Cómo evitar que la calefacción de casa se convierta en un peligro para su seguridad

Consejos de expertos para evitar los fuegos y la intoxicación con el monóxido de carbono

DOMINGO, 1 de diciembre de 2013 (HealthDay News) -- Seguir unas medidas de seguridad para la calefacción en casa ayudará a mantener a toda la familia segura este invierno, aseguran unos expertos.

"Trágicamente, cada año hay personas que se queman, prenden algún fuego, reciben choques eléctricos e incluso mueren de intoxicación con monóxido de carbono porque no toman las precauciones adecuadas", lamentó en un comunicado de prensa del Colegio Americano de Médicos de Emergencias (American College of Emergency Physicians, ACEP) el Dr. Alex Rosenau, presidente del colegio.

Según la Agencia Federal de Gestión de las Emergencias de EE. UU., más de 2,500 personas mueren y 12,600 resultan lesionadas en fuegos en las viviendas de EE. UU. cada año.

La intoxicación con monóxido de carbono es otro gran problema en otoño e invierno. El gas, que es inodoro e incoloro, puede provocar una enfermedad repentina, e incluso la muerte.

El ACEP ofreció los siguientes consejos de seguridad:

  • Revise todos los detectores de humo y de monóxido de carbono de la cada para ver si funcionan de forma adecuada. Si funcionan con pilas, cambie las pilas. Debe haber uno de cada tipo de detector en cada piso de su casa.
  • Haga que un profesional revise la caldera de gas al menos una vez al año. Una caldera con fugas o grietas puede liberar monóxido de carbono en casa o provocar un fuego.
  • Si usa una chimenea, haga que un profesional la revise y la limpie cada año. Mantenga los materiales inflamables lejos del área en que hay llamas abiertas. No queme basura, cajas de cartón ni artículos que podrían contener sustancias químicas que contaminen su casa.
  • Si usa una estufa de madera, un profesional debe revisarla y limpiar la chimenea cada año. Asegúrese de tener un perímetro seguro alrededor de la estufa, que puede irradiar calor excesivo. Colóquela en una superficie a prueba de fuego y utilice una pantalla para evitar que las chispas y el carbón encendido salga de la estufa. Use maderas seguras, como roble, nogal americano y fresno. Evite el pino y el cedro.
  • Nunca use un horno o una estufa de gas o eléctrica como fuente de calor. Esto plantea un riesgo de fuego, y además libera vapores peligrosos, como el monóxido de carbono.
  • Mantenga un perímetro seguro alrededor de los radiadores eléctricos. Asegúrese de que el radiador esté lejos del agua o de artículos inflamables como las cortinas, el papel, las sábanas o los muebles. Revise que no haya cables en mal estado que puedan provocar un choque eléctrico o un fuego. Supervise a los niños y a las mascotas cuando estén cerca de los radiadores. Apague los radiadores antes de salir de la habitación o de irse a dormir.

Más información

El Departamento de Seguridad Pública de Missouri ofrece más consejos para la calefacción en el hogar.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTE: American College of Emergency Physicians, news release, Nov. 19, 2013

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.