Unos nuevos tratamientos se muestran promisorios contra la gonorrea resistente a los medicamentos

Los resultados del estudio fueron impresionantes, pero los expertos señalan que aún se necesitan otras opciones

LUNES, 15 de julio (HealthDay News) -- Dos nuevos tratamientos promisorios contra la gonorrea podrían ayudar a combatir la expansión de las cepas resistentes a los fármacos de la bacteria de transmisión sexual, según un nuevo estudio del gobierno de EE. UU.

Los dos regímenes antibióticos usan medicamentos existentes en combinaciones nuevas: gentamicina inyectable con pastillas de azitromicina, o pastillas de gemifloxacina con pastillas de azitromicina.

La gonorrea es una de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más comunes en EE. UU. Se calcula que cada año hay más de 800,000 infecciones nuevas, según los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU. Si no se trata, puede conducir a problemas en la próstata y en los testículos para los hombres, y de infertilidad para las mujeres. Por ese motivo, la creciente resistencia antibiótica es un problema grave.

El estudio del gobierno de EE. UU. incluyó a más de 400 hombres y mujeres de 15 a 60 años de edad, con una infección de gonorrea no tratada. La combinación de gentamicina inyectable y azitromicina oral tuvo una efectividad del 100 por ciento al curar las infecciones genitales de gonorrea, mientras que la combinación de pastillas de gemifloxacina y azitromicina tuvo una efectividad del 99.5 por ciento. Ambas combinaciones curaron el 100 por ciento de las infecciones de la garganta y del recto, anotaron los investigadores.

Sin embargo, muchos pacientes en ambas ramas del estudio reportaron efectos secundarios desagradables, como náuseas, diarrea e incomodidad o dolor abdominal, o vómitos.

El estudio, que será presentado esta semana en la reunión anual de la Sociedad Internacional para la Investigación de las Enfermedades de Transmisión Sexual (International Society for Sexually Transmitted Diseases Research) en Viena, Austria, fue llevado a cabo por los CDC y los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.

"Los resultados de este ensayo son un paso emocionante en la dirección correcta en la lucha contra la gonorrea resistente a los fármacos", aseguró en un comunicado de prensa de los CDC la Dra. Gail Bolan, directora de la división de prevención de las ETS de la agencia. "Pero los pacientes necesitan más opciones orales con menos efectos secundarios. Es imperativo que los investigadores y las compañías farmacéuticas hagan prioritaria la investigación para seguir investigando fármacos y combinaciones de fármacos nuevas, efectivas y mejor toleradas".

Unas medidas adicionales para controlar la gonorrea resistente son esenciales, planteó en el comunicado de prensa el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas del NIH. "Por ejemplo, una prueba de susceptibilidad a un fármaco en el punto de atención ayudaría a los proveedores a saber, en el momento del diagnóstico, cuál régimen sería el más efectivo", comentó.

"Se necesita urgentemente avanzar hacia una vacuna", añadió Fauci.

Los hallazgos no cambian las directrices actuales para el tratamiento de la gonorrea. Los CDC recomiendan un solo régimen de tratamiento de primera línea: la ceftriaxona inyectable, en combinación con uno de otros dos antibióticos en forma de pastilla, ya sea la azitromicina o la doxiciclina. Esa terapia tiene una alta efectividad para tratar la gonorrea, y causa efectos secundarios limitados.

La ceftriaxona pertenece a la misma clase de antibióticos que la cefixima, una pastilla que perdió su efectividad contra la ETS. A principios de año, unos investigadores canadienses reportaron sobre un estudio de casi 300 personas infectadas con Neisseria gonorrhoeae que halló una tasa de fracaso en el tratamiento de casi un 7 por ciento entre los pacientes tratados con cefixima. El agosto pasado, los CDC aconsejaron a los médicos que dejaran de usar cefixima para tratar la gonorrea, y que en su lugar utilizaran ceftriaxona inyectable.

Sin embargo, los médicos podrían considerar usar los tratamientos evaluados en este nuevo estudio como opciones alternativas cuando la ceftriaxona no se pueda utilizar, como, por ejemplo, en el caso de una alergia grave, plantearon los CDC. La agencia señala que considerará los hallazgos del estudio para su inclusión en las futuras directrices de tratamiento.

Para ayudar a prevenir la gonorrea, las personas sexualmente activas deben usar condones de forma constante y correcta, y limitar el número de parejas sexuales, apuntan los CDC.

Los datos y las conclusiones de las investigaciones presentadas en reuniones médicas se deben considerar como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

El Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas tiene más información acerca de la gonorrea.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTE: U.S. Centers for Disease Control and Prevention, news release, July 15, 2013

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.