Skip Navigation


Cómo escoger el anticonceptivo adecuado

Toma acción

Sigue estos pasos para elegir el método de anticonceptivo más indicado para ti.

Habla con una enfermera, un doctor o un educador de planificación familiar.
Pregunta sobre los tipos de métodos anticonceptivos que están a tu disposición. Tu edad, el número de parejas sexuales que tengas y tu salud en general pueden influir en lo que escojas.

Contesta estas preguntas para recibir recomendaciones sobre los anticonceptivosEnlace externo

¿Qué puedo hacer sobre los costos?

Algunos métodos de control de la natalidad para la mujer están cubiertos por la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, en inglés), la ley de reforma del sistema de salud que se aprobó en 2010. La ley también cubre educación y asesoramiento para la mujer sobre el control de la natalidad. Según el plan de seguro médico que tengas, quizá puedas recibir estos servicios sin tener que pagar nada. Habla con tu seguro médico para averiguar qué cubre tu plan.

Para recibir más información sobre otros servicios que cubre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, visita CuidadoDeSalud.gov. Para recibir información en inglés, visita HealthCare.gov.

Busca servicios cerca de tu casa que sean gratis o de bajo costo.
Si no tienes seguro médico o tu seguro no cubre los anticonceptivos, quizá puedas conseguirlos gratis o a bajo costo a través de una clínica de planificación familiar o un centro de salud comunitario.

Las clínicas de planificación familiar ofrecen educación, asesoramiento y servicios médicos (incluso anticonceptivos). No rechazan a nadie que no pueda pagar. Para encontrar servicios cerca de tu casa:

Habla con tu pareja sexual.
Algunos tipos de anticonceptivos son para los hombres y otros son para las mujeres. Tu pareja y tú tienen que sentirse cómodos con el método que escojan.

Cuando ambos entienden cómo funciona un método, es más fácil usarlo correctamente.

Entiende bien las indicaciones.
Los métodos anticonceptivos solamente funcionan si se usan correctamente cada vez que se tienen relaciones sexuales. Asegúrate de que entiendes lo que tienes que hacer para protegerte de un embarazo imprevisto o de una ETS. Si tienes preguntas, habla con un doctor o farmacéutico.

Lee estos consejos sobre cómo usar el condón correctamente para prevenir la infección por el VIH y las ETS.

Hazte las pruebas para ver si tienes alguna ETS.
La mayoría de las personas que tienen una ETS no tienen síntomas. La única manera de saber con seguridad si tienes alguna ETS es hacerte las pruebas de detección. Si crees que puedes correr riesgo, habla con tu doctor y pregúntale si te puede hacer las pruebas.

Encuentra un lugar donde hagan las pruebas para detectar las ETS:

Mira estas sugerencias sobre cómo comenzar una conversación con tu pareja para que también se haga las pruebas de detección de las ETS (en inglés).

Hazte la prueba del VIH.
Al igual que con otras ETS, la única manera de saber si tienes el VIH es hacerte la prueba de detección. Lleva a tu próxima cita médica esta lista de preguntas sobre la prueba de detección del VIH (en inglés).

Puedes hacerte la prueba en el consultorio de tu doctor o en un centro médico. Para encontrar un centro que haga las pruebas:

Información general

Los métodos anticonceptivos (llamados también simplemente “anticonceptivos” o “métodos de control de la natalidad”) te pueden ayudar a evitar el embarazo hasta que estés lista para tener un bebé. Algunos tipos de métodos anticonceptivos también pueden protegerte a ti y proteger a tu pareja de enfermedades de transmisión sexual (ETS).

¿Cómo elijo el anticonceptivo más indicado para mí?
No hay un solo método que sea adecuado para todas las personas. Cada tipo de anticonceptivo tiene sus ventajas y desventajas. Al escoger un método de control de la natalidad, es bueno tener en cuenta las siguientes cosas:

¿Cómo funcionan los anticonceptivos?
Depende del tipo de anticonceptivo que utilices. A continuación puedes encontrar algunos de los métodos más comunes.

