Muchos pacientes reciben pruebas del corazón innecesarias, según mantiene un estudio

La mayoría de los ecocardiogramas no producen ningún cambio en la atención médica de los pacientes, de modo que no son clínicamente útiles, según los investigadores

Por Steven Reinberg
Reportero de Healthday

LUNES, 22 de julio (HealthDay News) -- Muchos pacientes se hacen pruebas del corazón llamadas ecocardiogramas de forma innecesaria, según los investigadores del Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas, en Dallas.

Los ecocardiogramas (unas pruebas de ultrasonido no invasivas que revelan qué tan bien está funcionando el corazón) son seguros, pero la mayoría de los pacientes que se someten a ellos no experimentan ningún cambio en su tratamiento. Por lo tanto, no son útiles desde un punto de vista clínico, según los investigadores.

"La mayoría de los ecocardiogramas son apropiados según las directrices actuales", afirmó la investigadora principal, la Dra. Susan Matulevicius, profesora asistente en la división de cardiología del centro médico. "Pero nadie ha examinado lo que hace el ecocardiograma para cambiar el tratamiento del paciente".

"Si seguimos usando los ecocardiogramas a todas horas simplemente porque podemos y no vamos a hacer nada luego con esa información, estamos gastando un dinero en la atención de la salud que podría haberse destinado a otra persona", afirmó Matulevicius.

Sin embargo, no todos los expertos en el corazón están de acuerdo con estas conclusiones, que fueron publicadas en línea el 22 de julio en la revista JAMA Internal Medicine.

Los ecocardiogramas cuestan entre 100 y 1,000 dólares, en función de en qué parte de Estados Unidos se realicen, y suponen casi la mitad de los servicios que usan imágenes cardiacas realizados en el país, según el estudio. En 2010, los ecocardiogramas supusieron un gasto de más de 1.100 millones de dólares (el 11 por ciento) de los costos totales de las imágenes de Medicare, indicaron los investigadores.

Se podrían ahorrar millones de dólares al año si solo se realizaran a los pacientes que realmente los necesiten, afirmó Matulevicius.

Para realizar el estudio, los investigadores revisaron los datos de 535 pacientes que se sometieron a ecocardiogramas en el Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas en abril de 2011. Hallaron que apenas una de cada tres pruebas resultó en un cambio en la atención del paciente.

Según el estudio, casi la mitad resultaron en la continuación de la actual atención médica del paciente.

Los hallazgos sugieren que "las actuales directrices tienen limitaciones", afirmó Matulevicius.

Los ecocardiogramas son adecuados para muchos pacientes, como pueden ser los que sufren de insuficiencia cardiaca, explicó. No obstante, muchos pacientes se hacen la prueba porque está disponible fácilmente y su médico desea hacerla como algo de rutina.

Matulevicius señaló que no deberían pedirse las pruebas de diagnóstico a menos que fuera probable que cambiaran la atención prestada al paciente. "Una prueba de diagnóstico puede darnos información, pero no tiene necesariamente un impacto en la atención médica del paciente", indicó.

Los pacientes deberían preguntar a los médicos por qué quieren realizar una prueba en concreto y qué es lo que esperan obtener de la misma, aconsejó.

"Ser un consumidor más informado es importante y también permite que haya una mejor comunicación entre usted y su médico, para que usted pueda entender lo que está pasando", aclaró.

Un experto expresó su desacuerdo con las conclusiones del estudio. El criterio que los investigadores tuvieron en cuenta (un cambio en la atención médica prestada al paciente) no es una razón definitiva para limitar el uso de los ecocardiogramas, afirmó el Dr. Gregg Fonarow, profesor de cardiología de la Universidad de California, en Los Ángeles, y vocero de la Academia Americana del Corazón (American Heart Association).

"El Colegio Estadounidense de Cardiología (American College of Cardiology) contó con la colaboración de otras sociedades profesionales en la elaboración de los llamados criterios de uso apropiados", aclaró Fonarow. "Estos criterios se están aplicando cada vez más para asegurarse de que se solicitan y se realizan las pruebas de diagnóstico en las situaciones en que resulten más consistentes con las evidencias y las directrices actuales".

Este estudio halló que la gran mayoría de los ecocardiogramas llevados a cabo en un centro médico se hicieron adecuadamente basados en los criterios actuales, señaló.

"No obstante, los criterios que usaron los investigadores para determinar la llamada utilidad clínica no han sido validados y, por tanto, cualquier implicación de este estudio es incierta", concluyó Fonarow.

Más información

Para más información sobre los ecocardiogramas, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Susan Matulevicius, M.D., assistant professor, cardiology, University of Texas Southwestern Medical Center at Dallas; Gregg Fonarow, M.D., professor of cardiology, University of California, Los Angeles, and spokesman, American Heart Association; July 22, 2013, JAMA Internal Medicine, online

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.