¿Podría el yogur bajo en grasa ayudar a evitar la diabetes?

Un estudio británico también halló una reducción en el riesgo con otros productos lácteos fermentados

Por Steven Reinberg
Reportero de Healthday

MIÉRCOLES, 5 de febrero de 2014 (HealthDay News) -- Las personas que buscan evitar la diabetes tipo 2 quizá deban aumentar la cantidad de yogurt que comen, sugiere un nuevo estudio británico.

Según los resultados, comer yogur podría reducir el riesgo de contraer diabetes en un 28 por ciento, en comparación con no comerlo. Además, comer algunos otros productos lácteos fermentados, como los quesos bajos en grasa, podría reducir el riesgo en un 24 por ciento.

"Lo que nuestro estudio muestra es que el yogur debe ser parte de una dieta sana", planteó la investigadora líder, la Dra. Nita Forouhi, líder de grupo del programa de epidemiología nutricional del Consejo de Investigación Médica de la Universidad de Cambridge.

Aunque este estudio no abordó de forma directa los nutrientes del yogurt o de los productos lácteos fermentados bajos en grasa que resultan más beneficiosos, la información anterior sugiere candidatos probables, aseguró.

"Incluyen el calcio, el magnesio, la vitamina D (en los productos lácteos fortificados) y potencialmente unos ácidos grasos beneficiosos, que se hallan en general en los productos lácteos", apuntó Forouhi. "Los productos lácteos fermentados, incluyendo el yogurt, probablemente tengan más beneficios, como la vitamina K y las bacterias probióticas".

Advirtió que el estudio "no prueba una relación causal, sino que resalta la importancia de considerar los subtipos de alimentos en las asociaciones entre la dieta y las enfermedades. Muchas investigaciones pasadas se han enfocado en la ingesta total de productos lácteos, mientras que nuestra investigación pudo examinar subtipos de productos lácteos".

El estudio, financiado por la universidad, aparece en la edición del 5 de febrero de la revista Diabetologia.

Samantha Heller, nutricionista clínica principal del Centro Médico Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York, dijo que el nuevo estudio "parece hacerse eco de lo que han hallado algunos estudios, aunque no todos: que los alimentos lácteos bajos en grasa podrían ayudar a reducir el riesgo de diabetes tipo 2".

La investigación emergente sugiere que los microbios intestinales tienen un importante rol en el desarrollo de la diabetes tipo 2, la inflamación y otras enfermedades, señaló.

"Los científicos también están observando los efectos de los productos fermentados de soya para la prevención o el retraso del inicio de la diabetes tipo 2", apuntó Heller. "Los alimentos fermentados contienen bacterias probióticas que son buenas para el tracto gastrointestinal. Los alimentos fermentados incluyen el yogurt y el requesón con cultivos vivos y activos, el miso, el kimchi, el kéfir [una bebida con base de yogurt] el chucrut y el tempeh".

Para el estudio, Forouhi y sus colaboradores recolectaron datos sobre 4,255 hombres y mujeres que participaron en un estudio británico de mayor tamaño. Este grupo incluyó a 753 personas que contrajeron diabetes tipo 2 durante los once años de seguimiento, y 3,502 personas seleccionadas al azar con fines de comparación.

Al observar las dietas de esas personas, los investigadores hallaron que la cantidad de lácteos ricos en grasas o de lácteos bajos en grasa no se vinculaba con el riesgo de contraer diabetes, una vez se tomaban en cuenta los factores de los estilos de vida saludables, la educación, la obesidad, otros hábitos alimentarios y la ingesta calórica total.

El consumo de leche y queso tampoco se asoció con el riesgo de contraer diabetes.

Pero lo que fue significativo fue la cantidad de productos lácteos fermentados bajos en grasa, como el yogurt, el fromage frais (un queso fresco bajo en grasa similar al requesón) y el requesón bajo en grasa que los participantes consumían, halló el grupo de Forouhi.

Entre los que comieron la mayor cantidad de esos alimentos, el riesgo de contraer diabetes se redujo en un 24 por ciento, en comparación con los que no los comían, halló el estudio.

Cuando los investigadores observaron el yogurt específicamente, el riesgo de contraer diabetes se redujo en un 28 por ciento.

El riesgo más bajo se observó entre las personas que consumían unos 4.5 tazas estándares de 125 gramos (de 4.4 onzas cada uno) de yogurt por semana. Esto también sucedió con otros productos lácteos fermentados bajos en grasa, como los quesos no maduros bajos en grasa, incluyendo el fromage frais y el requesón bajo en grasa, reportaron los investigadores.

Además, comer yogurt en lugar de otros refrigerios, como las papas fritas, redujo incluso más el riesgo de contraer diabetes tipo 2, anotaron.

Incluir alimentos fermentados como el yogurt como parte de una dieta general saludable es una buena idea, pero no lo es todo, señaló Heller, la nutricionista.

"Un factor de riesgo primario para la diabetes tipo 2 es tener sobrepeso o ser obeso", advirtió Heller. "El ejercicio regular, pasar a una dieta más basada en las plantas y alcanzar y mantener un peso saludable hará mucho por ayudar a prevenir la diabetes tipo 2".

Más información

Para más información sobre una dieta saludable para reducir el riesgo de diabetes, visite la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Nita Forouhi, M.D., group leader, nutritional epidemiology program, Medical Research Council, University of Cambridge, England; Samantha Heller, M.S., R.D., senior clinical nutritionist, NYU Langone Medical Center, New York City; Feb. 5, 2014, Diabetologia

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.