Un estudio confirma que, para las víctimas de un ACV, cada minuto es importante

Un tratamiento rápido mejora las probabilidades de supervivencia y movilidad, hallan unos investigadores

MARTES, 18 de junio (HealthDay News) -- Para las víctimas de un accidente cerebrovascular (ACV), 15 minutos pueden plantear la diferencia entre la vida y la muerte, halla un estudio reciente.

Un tratamiento rápido con un trombolítico reduce el riesgo de los pacientes de ACV de muerte en el hospital y aumenta sus probabilidades de poder volver a caminar y de regresar a casa al ser dados de alta del hospital, según el estudio, que aparece en la edición del 19 de junio de la revista Journal of the American Medical Association.

"Estos hallazgos respaldan los esfuerzos intensivos por acelerar la presentación del paciente y hacer más eficientes a los sistemas regionales y hospitalarios de atención del ACV para reducir el tiempo que se tarda [hasta el inicio del tratamiento]", señalaron en un comunicado de prensa de la revista el Dr. Jeffrey Saver, de la Facultad de Medicina David Geffen de la Universidad de California, y colegas.

Los investigadores examinaron datos de más de 58,000 pacientes que sufrieron un ACV isquémico (en que el flujo sanguíneo al cerebro se bloquea) y que fueron tratados con activadores del plasminógeno tisular (APT) trombolíticos en un plazo de cuatro horas y media tras el inicio de los síntomas de ACV. Los pacientes fueron tratados en casi 1,400 hospitales de EE. UU. entre 2003 y 2012.

El tiempo promedio entre el inicio de los síntomas y el tratamiento fue de dos horas y 24 minutos. El 9 por ciento de los pacientes fueron tratados en un plazo de 90 minutos, el 77 por ciento fueron tratados entre 91 y 180 minutos tras el inicio de los síntomas de ACV, y alrededor del 14 por ciento fueron tratados entre 181 y 270 minutos tras el inicio de los síntomas.

Entre los factores asociados con un menor tiempo entre el inicio de los síntomas y el tratamiento se hallaban una mayor gravedad del ACV, la llegada de la ambulancia y la llegada al hospital en el horario regular.

Casi el 9 por ciento de los pacientes murieron en el hospital, el 5 por ciento tuvieron sangrado dentro del cráneo (hemorragia intracraneal), el 33 por ciento podían caminar cuando fueron dados de alta del hospital y el 38 por ciento fueron dados de alta y volvieron a casa.

Por cada quince minutos menos para el inicio de la terapia con APT, los pacientes tenían menos probabilidades de morir o de sufrir una hemorragia intracraneal, y eran más propensos a caminar y a ser enviados a casa tras el alta hospitalaria, según el estudio.

Por ejemplo, los pacientes con un periodo de espera entre el inicio de los síntomas y el tratamiento de 90 minutos tenían un 26 por ciento menos de probabilidades de morir, un 28 por ciento menos de probabilidades de sufrir una hemorragia intracraneal, un 51 por ciento más de probabilidades de poder caminar y un 33 por ciento más de probabilidades de ser dados de alta y enviados a casa, en comparación con los que tuvieron un periodo de espera entre el inicio de los síntomas y el tratamiento de 181 a 270 minutos.

Más información

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular de EE. UU. ofrece más información sobre los accidentes cerebrovasculares y sus tratamientos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTE: Journal of the American Medical Association, news release, June 18, 2013

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.