Una prueba genética podría ayudar a predecir la agresividad del cáncer de próstata

El hallazgo podría mejorar algún día las tasas de casos de exceso de tratamiento y de tratamiento insuficiente en los hombres, según un estudio

MIÉRCOLES, 11 de septiembre (HealthDay News) -- Una nueva prueba genética podría ayudar a detectar los cánceres de próstata que crecen lentamente y que requerirán de tratamiento, según sugiere un nuevo estudio.

La prueba reveló los niveles de "expresión" de tres genes relacionados con el envejecimiento y se podría usar para predecir si aparentemente un cáncer de próstata que crece lentamente seguirá creciendo a un ritmo lento, de acuerdo con los investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia.

El uso de la prueba de los tres genes junto con las pruebas existentes para determinar la etapa del cáncer podría ayudar a los médicos a determinar mejor si se puede, de forma segura, monitorizar a los hombres con un cáncer de próstata en la etapa inicial y evitar los riesgos potenciales de la extirpación de la próstata u otros tratamientos invasivos, sugirieron los autores.

Los investigadores evaluaron la prueba en 43 pacientes de cáncer de próstata a los que se había monitorizado durante al menos 10 años. Se había diagnosticado a todos los hombres inicialmente un cáncer de riesgo bajo, pero 14 de ellos finalmente desarrollaron un cáncer de próstata avanzado. Esos 14 pacientes fueron detectados correctamente por la prueba de los tres genes, según el estudio, que fue publicado en línea el 11 de septiembre en la revista Science Translational Medicine.

Los investigadores tienen planeado realizar un estudio de mayor tamaño para evaluar la precisión de la prueba.

"La mayoría de los 200,000 cánceres de próstata que se diagnostican cada año en Estados Unidos son de crecimiento lento y lo seguirán siendo, pero el biomarcador de los tres genes podría evitar gran parte de las especulaciones del proceso de diagnóstico y asegurar que los pacientes no reciben un tratamiento excesivo ni insuficiente", afirmó la líder del estudio, Cory Abate-Shen, profesora de oncología urológica en el Centro Médico de la Universidad de Columbia, en un comunicado de prensa de la universidad.

El coautor del estudio, el Dr. Mitchell Benson, catedrático y profesor de urología en el centro médico, explicó lo siguiente en el comunicado de prensa: "El problema de las pruebas existentes es que no podemos detectar el pequeño porcentaje de tumores de crecimiento lento que finalmente se volverán agresivos y se expandirán más allá de la próstata".

En la actualidad, los hombres a los que se diagnostica un cáncer de próstata de riesgo bajo pueden elegir o bien una vigilancia activa, que incluye realizar las pruebas y ser monitorizados con regularidad, pero se corre el riesgo de pasar por alto el momento en que la enfermedad está localizada y se puede curar, o bien un tratamiento agresivo, que puede causar unos efectos secundarios graves, como la incontinencia urinaria y la impotencia.

El Dr. Louis Kavoussi, presidente de urología del Instituto de Urología Arthur Smith del Hospital North Shore-LIJ en New Hyde Park, Nueva York, afirmó que "los hombres a los que se diagnostica un cáncer de próstata al principio se quedan en estado de shock y empiezan a verse como pacientes desesperados y agonizantes. En realidad, la mayoría de los pacientes de cáncer de próstata no mueren por la enfermedad, y una gran parte de los casos se pueden gestionar mediante la observación. Este estudio examina unas nuevas herramientas moleculares que ayudan a definir qué pacientes pueden gestionarse de forma conservadora y evitar así los posibles efectos secundarios y los tratamientos caros".

El Dr. Aaron Katz, catedrático de urología en el Hospital la Universidad de Winthrop en Mineola, Nueva York, comentó: "En el momento actual, está claro que la prueba del APE (antígeno prostático específico) ha detectado muchos casos de cáncer de próstata. Hace años, creíamos que todos los hombres necesitaban tratamiento. La buena noticia es que muchos hombres que tienen estas células anómalas en su próstata podrían no necesitar ningún tratamiento. Con los avances en la genómica y las pruebas del ADN, ahora podemos detectar a los hombres que tienen una enfermedad indolente y evitar así un tratamiento innecesario".

Más información

El Instituto Nacional de Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre el cáncer de próstata.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Columbia University, news release, Sept. 11, 2013; Louis Kavoussi, M.D., chairman of urology, North Shore-LIJ's Arthur Smith Institute for Urology, New Hyde Park, N.Y.; Aaron Katz, M.D., chairman of urology, Winthrop-University Hospital, Mineola, N.Y.

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.