Predecir el perfil de un perpetrador de una matanza masiva resulta difícil, según un informe

Muchos factores convergen con el tiempo antes de que alguien cometa un crimen de esa naturaleza, afirman los expertos

JUEVES, 12 de diciembre de 2013 (HealthDay News) -- Ningún perfil de personalidad ni conjunto de señales de advertencia exclusivos pueden predecir con precisión quién podría cometer una matanza masiva, como la que ocurrió hace un año en la Escuela Primaria Sandy Hook en Newtown, Connecticut, según un informe reciente.

Los autores resumieron la investigación sobre los programas primarios y secundarios que buscan prevenir la violencia con las armas de fuego. Los programas primarios pueden reducir los factores de riesgo de la violencia con armas de fuego en la población general. Los programas secundarios buscan ayudar a las personas individuales con problemas emocionales, o a las que tienen conflictos con los demás, antes de que pasen a la violencia con armas de fuego.

"Al predecir el riesgo de matanzas en masa, no hay un perfil psicológico ni un conjunto de señales de alerta constantes que puedan usarse de forma confiable para identificar a esos individuos en la población general", según un informe publicado el jueves por la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association, APA).

Esto significa que los programas de prevención primaria son esenciales, apuntaron los autores.

Un método promisorio a nivel individual es la "evaluación de amenaza conductual", que conlleva identificar e intervenir a las personas que han amenazado con violencia o hayan mostrado conductas que sugieren que están a punto de cometer violencia, según el informe.

Los autores también anotaron que la gran mayoría de personas con enfermedades mentales no son violentas, y que a pesar de una investigación exhaustiva "solo hay una capacidad moderada de identificar a los individuos más propensos a cometer actos graves de violencia".

Cuando alguien usa un arma de fuego contra las demás personas, el acto por lo general se debe a la interacción de factores personales, familiares, escolares, paritarios, comunitarios, sociales y culturales con el tiempo, señaló el informe.

Aunque el tratamiento de salud mental puede reducir la violencia con armas de fuego, la disponibilidad de ese tipo de atención sigue siendo "terriblemente insuficiente", según los autores.

La identificación de las mejores formas de reducir la violencia con las armas de fuego debería basarse en la evidencia científica, anotó el trabajo.

"Este informe es un examen importante de un problema urgente en nuestra sociedad", señaló en un comunicado de prensa de la APA el presidente de la asociación, Donald Bersoff. "Aunque apunta a políticas e intervenciones que pueden ayudar a controlar la propagación de la violencia con las armas de fuego, se necesita mucha más investigación. La psicología puede realizar contribuciones importantes a las soluciones basadas en la evidencia para prevenir la violencia con las armas de fuego".

Más información

La Brady Campaign to Prevent Gun Violence ofrece más información sobre la prevención de la violencia con las armas de fuego.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTE: American Psychological Association, news release, Dec. 12, 2013

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.