Pasos sencillos para mantenerte activa durante el embarazo

In English

La actividad física es importante para todas las personas, incluso las mujeres embarazadas. Hacer actividad física con regularidad durante el embarazo puede ayudarte a sentirte más cómoda durante este período de tiempo. También puede reducir el riesgo de complicaciones durante el embarazo.

Si ya realizabas actividad física antes del embarazo, es saludable seguir haciéndolo. Si no lo hacías, nunca es tarde para comenzar.

Antes de comenzar…

Habla con el doctor sobre cómo mantenerte activa durante el embarazo. Siempre y cuando no haya una razón médica para que evites la actividad física durante el embarazo, puedes comenzar o continuar haciendo actividad física moderada.

Intenta hacer actividad aeróbica moderada durante 2 horas y media a la semana.

  • Si no hacías ejercicio antes, comienza lentamente. Divide la actividad en bloques de 10 minutos.
  • Escoge actividades aeróbicas —que hagan latir más rápido el corazón—, como caminar a paso rápido, bailar, nadar o barrer las hojas del jardín. Debes poder sostener una conversación mientras haces estas actividades.
  • Asegúrate de tomar mucha agua antes, durante y después de hacer ejercicio.
  • Tómate un descanso si tienes dificultad para respirar o te sientes incómoda.

Sigue estos consejos cuando hagas ejercicios para fortalecer los músculos.

  • No te esfuerces por levantar pesas grandes, sino que trata de hacer más repeticiones con pesas más livianas. También puedes usar latas de alimentos en vez de pesas.
  • No aguantes la respiración cuando hagas ejercicio. Deja salir el aire al levantar las pesas y toma aire cuando relajes los músculos.
  • Evita los ejercicios que te puedan causar tensión en la parte inferior de la espalda.

Evita las actividades de alto riesgo.

  • Después del primer trimestre (12 semanas) del embarazo, evita hacer ejercicios en los que tengas que acostarte boca arriba.
  • No hagas actividades que aumenten el riesgo de caerte, como practicar el esquí alpino o montar a caballo.
  • Evita los deportes en los que puedas recibir un golpe en el estómago, como el basquetbol o el fútbol.

Otros temas que te pueden interesar:

Última revisión del contenido: 30 de septiembre de 2014 Revisión de contenido

¿Para quién es la información que estás buscando hoy?

myhealthfinder