Aumenta el uso de éxtasis en los adolescentes de EE. UU., según un informe

El alcohol contribuye a las visitas a emergencias provocadas por los alucinógenos, apuntan las autoridades federales

Por Dennis Thompson
Reportero de Healthday

MARTES, 3 de diciembre de 2013 (HealthDay News) -- El número de adolescentes de EE. UU. que terminan en la sala de emergencias tras tomar éxtasis, una droga de club, ha llegado a ser más del doble en los últimos años, planteando la preocupación de que el alucinógeno vuelva a estar de moda, informan las autoridades federales.

Las visitas a emergencias relacionadas con el MDMA, conocido como éxtasis en forma de pastilla y como Molly en la forma en polvo más nueva, aumentaron en un 128 por ciento entre 2005 y 2011 entre las personas menores de 21 años. En ese periodo, las visitas aumentaron de aproximadamente 4,500 a más de 10,000, según un informe publicado el martes por la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental (SAMHSA) de EE. UU.

"Esto debería ser una llamada de alerta para todos, pero el problema es mucho más grande de lo que muestran los datos", enfatizó Steve Pasierb, presidente y director ejecutivo de The Partnership at Drugfree.org. "Estos solo son los casos que llegan a emergencias. Esto es sólo la punta del iceberg".

El estudio de la SAMHSA llega poco después de varias muertes relacionadas con el éxtasis. Los organizadores cerraron el festival de música Electric Zoo en la ciudad de Nueva York un día antes tras dos muertes y cuatro hospitalizaciones provocadas por sobredosis de éxtasis. Las muertes ocurrieron una semana después de que otro hombre joven muriera de una sobredosis de éxtasis en un concierto de Boston.

El éxtasis produce unas sensaciones de aumento de energía y euforia, y puede distorsionar los sentidos y la percepción del tiempo de una persona. Funciona al alterar la química cerebral, pero la investigación no ha sido concluyente sobre los efectos del abuso a largo plazo para el cerebro, advirtió Pasierb.

Sin embargo, el abuso del éxtasis puede potencialmente provocar reacciones físicas adversas, dijo Pasierb. La temperatura de los usuarios puede aumentar peligrosamente, y pueden experimentar un latido cardiaco acelerado, un aumento en la presión arterial y deshidratación, factores que pueden conducir a la insuficiencia renal o cardiaca.

El alcohol también parece ser un factor. Un tercio de las visitas a emergencias debidas al éxtasis también tuvieron que ver con el alcohol, una combinación que puede provocar una euforia de mayor duración, según la SAMHSA. Los adolescentes pueden tener menos control sobre la cantidad de alcohol que consumen, y también es más probable que tomen unas peores decisiones que resulten en un daño corporal.

La forma más reciente del MDMA, el polvo Molly, parece impulsar al aumento más reciente en el consumo de éxtasis.

El estudio utilizó datos producidos por la Red de Advertencia del Abuso de Drogas (Drug Abuse Warning Network), un sistema de vigilancia de salud pública que monitoriza las visitas a los departamentos de emergencias de los hospitales y las muertes relacionadas con las drogas.

La MDMA afecta el nivel de serotonina de la persona, que es una hormona que ayuda a regular los ciclos del sueño y que es responsable de los sentimientos de felicidad y bienestar, explicó Peter Delany, director del Centro de Estadísticas Conductuales y Calidad de la SAMHSA. El uso excesivo puede provocar depresión, confusión, paranoia, ansiedad y trastornos del sueño.

La forma que ahora está en las calles, Molly, usualmente es una forma cristalina muy pura de MDMA, comentó Delany. Los usuarios pueden esnifarla, mezclarla con el alcohol u otro líquido, o tomarla en forma de pastilla de gel.

Delany anotó que el número de visitas a emergencias provocadas por el MDMA palidece en comparación con los 1.5 millones de visitas a emergencias vinculadas con el uso de drogas cada año, pero apuntó que el rápido aumento y la edad de las víctimas son motivos de preocupación.

El uso de alcohol junto con MDMA puede crear a una persona que está borracha pero súper consciente, dijo Delany, comparándolo con dar café a un borracho. "No es deseable, porque entonces es un borracho muy despierto", dijo.

Por su parte, Pasierb anotó la forma en que ha fluctuado la popularidad del éxtasis.

El éxtasis pasó por un inmenso aumento en el uso entre 1999 y 2001, cuando dio el paso de los clubes a la sociedad en general, comentó Pasierb. Entonces, comenzaron a circular noticias sobre las muertes relacionadas con el éxtasis y el consumo descendió precipitadamente.

"Hemos tenido un periodo de tranquilidad de seis años, pero ahora tenemos a toda una nueva generación de jóvenes a quienes se mercadea un nuevo producto llamado 'Molly'", dijo.

Molly presenta problemas adicionales porque es un polvo, y con frecuencia contiene un coctel de sustancias químicas además del MDMA, advirtió Pasierb.

"Era difícil de manipular cuando era una pastilla", explicó. "Pero ahora es un polvo, y un distribuidor sin escrúpulos podría cortarlo con anfetaminas o alguna otra sustancia".

Más información

Para más información sobre el éxtasis, visite el Instituto Nacional de Abuso de Drogas de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Peter Delany, Ph.D., LCSW-C, director, Center for Behavioral Health Statistics and Quality, U.S. Substance Abuse and Mental Health Services Administration; Steve Pasierb, president and CEO, The Partnership at Drugfree.org; Dec. 3, 2013, news release; Dec. 3, 2013, SAMHSA, The DAWN Report: Ecstasy-Related Emergency Department Visits by Young People Increased between 2005 and 2011; Alcohol Involvement Remains a Concern

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.