Cómo consumir una alimentación saludable durante la lactancia materna

In English

Amamantar o darle el pecho al bebé reporta muchos beneficios de salud para la madre y el niño. Estas son algunas de las ventajas de la lactancia materna:

  • Ayuda a proteger al bebé de infecciones y enfermedades.
  • Les permite a ti y al bebé pasar tiempo juntos, conocerse mejor y establecer un vínculo especial.
  • Le ahorra dinero a tu familia.

Al tomar decisiones saludables sobre lo que comes mientras amamantas a tu hijo, ambos reciben los nutrientes que necesitan.

La mayoría de las personas obtienen todos los nutrientes que necesitan consumiendo alimentos saludables. Si te preocupas por recibir suficientes nutrientes durante la lactancia materna, pregúntale al doctor si debes tomar una multivitamina.

Consume calorías saludables y evita las calorías vacías.
Para obtener los nutrientes que necesitas mientras amamantas, asegúrate de incluir los siguientes alimentos en tu dieta:

  • Diversas verduras y frutas
  • Pescado, mariscos, pollo o pavo, carnes magras, huevos, frijoles y nueces
  • Leche descremada o semidescremada o productos de soya con poca grasa enriquecidos con calcio
  • Arroz integral, pan hecho 100% con trigo integral y otros granos integrales
  • Cereales enriquecidos (a los que se les ha añadido hierro y ácido fólico)

Limita las comidas y bebidas que contengan muchas calorías “vacías”, que provienen de azúcares adicionales y grasas sólidas. Los alimentos y bebidas ricos en calorías vacías comprenden los postres, las carnes con mucha grasa, las comidas fritas y las bebidas azucaradas.

Come entre 8 y 12 onzas de pescado o mariscos cada semana.
El pescado y los mariscos tienen nutrientes que pueden ayudarle al bebé a ver y aprender mejor. Come pescado y mariscos 2 o 3 veces por semana. Asegúrate de incluir una variedad de opciones saludables, como:

  • Salmón
  • Bagre
  • Bacalao
  • Arenque
  • Atún enlatado “light” (atún claro)
  • Atún blanco (albacora), hasta 6 onzas por semana

Evita comer pescado que contenga concentraciones altas de mercurio, especialmente pez espada, blanquillo, tiburón y caballa. El mercurio es un metal nocivo para el desarrollo del bebé.

Toma muchos líquidos.
Cuando amamantas, tu cuerpo necesita líquidos adicionales, como agua y leche descremada o semidescremada. 

  • Trata de tomar un vaso de agua cada vez que amamantes al bebé.
  • Limita o evita las bebidas que contengan mucha cafeína o azúcar adicional.

Si decides tomar bebidas alcohólicas, sigue estos consejos de seguridad.

  • Espera hasta que el bebé tenga por lo menos 3 meses de nacido y la lactancia materna esté bien establecida.
  • Bebe con moderación. Se recomienda que las mujeres no tomen más de un trago al día.
  • Planea de antemano cómo le darás de comer al bebé si tiene hambre. Por ejemplo, sácate un poco de leche con una bomba extractora antes de beber alcohol.
  • No amamantes al bebé hasta que hayan transcurrido por lo menos 4 horas después de haber tomado una bebida alcohólica. Si no esperas ese tiempo, el alcohol que tengas en la sangre pasará a la leche materna.

¿Para quién es la información que estás buscando hoy?

myhealthfinder