Protege a tu familia del radón (un gas radioactivo que se encuentra en las casas y que puede causar cáncer de pulmón)

In English

El radón es un gas radioactivo natural que no se puede ver, oler ni probar. Normalmente hay muy poco radón al aire libre, pero a veces este gas puede acumularse en concentraciones peligrosas dentro de las casas.

Si se inhala demasiado radón por mucho tiempo puede causar cáncer de pulmón, especialmente en las personas que fuman.

Si inhalas demasiado radón no te sentirás enfermo ni tendrás síntomas de inmediato. Hacer la prueba para detectar el radón es la única forma de saber si existe este problema en tu casa.

Una de cada 15 casas en los Estados Unidos tiene concentraciones peligrosas de radón que hay que reducir. Si las concentraciones de radón de tu casa son altas, puedes tomar medidas para solucionar este problema.

Haz la prueba de corto plazo para detectar radón en tu casa.

Hacer la prueba para detectar radón en casa es fácil y no cuesta mucho. Tú mismo puedes hacerla o puedes contratar a alguien que la haga. Si vives en una casa alquilada, pídele al propietario que haga la prueba.

Hay 2 tipos principales de estuches para hacer la prueba de radón. Las pruebas de corto plazo duran entre 2 y 90 días. Las de largo plazo duran más de 90 días. Comienza con una de corto plazo.

  • Haz la prueba en el nivel más bajo de la casa en que las personas pasen tiempo. Si tu familia pasa tiempo en el sótano —por ejemplo, si lo usa como cuarto de juegos— entonces haz la prueba allí. Si solo usan el sótano para almacenar cosas, haz la prueba en la planta baja.
  • Puedes comprar estuches para hacer la prueba en una ferretería. Para pedir un estuche por teléfono, llama a la línea nacional del radón, al 1–800–767–7236 (1–800–SOS–RADON).
  • Si las concentraciones de radón en tu casa son de 4 o más, es hora de hacer algo para resolver el problema. Sin embargo, como ninguna cantidad de radón es inofensiva, quizá te convenga tomar las medidas del caso incluso si las concentraciones son inferiores a 4.

Si las concentraciones de radón de tu casa son de 4 o más, vuelve a hacer la prueba.

Las concentraciones de radón de tu casa pueden cambiar. La mejor manera de saber hasta qué punto llegan con el paso del tiempo es hacer la prueba de largo plazo.

  • Si las concentraciones de radón son muy altas o tienes prisa por saber el resultado, vuelve a hacer la prueba de corto plazo.
  • Si las concentraciones de radón se acercan a 4 y tienes tiempo, haz la prueba de largo plazo.

Si tu casa tiene concentraciones de radón de 4 o más, haz lo necesario para resolver el problema.

Si dos pruebas de detección de radón muestran que las concentraciones de este gas en tu casa son de 4 o más, haz un plan para tomar las medidas necesarias. Tal vez quieras hacerlo también si las concentraciones están entre 2 y 4.

  • Asegúrate de contratar a un profesional calificado para solucionar el problema del radón. Conviene pedir por lo menos dos cotizaciones.
  • Si necesitas ayuda para hallar un profesional calificado, visita http://www.epa.gov/radon/whereyoulive.html (en inglés).

Más información sobre el radón:

Otros temas que te pueden interesar:

Última revisión del contenido: 31 de enero de 2015 Revisión de contenido

¿Para quién es la información que estás buscando hoy?

myhealthfinder