Los inmigrantes ilegales utilizan una parte pequeña del dinero de la atención de salud en EE. UU., halla un estudio

Los resultados sugieren que tienen un acceso insuficiente a la atención, señalan los investigadores

MIÉRCOLES, 19 de junio (HealthDay News) -- Los inmigrantes ilegales suponen apenas el 1.4 por ciento del gasto en salud de Estados Unidos, y tienen unos costos de atención de salud más bajos que los residentes legales o los ciudadanos nacionalizados o nacidos en EE. UU., según un estudio reciente.

Esto sugiere que tienen un acceso insuficiente a la atención de salud, concluye el autor del estudio, Jim Stimpson, director del Centro de Políticas de Salud del Centro Médico de la Universidad de Nebraska.

Los investigadores analizaron datos de 2000 a 2009, y hallaron que los ciudadanos nacidos en EE. UU. gastaron un billón de dólares en la atención de salud en ese periodo. El gasto de todos los inmigrantes, legales e ilegales, fue de 96.7 mil millones, y los inmigrantes ilegales apenas gastaron 15.4 mil millones de ese total, hallaron los investigadores.

"Hoy en día, los inmigrantes indocumentados y las personas que inmigraron hace menos de cinco años tienen pocas opciones de acceso a la atención de salud a través de los programas públicos, dejándoles la única opción de pagar de su bolsillo o de conseguir seguro privado", apuntó Stimpson en un comunicado de prensa de la universidad.

Alrededor del 6 por ciento de los inmigrantes ilegales recibieron atención por la cual los proveedores no fueron reembolsados, frente al 2.8 por ciento de los ciudadanos nativos de EE. UU. Esto podría deberse a que los inmigrantes son mucho más propensos a carecer de seguro de salud, señaló Stimpson.

Señaló que los hallazgos, que aparecen en la edición de junio de la revista Health Affairs, reflejan un historial de políticas que bloquean el acceso a la atención para los inmigrantes ilegales.

La red de seguridad disponible para los inmigrantes incluye las salas de emergencia de los hospitales y los centros de salud federalmente cualificados, pero ese tipo de acceso limitado resulta insuficiente, anotaron los investigadores.

"Esas políticas sencillamente han movido la carga financiera de pagar por la atención de los inmigrantes, y potencialmente han puesto la salud pública en riesgo, cuando los que tienen enfermedades infecciosas retrasan el tratamiento para sus afecciones", advirtió Stimpson.

Apuntó que los inmigrantes ilegales deben recibir acceso a los servicios preventivos y de tratamiento para las enfermedades infecciosas y el mercado del seguro de salud.

Más información

El Departamento de Seguridad de EE. UU. ofrece estadísticas sobre los inmigrantes en EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTE: University of Nebraska Medical Center, news release, June 14, 2013

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.