Dispositivos intrauterinos (DIU)
El DIU es un pedazo de plástico en forma de T que tiene cobre o que contiene hormonas. El doctor o la enfermera lo coloca en el útero de la mujer. Hay dos tipos de DIU:

Los DIU son muy eficaces para evitar el embarazo. Ni la mujer ni su pareja deben sentir el DIU cuando está bien colocado.

Si una mujer decide que quiere quedar embarazada, el doctor o la enfermera pueden quitarle fácilmente el DIU.

Métodos hormonales
Estos métodos actúan impidiendo que los ovarios de la mujer liberen un óvulo cada mes y causando otros cambios que hacen más difícil quedar embarazada.

Entre los métodos hormonales se incluyen:

Algunos métodos hormonales funcionan mejor que otros, y algunos requieren más esfuerzo. Por ejemplo, las píldoras anticonceptivas deben tomarse todos los días, pero el DIU dura entre 3 y 5 años. Habla con tu médico para ver qué te conviene más.

Métodos de barrera
Los métodos de barrera actúan impidiendo que el espermatozoide y el óvulo se encuentren. Algunos métodos de barrera comunes son:

Los condones masculinos de látex son muy eficaces en la prevención de la infección por el VIH y la reducción del riesgo de otras enfermedades de transmisión sexual.

 

La planificación familiar natural (PFN)

La planificación familiar natural funciona aprendiendo cuándo hay más probabilidad de que la mujer quede embarazada. Las personas que quieren prevenir el embarazo no tienen relaciones sexuales en esos días o utilizan otro método de control de la natalidad.

La planificación familiar natural es una opción que solo deben considerar las mujeres que tienen períodos regulares. Puede que no sea tan eficaz en la prevención de embarazos como algunas otras formas de control de la natalidad, como el DIU o los métodos hormonales.

 

Las parejas también pueden usar la planificación familiar natural cuando quieren tener un hijo. Lee más información sobre la planificación natural de la familia.

Anticoncepción de emergencia ("píldora del día siguiente")
A veces las personas se olvidan de usar un método anticonceptivo (se olvidan de tomar una píldora o ponerse la inyección) o el anticonceptivo falla (por ejemplo, el condón se rompe). Hay 2 opciones de anticoncepción de emergencia:

Esterilización
La esterilización es un método permanente de control de la natalidad. Es una opción para las personas que están completamente seguras de que no quieren tener más hijos.

 

¿Qué tipos de control de la natalidad ayudan a prevenir las enfermedades de transmisión sexual?
Aparte de la abstinencia (no tener relaciones sexuales vaginales, anales ni bucales), la mejor manera de prevenir algunas de las ETS, incluso la infección por el VIH, es usar un condón masculino hecho de látex (caucho).

Los métodos de barrera que se usan dentro de la vagina, como el condón femenino y el diafragma, también disminuyen el riesgo de algunas ETS.

Los métodos que no son de barrera, como las píldoras anticonceptivas y los dispositivos intrauterinos (DIU), no previenen las ETS. Si tú eliges uno de estos métodos, todavía necesitarás condones masculinos de látex para prevenir la infección por el VIH y otras ETS.

¿Es necesario ir al doctor para conseguir los anticonceptivos?
Depende de qué método de control de la natalidad escojas. Hay algunos que puedes comprar sin necesidad de una receta médica. Para conseguir otros métodos, tienes que ir a hablar con el doctor o la enfermera.

Los métodos de control de la natalidad que puedes conseguir sin necesidad de una receta comprenden:

Los métodos de control de la natalidad que solo puedes conseguir de un doctor o enfermera comprenden:

Necesitarás una operación o una intervención médica para:

Mira los siguientes enlaces para aprender más sobre los diferentes tipos de control de la natalidad:

 

Comienza hoy con estos pequeños pasos

* Nota: Los documentos que vienen en formato PDF requieren el programa Adobe Acrobat Reader ®.
Si tienes problemas tratando de abrir o usar los documentos en formato PDF, por favor descarga la última versión del Reader ®.

Última revisión del contenido: sábado, 29 de marzo de 2014