La testosterona podría socavar la efectividad de la vacuna contra la gripe en los hombres

Unos niveles altos de la hormona provocaron que se produjeran menos anticuerpos, afirman unos investigadores

Por Steven Reinberg
Reportero de Healthday

LUNES, 23 de diciembre de 2013 (HealthDay News) -- La vacuna contra la gripe es menos efectiva en los hombres que en las mujeres, y unos investigadores de la Universidad de Stanford creen haber averiguado el motivo.

La testosterona, la hormona masculina, hace que los genes del sistema inmunitario produzcan menos anticuerpos, o mecanismos de defensa, en respuesta a la vacuna, encontraron.

"A los hombres por lo general les va peor que a las mujeres en la respuesta inmune a la infección y a las vacunas", aseguró el asociado de investigación de la Stanford David Furman, investigador líder del estudio.

Por ejemplo, los hombres son más susceptibles a la infección bacteriana, viral, fúngica y parasítica que las mujeres. Y los sistemas inmunitarios de los hombres no responden de forma tan robusta como los de las mujeres a las vacunas contra la gripe, la fiebre amarilla, el sarampión, la hepatitis y muchas enfermedades más, apuntó Furman.

Para el estudio, que aparece en la edición en línea del 23 de diciembre de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, los investigadores analizaron la sangre de casi 90 adultos después de que recibieran una vacuna contra la gripe estacional. Los hombres con los niveles más altos de testosterona tenían la peor respuesta a la vacuna contra la gripe en general, señaló Furman.

La testosterona se vincula con las características sexuales masculinas clásicas, como la fuerza muscular, el desarrollo de la barba y la toma de riesgos.

"Hallamos un conjunto de genes en los hombres que, cuando se activan, provocan una mala respuesta a la vacuna, pero que no tenían nada que ver con la respuesta femenina", apuntó. "Algunos de esos genes son regulados por la testosterona".

Lo que provoca la mala respuesta a la vacuna es el efecto de la testosterona sobre esos genes, explicó Furman.

"Esto tiene muchas implicaciones para el desarrollo de las vacunas", aseguró Furman. La respuesta a las vacunas podría ser mejor si los hombres reciben una dosis doble, sugirió, o quizá si se reducen los niveles de testosterona.

El panorama general todavía no está claro ni es sencillo, anotó. La respuesta más débil a la vacuna contra la gripe de los hombres solo se observa en algunas cepas de la gripe. "No sabemos por qué", dijo Furman.

Un experto no cree que la testosterona sola explique la diferencia en la respuesta a la vacuna entre hombres y mujeres.

"Hay más cosas en juego, pero la testosterona sí afecta la respuesta inmune", aseguró el Dr. Alan Mensch, director médico del Hospital North Shore-LIJ de Plainview en Plainview, Nueva York.

Mensch no cree que sea necesario aumentar las dosis de la vacuna para los hombres. En lugar de ello, opina que las mujeres podrían recibir una dosis más baja.

"No hay una diferencia en la cantidad de protección contra la gripe. Las mujeres simplemente no necesitan tanta vacuna", apuntó Mensch.

En este estudio, en que participaron 53 mujeres y 34 hombres, los investigadores hallaron que, en general, las mujeres tenían una respuesta de anticuerpos más potente a la vacuna. Eso fue coherente con los hallazgos de otros estudios, anotaron los autores. Sin embargo, los hombres con unos niveles bajos de testosterona tuvieron una respuesta de anticuerpos similar a la de las mujeres.

El equipo de Furman también notó que la actividad de ciertos genes en los hombres, pero no en las mujeres, se asociaba con una respuesta de anticuerpos debilitada ante la vacuna contra la gripe.

Cuando observaron los niveles masculinos de testosterona en relación con la actividad de los genes, observaron una mayor activación en los genes en el Módulo 52 en los hombres con unos niveles altos de testosterona. Esto resultó en una producción reducida de anticuerpos para la gripe, concluyeron los investigadores.

Pero en las mujeres, los niveles de activación de los genes en el Módulo 52 no tuvieron un efecto significativo sobre los niveles de anticuerpos de la gripe, anotaron los autores del estudio.

Se sabe que los genes del Módulo 52 se relacionan con el sistema inmunitario. Las conexiones entre esos genes y la testosterona podrían ser un objetivo para más estudios y para el desarrollo de fármacos, planteó Furman.

Una pregunta aún sin respuesta es qué propósito evolutivo se beneficia de que la testosterona esté conectada con el sistema inmunitario, apuntó Furman.

Es posible que una respuesta inmunitaria excesivamente robusta pueda ser más peligrosa que la enfermedad en sí. Por ejemplo, las mujeres, con sus respuestas inmunitarias robustas, son el doble de propensas que los hombres a morir de infecciones que invaden el sistema sanguíneo, explicó Furman.

Así que quizá un sistema inmunitario algo menos robusto sea algo que salva la vida de los hombres, sugirió.

Más información

Para más información sobre la vacuna contra la gripe, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: David Furman, Ph.D., research associate, Stanford University, Stanford, Calif.; Alan Mensch, M.D., medical director, North Shore-LIJ Plainview Hospital, Plainview, N.Y.; Dec. 23, 2013, Proceedings of the National Academy of Sciences, online

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.