U.S. Department of Health and Human Services

Cuida de tu salud en la vejez

Información general

Información general: Introducción

Puedes tomar medidas para mantenerte sano e independiente a medida que envejeces. Es importante que hagas lo siguiente:

  • Mantener la mente y el cuerpo activos
  • Consumir alimentos saludables
  • Hacerte chequeos médicos con regularidad 
  • Tomar medidas para evitar accidentes

Recuerda que nunca es tarde para hacer cambios saludables.

Si deseas más información sobre cómo mantenerte sano a medida que envejeces, visita el sitio web del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento.

Mantente activo para vivir más y mejor.
La actividad física puede ayudarte a:

  • Reducir el riesgo de sufrir diabetes, enfermedades del corazón, derrame cerebral y algunos tipos de cáncer
  • Evitar las caídas y otras lesiones
  • Llevar una vida independiente durante más tiempo
  • Prevenir la depresión

Mira cómo la actividad física te puede ayudar a realizar las actividades de todos los días [PDF, 864 KB] (en inglés).

Siguiente sección 1 de 9 secciones

Toma acción

Toma acción: Mantente activo

Estas medidas te ayudarán a llevar una vida más sana.

Mantén el cuerpo activo.
Mantenerte activo a medida que envejeces es una de las mejores cosas que puedes hacer por tu salud.

  • Realiza actividades aeróbicas moderadascomo caminar, nadar o barrer las hojas caídas de los árboles. Trata de dedicar a estas actividades 2 horas y media a la semana. 
  • Para obtener los mejores beneficios de salud, haz por lo menos 10 minutos seguidos de actividad aeróbica.
  • Si no puedes hacer más de 10 minutos seguidos de ejercicio, haz 10 minutos de ejercicio varias veces al día.

También es importante lo siguiente:

Si tienes un problema médico, haz el ejercicio que puedas. Pregúntale al doctor qué actividades te convienen más.

Siguiente sección Sección anterior 2 de 9 secciones

Toma acción: Come alimentos saludables

Consume una alimentación saludable.
Consumir alimentos saludables siempre es importante, independientemente de cuántos años tengas. Nunca es tarde para hacer cambios saludables.

Pon en práctica estos consejos:

  • Consume muchas frutas y verduras de diferentes colores.
  • Asegúrate de que los granos que consumas sean integrales, por ejemplo, arroz integral y trigo integral.
  • Toma leche descremada o semidescremada y consume otros productos lácteos que contengan poca grasa.
  • Consume mariscos, carnes magras, aves y otras fuentes saludables de proteínas, como huevos, frijoles y nueces.
  • Evita las grasas saturadas y trans, el colesterol y los alimentos con azúcar adicional.
  • Limita el consumo de sal. Esta lista de compras te servirá para hallar alimentos que contengan poco sodio.

Más consejos e ideas para consumir una alimentación saludable a medida que pasan los años.

Siguiente sección Sección anterior 3 de 9 secciones

Toma acción: Deja de fumar

Si fumas, deja de hacerlo.
Dejar de fumar es una de las cosas más importantes que puedes hacer por tu salud. Llama al 1-800-784-8669 si deseas ayuda gratuita para dejar de fumar.

Si tienes antecedentes de tabaquismo y fumas ahora o has dejado de fumar en los últimos 15 años, pregúntale al médico acerca de la prueba de detección del cáncer de pulmón.

Siguiente sección Sección anterior 4 de 9 secciones

Toma acción: Hazte chequeos médicos

Hazte chequeos médicos con regularidad.
El doctor o la enfermera te pueden ayudar a mantenerte sano a medida que pasan los años. 

Si tienes Medicare, pide la cita para tu consulta anual con Medicare.

Siguiente sección Sección anterior 5 de 9 secciones

Toma acción: Evita las caídas

Toma estas medidas para evitar las caídas.
Las personas mayores corren más riesgo de lastimarse debido a caídas, incendios en el hogar y accidentes de auto.

Reduce el riesgo de caerte.
Sigue estos 4 consejos para reducir el riesgo de caídas:

Siguiente sección Sección anterior 6 de 9 secciones

Toma acción: Detectores de humo

Pon detectores de humo en cada piso de la casa.
Las personas mayores corren más riesgo de tener incendios en la casa. Por tu seguridad, instala detectores de humo en cada piso.

Si es posible, usa detectores de humo de larga vida. Estos detectores usan pilas de litio y duran más que los detectores de humo normales. También tienen un botón para silenciarlos en caso de falsa alarma.

Si usas detectores de humo corrientes, cámbiales la pila cada año. (Para que no te olvides de hacerlo, se recomienda cambiar las pilas de los detectores de humo en el otoño, el mismo día en que se cambia la hora de los relojes).

Sigue estos consejos sobre los detectores de humo:

  • Verifica una vez al mes el funcionamiento de los detectores de humo. Para hacerlo, oprime el botón de prueba.
  • Pon detectores de humo en cada piso de la casa y cerca de los lugares en que duerme tu familia.
  • No te olvides de poner un detector de humo en el sótano.
  • Cambia el detector de humo por uno nuevo si el actual no pasa la prueba o si tiene más de 10 años. 
  • Desempolva los detectores de humo con un paño o con la aspiradora cada vez que les cambies las pilas.

Lee esta información adicional sobre los detectores de humo.

Siguiente sección Sección anterior 7 de 9 secciones

Toma acción: Conduce con cuidado

Mantente atento a cambios que puedan afectar tu manera de conducir.
El hecho de estar envejeciendo no significa que te conviertas en un mal conductor. Sin embargo, hay cambios que vienen con la edad que hacen que sea más difícil conducir de manera segura. Es posible que tengas problemas para ver bien de noche o que te sea más difícil reaccionar rápidamente para evitar un accidente.

Aquí te damos unos consejos para mantenerte seguro al conducir:

  • Hazte revisar los ojos y los oídos con regularidad.
  • Siempre debes ponerte el cinturón de seguridad.
  • Maneja por calles que conozcas.

Más información sobre los conductores de la tercera edad.

Siguiente sección Sección anterior 8 de 9 secciones

Toma acción: Apoyo del cuidador

Busca apoyo si cuidas a una persona enferma o discapacitada.
El cuidador es una persona que le ayuda a un pariente, un amigo o un vecino enfermo o discapacitado.

Ser cuidador puede ser estresante. Si eres cuidador, busca apoyo de otras personas y dedica tiempo para cuidarte.

Sección anterior 9 de 9 secciones