Para información en inglés, visita HealthCare.gov.

Aun si no tienes seguro médico, tu hijo preadolescente puede recibir las vacunas importantes.

Habla con tu hijo sobre la vacuna contra el VPH.
El VPH se contagia a través de la actividad sexual y es la enfermedad de transmisión sexual (ETS) más común en los Estados Unidos.

Algunos padres no se sienten cómodos hablando con sus hijos sobre las enfermedades de transmisión sexual. Si tu hijo es muy joven, tal vez te sientas más cómodo explicándole que la vacuna contra el VPH ayuda a prevenir el cáncer.

Para comenzar una conversación con tu hijo preadolescente, primero pregúntale qué sabe del VPH o de la vacuna contra el VPH. Si quieres más ayuda sobre cómo hablar con tu hijo, lleva esta lista de preguntas sobre la vacuna contra el VPH a la próxima visita de tu hijo con el doctor.

Avísale al doctor de cualquier reacción mala.
Es muy poco frecuente que después de poner una vacuna haya efectos secundarios graves, como una reacción alérgica severa. Antes de que le pongan la vacuna a tu hijo, dile al doctor si tu hijo o algún familiar alguna vez ha tenido una reacción mala a una vacuna.
 
Cuando tu hijo recibe una vacuna, mantenlo bien vigilado durante los siguientes días. Si ves algo que te preocupa, llama al doctor de tu hijo.

Comienza hoy con estos pequeños pasos

* Nota: Los documentos que vienen en formato PDF requieren el programa Adobe Acrobat Reader ®.
Si tienes problemas tratando de abrir o usar los documentos en formato PDF, por favor descarga la última versión del Reader ®.

Última revisión del contenido: sábado, 29 de marzo de 2014