U.S. Department of Health and Human Services

La historia de Nelson

Un hombre con camisa azul mira de frente cruzado de brazos

Nunca me hubiera imaginado que yo tenía la presión arterial alta. Toda mi vida, me aseguré de vivir una vida saludable. En cuanto sabía que algo era malo para la salud, dejaba de hacerlo. Dejé de fumar cigarrillos y puros por completo, a pesar de que sólo fumaba de vez en cuando. Trato de comer una variedad de alimentos para la salud de mi corazón y me mantengo activo casi todos los días.

Mi estilo de vida me ha protegido contra varias enfermedades y, si me enfermo, me recupero enseguida. Mis amigos bromean que soy el hombre invencible. Aun así, en el mercado cerca de mi casa, me sorprendí cuando me medí la presión de la sangre usando la máquina y ésta señaló que tenía la presión alta.

Inmediatamente hice una cita con el doctor. Me quedé igual de sorprendido cuando mi doctor confirmó lo que había mostrado la maquina en la tienda. Yo tenía la presión arterial alta, y esto me ponía en riesgo de sufrir enfermedades del corazón.

Mi doctor me dijo que había mucho que yo podía hacer para mantener mi corazón saludable. Después de mi cita, empecé a tomar ciertos pasos además de lo que ya hacía para cuidar mi corazón. Por ejemplo, trato de tomar alcohol sólo en moderación para ayudar a bajar la presión de la sangre. Ahora que estoy en control nuevamente, ¡mis amigos me pueden seguir llamando el hombre invencible!