U.S. Department of Health and Human Services

La historia de Ana

Una mujer joven mira de frente

Yo antes pensaba que la diabetes es una enfermedad que sólo le da a uno de mayor, y que por ahora no tenía de qué preocuparme. Por esta razón, cuando mi doctor me dijo que me podría dar diabetes si no me cuidaba, pensé que él se había equivocado. ¡Hasta le pregunté si estaba seguro que los resultados que tenía en sus manos eran los míos!

Otra sorpresa que me dio el doctor fue decirme que yo podía tomar varios pasos para prevenir o retrasar el desarrollo de la diabetes. Aunque como alimentos saludables y me mantengo activa trabajando en mi jardín, mi doctor me dijo que había muchas otras cosas que podía hacer para prevenir la diabetes tipo 2.

El perder un poco de peso y mantenerme en un peso más saludable me ayuda a reducir mi riesgo de desarrollar esta enfermedad. También trato de comer alimentos saludables para ayudar a controlar el colesterol y la presión de la sangre.

Ahora disfruto mi jardín aún más. Cosecho todo tipo de vegetales y hierbas y me gusta saber que también estoy haciendo algo bueno para mi salud. Pero el mejor placer es saber que el control de mi salud está en mis manos.