Algunas áreas no cubiertas por las leyes para los lugares de trabajo libres de humo podrían hacer que muchas personas sigan exponiéndose

Un estudio halla que el humo de segunda mano en el trabajo sigue siendo un problema en ciertas profesiones

LUNES, 4 de noviembre (HealthDay News) -- Las leyes estatales han reducido las tasas de exposición al humo de segunda mano de muchos trabajadores, pero las personas que se dedican a determinadas profesiones siguen siendo vulnerables, según un nuevo estudio.

Los investigadores observaron cuál era la exposición al humo de segunda mano de los trabajadores en Massachusetts después de que el estado implementara su Ley para los Lugares de Trabajo Libres de Humo en 2004. Hallaron que el porcentaje general de personas expuestas se redujo desde el 8 por ciento en 2003 hasta el 5.4 por ciento en 2010.

Sin embargo, los investigadores hallaron que los trabajadores de 3 categorías de trabajos todavía tuvieron tasas de exposición al humo de segunda mano mucho más altas en 2010: la industria de la instalación, reparaciones y mantenimiento (aproximadamente el 37 por ciento); la de la construcción y la extracción (casi el 23 por ciento), y la del trasporte y el traslado de materiales (casi el 20 por ciento).

Estos tres grupos laborales a menudo trabajaban en ambientes no cubiertos por la ley (como los espacios al aire libre o las casas privadas) o donde es difícil hacer cumplir la ley, como en los vehículos, indicaron los autores del estudio.

La exposición al humo de segunda mano en el trabajo era mucho más habitual en los trabajadores que eran hombres, no blancos y más jóvenes, según el estudio, que será presentado el lunes en la reunión anual de la Asociación Americana de Salud Pública (American Public Health Association) en Boston.

"Estamos viendo una reducción firme en los casos de exposición, pero está claro que todavía hay grupos específicos de trabajadores que merecen nuestra atención", comentó la investigadora Kathleen Fitzsimmons en un comunicado de prensa de la asociación.

"Los hallazgos como estos que combinan la información sobre el puesto de trabajo y el humo de tabaco en el ambiente aportan información útil para evaluar las leyes integrales estatales sobre los lugares de trabajo sin humo y para dirigir las intervenciones a fin de reducir los riesgos", añadió Fitzsimmons, que es epidemióloga en el Programa de Vigilancia de la Salud Laboral del Departamento de Salud Pública de Massachusetts, en Boston.

Los datos y las conclusiones de las investigaciones presentadas en reuniones médicas se deben considerar como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre los peligros del humo de segunda mano.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTE: American Public Health Association, news release, Nov. 4, 2013

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.