Se reduce precipitadamente la tasa de nacimientos entre adolescentes de EE. UU., según un informe

Desde 1991, la tasa se ha reducido casi a la mitad, hallan las autoridades de salud

Por Kathleen Doheny
Reportero de Healthday

JUEVES, 23 de mayo (HealthDay News) -- Las tasas de nacimientos entre adolescentes de EE. UU. descienden marcadamente, sobre todo entre las adolescentes hispanas, según un nuevo informe del gobierno.

En general, la tasa de nacimientos entre adolescentes de 15 a 19 años de edad se redujo casi a la mitad entre 1991 y 2011, de alrededor de 62 nacimientos por cada mil adolescentes a 31 nacimientos por cada mil.

De 2007 a 2011, el periodo más reciente estudiado, las tasas se redujeron en un 25 por ciento, de 41.5 a alrededor de 31.

En ese periodo, las tasas se redujeron al menos un 30 por ciento en siete estados, y Arizona y Utah experimentaron un descenso del 35 por ciento, señaló Brady Hamilton, estadista del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de EE. UU. y coautor del informe, que fue publicado el jueves.

Todos los estados menos dos (Dakota del Norte y Virginia Occidental) reportaron descensos de por lo menos un 15 por ciento, hallaron los investigadores. Dieron seguimiento a los nacimientos vivos, no a los embarazos.

"Es una buena noticia", aseguró Hamilton. "Pero muestra que aún hay mucho que examinar y que hacer".

Cuando el equipo de Hamilton observó las tasas de nacimientos según la etnia, el declive fue más marcado entre las hispanas, con unos descensos promedios del 34 por ciento en general durante el periodo de 2007 a 2011. En el pasado, las adolescentes hispanas tenían una tasa de nacimientos más alta. Por ejemplo, en 2007, su tasa era un 21 por ciento más alta que la de las adolescentes negras. Para 2011, la tasa para las adolescentes hispanas era apenas un 4 por ciento más alta.

En el periodo más reciente estudiado, las tasas de nacimientos entre las adolescentes negras declinaron en un 24 por ciento, mientras que las adolescentes blancas mostraron un descenso del 20 por ciento.

"Todavía hay áreas en que los nacimientos entre adolescentes son frecuentes, y hay que examinarlo con más detalle", planteó Hamilton. Por ejemplo, los legisladores estatales podrían utilizar la información para abordar los cambios en los programas educativos.

Los declives de mayor tamaño se hallaron por lo general en los estados del sureste, los montañosos y los del Pacífico, así como en la parte superior del oeste medio.

El estudio no entró en los motivos del declive. Sin embargo, los expertos atribuyen los declives a unos potentes mensajes de prevención del embarazo adolescente, a un mayor uso de los anticonceptivos en la primera experiencia sexual y al uso de métodos anticonceptivos dobles, como condones más la píldora.

El informe es un motivo de alegría, pero no para pensar que el problema se ha resuelto, advirtió un experto que no participó en el estudio. El nuevo hallazgo "subraya el sorprendente avance que ha tenido el país", aseguró Bill Albert, jefe del programa de la Campaña Nacional para la Prevención de los Embarazos Adolescentes y No Planificados (National Campaign to Prevent Teen and Unplanned Pregnancy), una organización sin fines de lucro con sede en Washington, D.C.

Albert dijo que aunque el avance sea muy bueno, es importante darse cuenta de que "nuestras tasas todavía son más altas que las de otros países".

Por ejemplo, según los datos de la Organización de las Naciones Unidas de 2009 a 2010, la tasa de nacimientos adolescentes de Japón es de 4.9 por cada mil. En los Países Bajos, es de 5.3, alrededor de seis veces menor que la de EE. UU.

Albert considera que muchos factores explican el declive en las tasas de nacimientos adolescentes. "Esas tasas han bajado debido a una combinación mágica de menos sexo y más anticonceptivos", dijo Albert. Más adolescentes retrasan las relaciones sexuales, persuadidos por la educación sexual o por sus padres, y un mayor número de ellos usan anticonceptivos, apuntó.

El efecto paritario tiene que ver, aseguró. Cuando los adolescentes escuchan que sus amigos retrasan las relaciones sexuales o utilizan anticonceptivos, esto les influye.

También está el "efecto MTV". Los programas en que salen madres adolescentes muestran las dificultades del embarazo y de ser padres, señaló Albert.

"Realmente muestran los desafíos del embarazo y la paternidad precoces", comentó. Su organización encargó encuestas para preguntar a los adolescentes qué piensan de estos programas. "La gran mayoría dice que esos programas son aleccionadores, no lascivos", dijo.

Albert enfatizó que los esfuerzos por reducir los nacimientos adolescentes deben continuar, o con toda certeza las tasas volverán a aumentar.

Más información

Para tomar la prueba del día nacional para la prevención del embarazo adolescente, visite la Organización Nacional para la Prevención de los Embarazos Adolescentes y No Planificados.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Brady Hamilton, Ph.D., statistician, U.S. National Center for Health Statistics, Hyattsville, Md.; Bill Albert, chief program officer, National Campaign to Prevent Teen and Unplanned Pregnancy, Washington, D.C.; May 2013, National Center for Health Statistics data brief, Declines in State Teen Birth Rates by Race and Hispanic Origin

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.