U.S. Department of Health and Human Services

La historia de Evelyn

Una niña de cabello rizado abraza a su madre

A nadie le gusta escuchar la palabra “cáncer”. A mi madre le dio cáncer de seno y fue un tiempo muy difícil para la familia. Ahora, ella está sana y superó su cáncer, pero mi familia está preocupada por mí.

Aunque yo soy joven y no tengo síntomas, la preocupación de mi familia es muy válida. A mi madre le encontraron el cáncer de seno en una etapa avanzada. Después de ver por todo lo que ella pasó, quiero hacer todo lo que está en mis manos para que mi familia no tenga que pasar por lo mismo.

Lo primero que hice fue hacer una cita para hablar con mi doctor sobre la historia de salud de mi familia y mi riesgo de desarrollar cáncer de seno. Él me explico que hay pruebas de detección para ayudar a detectar el cáncer de seno a tiempo. También me dijo que si mis resultados indican que tengo un alto riesgo de desarrollar la enfermedad, hay medicamentos que puedo tomar para reducir mi riesgo.

Aunque hubiera preferido no tener que tomar tantas precauciones, siento un alivio de las cosas que puedo hacer para evitar esta enfermedad. Mi familia también se siente más tranquila, ¡y eso me hace sentir muy bien!