A una mayor altitud el riesgo de sufrir conmociones cerebrales practicando algún deporte puede ser menor, según un estudio

Una revisión sobre los deportistas de secundaria halló unas tasas de lesiones un 30 por ciento más bajas en lugares con una elevación de 600 pies (182.8 metros) y mayor

MARTES, 10 de diciembre de 2013 (HealthDay News) -- La altitud podría afectar al riesgo de un deportista de sufrir una conmoción cerebral, según un nuevo estudio que, según se cree, es el primero en examinar esta asociación.

Los deportistas de secundaria que juegan en lugares con una altitud más alta sufren menos conmociones que los que juegan a un nivel más cercano al del mar, hallaron los investigadores. Una posible razón es que estar a una altitud más alta provoca cambios que hacen que el cerebro esté más sujeto al cráneo, de modo que no puede moverse tanto cuando un jugador sufre un golpe en la cabeza.

Los investigadores analizaron las estadísticas de las conmociones cerebrales de los deportistas que jugaron a varios deportes en 497 escuelas secundarias con una altitud que variaba entre los 7 pies (unos 2 metros) y más de 6,900 pies (unos 2,103 metros) por encima del nivel del mar. El promedio de la altitud fue de 600 pies.

También examinaron el fútbol americano por separado, dado que tiene la tasa de conmociones cerebrales más alta de los deportes practicados en secundaria en EE. UU.

A altitudes a partir de 600 pies (182.8 metros), las tasas de conmoción cerebral en los deportes de secundaria eran un 31 por ciento más bajas, y un 30 por ciento más bajas en los jugadores de fútbol americano, según los hallazgos publicados recientemente en la revista Orthopaedic Journal of Sports Medicine.

"Vimos que había diferencias significativas en las tasas de conmociones cerebrales en función de los cambios en la altitud", comentó en un comunicado de la Universidad de Colorado la coautora del estudio, Dawn Comstock, profesora asociada de epidemiología en la Facultad de Salud Pública de la universidad. "Esto podría significar que los niños de Colorado tienen menos probabilidades de sufrir una conmoción cerebral practicando algún deporte que los niños de Florida".

Las razones por las que las tasas de conmoción cerebral sean menores a una altitud más alta no están claras, pero Comstock y sus colaboradores ofrecieron una posible explicación. Observaron que las conmociones cerebrales relacionadas con los deportes se producen cuando el cerebro choca con el cráneo en el momento en que un jugador sufre un golpe en la cabeza.

Pero a medida que aumenta la altitud, los vasos sanguíneos del cerebro se hinchan ligeramente. Esta hinchazón, junto con otros cambios, provoca que el cerebro esté más ajustado al cráneo. Como resultado, el cerebro no se mueve tan violentamente cuando la cabeza recibe un golpe.

Aunque el estudio halló una asociación entre practicar deportes a una altitud mayor y un riesgo menor de sufrir una conmoción cerebral en los deportistas de secundaria, no demostró que hubiera una relación de causalidad.

El siguiente paso de esta investigación podría ser observar los deportes profesionales, según Comstock.

"Si este estudio es correcto, podríamos intentar replicar nuestros hallazgos en la Liga Nacional de Fútbol Americano", comentó. "Por ejemplo, si los Broncos juegan contra los Chargers en San Diego o contra los Dolphins en Miami, deberían sufrir más conmociones cerebrales que cuando juegan aquí en Denver".

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) tiene más información sobre las conmociones cerebrales.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTE: University of Colorado, Denver, news release, Dec. 9, 2013

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.