U.S. Department of Health and Human Services

Consejos para los padres: Cómo prevenir el acoso escolar

Consejos para los padres: Cómo prevenir el acoso escolar

El acoso escolar es una situación en la que un niño trata de maltratar a otro física o emocionalmente. Los niños que acosan a otros usan su poder (como el poder de ser “populares” o fuertes físicamente) para controlar o maltratar a otros. Este tipo de acoso generalmente sucede una y otra vez.

Hay varios tipos de acoso. El acoso puede ser:

  • Físico (por ejemplo, golpear o empujar)
  • Verbal (por ejemplo, insultar o burlarse)
  • Social (por ejemplo, difundir rumores o excluir intencionalmente a una persona de una actividad)

El acoso escolar puede suceder en persona, por Internet o a través de otros tipos de tecnología (por ejemplo, los teléfonos celulares). Habla con tu hijo sobre el acoso escolar antes de que veas signos de que hay un problema.

Dile a tu hijo por qué estás preocupado sobre el acoso escolar.

  • “Es difícil saber qué hacer si alguien te acosa. Si alguna vez tienes un problema, podemos decidir juntos qué hacer”.
  • “En nuestra familia creemos que todo el mundo merece respeto. Si te burlas de otros niños, los excluyes de juegos a propósito, o los empujas y los golpeas, no los estás tratando con respeto".

Juega con tu hijo a “Qué harías si…”
Hazle preguntas como estas: “¿Qué harías si… 

  • …ves que alguien se está burlando de otro niño?”
  • …alguien te envía un mensaje de texto cruel?”
  • …hieres los sentimientos de alguien?”

Presta atención a los signos de alerta del acoso escolar.
Habla con tu hijo sobre lo que pasa en la escuela. Tu hijo podría ser víctima de acoso escolar si:

  • No quiere ir a la escuela.
  • Tiene cortaduras o moretones.
  • Se ve triste o ansioso.
  • Se queja de dolores de cabeza o de estómago.

Es posible que tu hijo esté acosando a otros niños si:

  • Tiene dificultad para controlar la ira.
  • Es muy brusco o agresivo.
  • Se mete en problemas en la escuela.
  • Tiene amigos que están acosando a otros niños.

No te quedes callado si notas signos de alerta del acoso escolar.

  • Habla con el maestro de tu niño o con el consejero de la escuela si crees que tu niño está participando en algún tipo de acoso escolar.
  • Si tu niño acosa a otros, quizá necesite ayuda para aprender a controlar la ira u otros problemas.
  • Si tu niño es víctima de acoso escolar, anímalo a pedirle ayuda a un maestro o al consejero de la escuela. No olvides que pelear para defenderse no es una buena forma de lidiar con el acoso escolar.

Busca más información sobre el acoso escolar.
Habla con otros padres de familia y con personas de la escuela de tu hijo para saber cómo manejar el acoso escolar.

  • Averigua cuáles son las normas de la escuela respecto al acoso escolar.
  • Pregúntales a otros padres cómo les ayudan a sus hijos a mantenerse seguros en las redes sociales.
  • Si tienes teléfono inteligente, descarga la aplicación KnowBullying de http://store.samhsa.gov/apps/bullying, en la cual hallarás ejemplos sobre cómo iniciar la conversación con tu hijo sobre este tema.