Según un estudio, tras la crisis económica de 2008, el suicidio aumentó en todo el mundo

Se suicidaron unos 5,000 hombres más de lo que normalmente se anticiparía, y las mujeres experimentaron unos aumentos menos marcados

MARTES, 17 de septiembre (HealthDay News) -- Los efectos de la crisis económica mundial de 2008 podrían ser los culpables del aumento en las tasas de suicidio en Estados Unidos y otros países, según un estudio reciente.

Los investigadores analizaron datos de 54 países, y hallaron un aumento pronunciado en los suicidios después del desastre económico. El aumento ocurrió sobre todo entre los hombres, y en los países con los mayores niveles de pérdidas laborales.

Se calcula que, en todo el mundo, ocurrieron 5,000 suicidios más de hombres de lo que normalmente se hubiera anticipado en 2009, según el estudio.

Ese año, la tasa total de suicidios entre los hombres aumentó en un 3.3 por ciento, y los aumentos se observaron sobre todo en 27 países europeos (el 4.2 por ciento) y en 18 países de América del Norte y del Sur (el 6.4 por ciento) incluidos en el estudio, según los hallazgos, que aparecen en la edición en línea del 17 de septiembre de la revista BMJ.

Los mayores aumentos en Europa ocurrieron entre los hombres de 15 a 24 años, y en América entre los hombres de 45 a 64, según un comunicado de prensa de la revista. No hubo un cambio en las tasas de suicidio de las mujeres europeas, mientras que se observó un pequeño aumento entre las mujeres americanas.

En Europa, el mayor aumento en las tasas de suicidios entre hombres (alrededor del 13 por ciento) ocurrió en los estados que habían entrado recientemente a la Unión Europea, como Bulgaria, la República Checa, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia, Rumanía y Eslovenia.

Había datos de 2010 disponibles de 20 países europeos, que mostraban que la tasa de suicidios entre los hombres eran casi un 11 por ciento más altas que en 2009.

En 2009, los suicidios masculinos aumentaron en casi un 9 por ciento en EE. UU. y Canadá, y aumentaron en más de un 6 por ciento en los países caribeños y centroamericanos. Hubo un aumento más pequeño en los países sudamericanos.

El estudio amplía la evidencia de que la crisis económica mundial de 2008 llevó a un aumento en las tasas de suicidios en los países afectados, señalaron los investigadores Shu-Sen Chang, de la Universidad de Hong Kong, y colegas de las universidades de Oxford y Bristol, en Inglaterra. Dijeron que sus hallazgos "probablemente sean una subestimación del verdadero impacto global de la crisis económica sobre el suicidio".

Los investigadores dijeron que los aumentos en los suicidios probablemente apenas sean la punta del iceberg del distrés emocional relacionado con la recesión. Por cada suicidio, unas 30 a 40 personas intentan suicidarse, y por cada intento de suicidio, unas 10 personas tienen pensamientos suicidas.

"Se necesita acción urgente para prevenir que la crisis económica aumente más los suicidios", apuntaron los autores del estudio. "[Los programas de creación de empleos] podrían ayudar a aliviar el impacto que la recesión ha tenido sobre los suicidios".

Un experto apuntó que el estrés de no tener trabajo puede conducir a varios factores que aumentan el riesgo de suicidio.

"El desempleo parece conducir a un aumento en la ansiedad y en la depresión, dos síntomas psiquiátricos que podrían ser unos pasos intermedios hacia el suicidio", advirtió el Dr. Robert Dicker, director asociado de la división de psiquiatría infantil y adolescente de North Shore-LIJ en New Hyde Park, Nueva York. "Probablemente, también tenga algo que ver el aumento en el desempleo, el distrés familiar y las pérdidas [de estatus y de amigos]".

"Todo lo anterior podría también llevar a un mayor uso de alcohol y drogas, que también son factores de riesgo del suicidio", señaló Dicker. El hecho de que el aumento en las tasas de suicidio fue más marcado entre los hombres de mediana edad de EE. UU. también es significativo, añadió.

"En un momento en el desarrollo en que uno debería estar estable y cómodo [con] unos planes para el futuro y la jubilación, el estrés creado por la crisis económica parece ser incluso más estresante para este grupo de edad", apuntó Dicker. "Con la reducción en la disponibilidad de dinero, las personas podrían mostrarse incluso más renuentes a buscar evaluaciones y tratamiento de los proveedores de salud mental".

Otro experto no se sintió sorprendido de que el aumento en el riesgo de suicidio fuera mayor entre los hombres.

"[Todavía] es más probable que los hombres sean los principales proveedores en la familia, y por lo tanto que se vean más afectados", aseguró el Dr. Alan Manevitz, psiquiatra clínico del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Perder el trabajo resulta más vergonzoso para los hombres, dado que las identidades de muchos hombres están vinculadas con sus trabajos, agregó. También es menos probable que busquen ayuda.

"Otro factor en EE. UU. podría haber sido la alta tasa de ejecuciones de hipotecas", comentó Manevitz. "Más de un millón de personas han perdido sus viviendas recientemente, más o menos la misma cantidad que en la Gran Depresión, cuando la población era más o menos la mitad que ahora. Para la mayoría de estadounidenses, nuestros hogares son nuestra inversión primaria y el núcleo de nuestras identidades y de nuestros sistemas de respaldo social. Cuando se combina con perder el trabajo, se ha hallado que perder el hogar es una de las cargas económicas más comunes asociadas con el suicidio".

Más información

La Alianza de Respaldo para la Depresión y el Trastorno Bipolar (Depression and Bipolar Support Alliance) ofrece consejos sobre la prevención del suicidio.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Robert Dicker, M.D., associate director, division of child and adolescent psychiatry, North Shore-LIJ, New Hyde Park, N.Y.; Alan Manevitz, M.D., clinical psychiatrist, Lenox Hill Hospital, New York City; BMJ.com, news release, Sept. 17, 2013

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.