Los médicos realizan un nuevo esfuerzo por limitar el uso de antibióticos en los niños

Muchas infecciones respiratorias superiores, como la infección de garganta por estreptococos leve, no ameritan los fármacos, señala un informe

Por Serena Gordon
Reportero de Healthday

LUNES, 18 de noviembre de 2013 (HealthDay News) -- Los niños estadounidenses reciben demasiadas recetas innecesarias de antibióticos para las infecciones respiratorias superiores, señala un grupo de médicos. Ahora, la organización insta tanto a los proveedores como a los padres a tomar medidas para garantizar que solo se utilicen los antibióticos cuando realmente sean necesarios.

Más de una de cada cinco visitas al consultorio pediátrico resultan en una receta de un antibiótico, según los autores de un nuevo informe de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP). Y cada año se emiten unos diez millones de recetas de antibióticos para infecciones respiratorias superiores, que probablemente no mejoren con el uso de esos medicamentos.

Además, los médicos con frecuencia recetan antibióticos de espectro amplio. Son medicamentos que pueden matar una amplia variedad de bacterias, en lugar de los fármacos de espectro estrecho que se dirigen a ciertos tipos de bacterias. Generalmente se prefiere los fármacos de espectro estrecho de manera que las bacterias no se hagan resistentes a los de espectro amplio, que podrían necesitarse para combatir infecciones más graves.

"Nuestra meta principal es el mejor resultado para un niño", afirmó la autora líder del informe, la Dra. Mary Anne Jackson, miembro del comité de enfermedades infecciosas de la AAP. "El mejor tratamiento para un niño no siempre incluye un antibiótico".

Aunque se ha logrado cierto avance en la reducción de la cantidad de uso innecesario de antibióticos, sigue siendo un problema, apuntó Jackson, directora de la división de enfermedades infecciosas de los Hospitales y Clínicas Pediátricas Mercy en Kansas City, Missouri.

El uso innecesario de antibióticos pone a los niños en riesgo de efectos secundarios o de una alergia potencial a los fármacos, y aumenta el riesgo de resistencia a los antibióticos, advirtió Jackson.

El nuevo informe detalla los momentos adecuados para recetar antibióticos para las infecciones respiratorias superiores, lo que incluye a las infecciones de los senos nasales, a las infecciones de oído y a la infección de garganta por estreptococos.

"El informe clínico de la AAP, realizado en conjunto con los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU., observa específicamente las infecciones respiratorias superiores, porque son un área común en que los antibióticos se usan de forma imprudente", dijo Jackson.

Pero según el informe, las infecciones respiratorias superiores también son un área en que puede resultar difícil distinguir si la causa es viral o bacteriana. Los antibióticos no resultan útiles si una infección respiratoria superior es provocada por un virus.

"[El informe recomienda] utilizar criterios clínicos estrictos para establecer el diagnóstico antes de recetar antibióticos", planteó Jackson.

Por ejemplo, en el pasado a muchos niños se les daban antibióticos de forma rutinaria si tenían líquido en el oído. Pero el líquido en el oído es común, apuntó Jackson, y por sí solo no requiere de antibióticos. El nuevo informe recomienda observar el oído para ver si el tímpano presenta un bulto significativo, y evaluar qué tanto dolor siente un niño antes de pensar en los antibióticos. Si el tímpano muestra un abultamiento de moderado a grave, o si tiene un abultamiento leve y al niño le duele, los antibióticos podrían resultar útiles.

La infección de garganta por estreptococos es otra infección pediátrica común que puede llevar a que se receten antibióticos de forma excesiva. El nuevo informe recomienda que los médicos no evalúen la infección de garganta por estreptococos a menos que el niño muestre dos o más síntomas de infección. Entre el 15 y el 20 por ciento de los niños son portadores de estreptococos, y las pruebas del germen resultarán positivas aunque no tengan una infección activa.

Otro problema significativo es el uso de antibióticos inadecuados para ciertas afecciones. La amoxicilina es un buen primer tratamiento para las infecciones de oído, las infecciones de los senos nasales y la infección de garganta por estreptococos. La penicilina también es un buen tratamiento de primera línea para la infección de garganta por estreptococos, según el informe. Los antibióticos de espectro amplio no son necesarios, y tienen el potencial de provocar más efectos secundarios.

Jackson comentó que la azitromicina con frecuencia se receta para las infecciones de oído y de los senos nasales, pero no es un antibiótico efectivo para tratar a las bacterias que provocan esas infecciones.

Un experto en pediatría alabó al nuevo informe.

"Aunque en la medicina no hay nada absoluto, este informe contiene muchas ideas y conceptos que, si se aplican, reducirán el uso innecesario de antibióticos", apuntó el Dr. Kenneth Bromberg, presidente de pediatría y director del Centro de Investigación sobre Vacunas del Centro del Hospital de Brooklyn, en la ciudad de Nueva York.

Bromberg dijo que algunos pacientes podrían ser más propensos a adoptar un método de espera vigilante respecto a la toma de antibióticos para una infección, como los que tienen un centro médico al que acuden regularmente. Eso significa que cuentan con un médico de atención primaria con quien tienen una relación continua.

Bromberg dijo que por otro lado, las personas que dependen de los centros de atención de urgencia podrían estar menos dispuestas a ver si una infección comienza a mejorar sola, debido al tiempo o al costo que conlleva volver a buscar atención una segunda vez si una infección no mejora.

El nuevo informe y las recomendaciones aparecen en línea el 18 de noviembre y en la edición impresa de diciembre de la revista Pediatrics.

Más información

Para más información sobre cuándo se necesitan antibióticos y cuándo no, visite los Centro para el Control y la Prevención de las Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Mary Anne Jackson, M.D., member, committee on infectious diseases, American Academy of Pediatrics, and division director, infectious diseases, Children's Mercy Hospitals and Clinics, Kansas City, Mo.; Kenneth Bromberg, M.D., chairman, pediatrics, and director, Vaccine Research Center, Brooklyn Hospital Center, New York City; Pediatrics, December 2013

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.