Una revisión halla que los productos para dejar de fumar no dañan al corazón

Pero los pacientes no deberían seguir fumando mientras estén en terapia de reemplazo de nicotina, avisan los expertos

LUNES, 9 de diciembre de 2013 (HealthDay News) -- Buenas noticias para las personas que están intentando dejar de fumar: las ayudas como los chicles y los parches de nicotina o los medicamentos para dejar de fumar como Chantix no harán daño al corazón.

Los nuevos hallazgos podrían aliviar las preocupaciones de que algunos productos que ayudan a las personas a "pasar" del tabaco puedan ser una amenaza contra su salud cardiaca, indicaron los investigadores.

Un experto indicó que los pacientes, a veces, se preguntan sobre la seguridad de ciertos productos.

"A los pacientes a menudo les preocupa que las terapias de reemplazo de la nicotina, como los chicles o los parches de nicotina, les resulten perjudiciales", explicó el Dr. Jonathan Whiteson, especialista en dejar de fumar en el Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York. "Sin embargo, en la mayoría de las situaciones, los pacientes toman más nicotina a partir de su hábito de fumar que del reemplazo de nicotina cuando no fuman".

Los resultados "deberían tranquilizar a los fumadores que están intentando dejarlo con la terapia de reemplazo de nicotina, además de a los profesionales de la atención de la salud que la prescriben, ya que dicha terapia no tiene un efecto perjudicial a largo plazo", indicó Whiteson.

El nuevo estudio fue dirigido por Edward Mills, profesor asociado de medicina de la Universidad de Stanford y catedrático de investigación de Canadá en la Universidad de Ottawa. Su equipo analizó 63 estudios, que contaban con más de 30,500 personas, para evaluar los efectos cardiacos de los chicles y los parches de reemplazo de nicotina, un tratamiento para la adicción a la nicotina llamado vareniclina (Chantix) y el antidepresivo buproprion (Wellbutrin).

El estudio halló que las terapias de reemplazo de nicotina aumentaban temporalmente las probabilidades de sufrir una frecuencia cardiaca rápida o anómala, pero esto ocurría cuando las personas seguían fumando al realizarlas. No hubo un riesgo mayor de eventos cardiacos graves si solamente se seguían estos tratamientos, según el estudio publicado el 9 de diciembre en la revista Circulation.

"Estos riesgos menos importantes son bien conocidos por los profesionales clínicos y normalmente desaparecen con el paso del tiempo. Se producen la mayoría de las veces cuando las personas siguen la terapia de reemplazo de nicotina y al mismo tiempo siguen fumando, lo que es una mala idea", indicó Mills en un comunicado de prensa de la revista.

Whiteson se mostró de acuerdo. "A los pacientes siempre se les aconseja que no fumen y que hagan uso del reemplazo de nicotina al mismo tiempo, ya que esto puede aumentar el riesgo de efectos secundarios de la sobredosis de nicotina", añadió. "Los protocolos de reemplazo de nicotina se diseñan para empezar después de fumar el último cigarrillo a fin de evitar esto".

El estudio tampoco encontró ninguna evidencia de que el uso de Chantix aumentara el riesgo de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular o de muerte por cuestiones cardiacas, y el buproprion en realidad protegió contra los eventos cardiacos graves.

La moraleja, según Mills, es que "sin duda, los beneficios de dejar de fumar sobrepasan a cualquier riesgo potencial de las terapias para dejar de fumar".

No obstante, comentó que la mayoría de los pacientes del análisis estaban relativamente sanos, de modo que los hallazgos podrían no ser válidos para todo el mundo.

"Es posible que los factores de riesgo pudieran ser distintos para las personas con varias enfermedades", comentó Mills. "Los pacientes deberían comentar con su proveedor de atención de salud cualquier factor de riesgo potencial que pudieran desarrollar a partir de sus antecedentes como fumadores. Para los pacientes que tengan un enfermedad crónica de los pulmones u otros riesgos cardiovasculares asociados, los clínicos deberían determinar qué tipo de ayuda para dejar de fumar podrían utilizar habida cuenta de sus perfiles de riesgo".

Una especialista en el corazón también opinó sobre esta cuestión. La Dra Evelina Grayver, directora de la unidad de cuidados coronarios del Hospital de la Universidad de North Shore, en Manhasset, Nueva York, afirmó que "los beneficios globales de reducir el riesgo de enfermedades cardiacas mediante el uso de [medicamentos] que ayudan a dejar de fumar sobrepasan de manera significativa el riesgo potencial de estas terapias".

Más información

La Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society) ofrece una guía para dejar de fumar.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Jonathan Whiteson, M.D., smoking cessation specialist, NYU Langone Medical Center, New York City; Evelina Grayver, M.D., director, coronary care unit, North Shore University Hospital, Manhasset, NY; Circulation, news release, Dec. 9, 2013

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.