Las tasas de embarazo adolescente son mucho más altas entre las chicas con enfermedades mentales graves, según un estudio

Pero el estudio canadiense no aclara si hay una conexión directa

Por Randy Dotinga
Reportero de Healthday

LUNES, 10 de febrero de 2014 (HealthDay News) -- Las chicas adolescentes diagnosticadas con enfermedades mentales importantes son mucho más propensas a dar a luz, según un estudio canadiense reciente, lo que sugiere que esas chicas deben convertirse en un objetivo especial de los esfuerzos contra el embarazo, apuntan los investigadores.

Los investigadores también hallaron que las tasas de nacimientos no se han reducido con tanta rapidez entre las chicas con enfermedades mentales como en otras chicas, una indicación de que las que tienen problemas psicológicos podrían verse menos afectadas por las tendencias generales en el embarazo adolescente.

El estudio no examina las estadísticas de EE. UU. Pero la autora líder del estudio, la Dra. Simone Vigod, profesora asistente de psiquiatría de la Universidad de Toronto, dijo que probablemente sean similares.

"Estamos haciendo un buen trabajo al prevenir el embarazo en las adolescentes, pero necesitamos abordar el hecho de que las chicas con problemas importantes de salud mental no están experimentando la reducción en la tasa de embarazos que esperamos de otras chicas", planteó. "¿Cómo podemos hacer un mejor trabajo?".

A las autoridades de salud les preocupan que las adolescentes den a luz porque las madres adolescentes con frecuencia no están preparadas para manejar la maternidad financiera ni emocionalmente, y podrían enfrentarse a unos mayores riesgos de salud debido al embarazo. La buena noticia es que, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de EE. UU., la tasa de embarazos adolescentes del país ha estado en descenso durante dos décadas y se ha reducido casi en la mitad desde 1991.

En 2012, la tasa de partos entre las chicas de 15 a 19 años fue de 29 por cada 1,000. Alrededor del 89 por ciento de los partos fueron de chicas y mujeres jóvenes solteras. Las hispanas y las negras son mucho más propensas que las blancas a dar a luz en la adolescencia, según los HHS.

Pero las cifras de nacimientos adolescentes siguen siendo bastante altas: según un estimado basado en cifras de 2010, una de cada siete chicas adolescentes de EE. UU. dará a luz antes de los 20 años de edad.

En el nuevo estudio, los investigadores siguieron a las chicas de 15 a 19 años durante 10 años en la provincia canadiense de Ontario. El número de chicas monitorizadas durante periodos de 12 meses varió de unas 380,000 a casi 440,000.

La tasa de nacimientos de las chicas diagnosticadas con una enfermedad mental importante fue de 45 por cada mil, frente a 15 por cada mil entre las demás chicas. Además, las tasas de nacimiento durante la década se redujeron más (por un 22 por ciento) entre las demás chicas, frente a una reducción del 14 por ciento entre las diagnosticadas con una enfermedad mental.

Los autores anotaron algunas limitaciones: el estudio no observa los abortos provocados, los mortinatos ni los abortos espontáneos, y algunas chicas con una enfermedad mental grave quizás no hayan sido diagnosticadas.

Jaimee Heffner, científica de planta del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, en Seattle, alabó el estudio. Heffner, que estudia el embarazo adolescente, dijo que la investigación provee nuevos conocimientos sobre las conexiones posibles entre la enfermedad mental y el embarazo en la adolescencia, un tema que no se ha estudiado antes en profundidad.

El estudio no confirma una conexión directa entre la enfermedad mental y un mayor riesgo de embarazo en la adolescencia.

Pero "hay varios motivos posibles para una relación entre la enfermedad mental y el embarazo adolescente", dijo Heffner. "Por ejemplo, las adolescentes con trastorno bipolar que experimentan un episodio maníaco son más propensas a participar en conductas sexuales arriesgadas. También es posible que la enfermedad mental y el embarazo compartan factores comunes de riesgo, como el abuso sexual en la niñez. Las adolescentes con enfermedad mental también son más propensas a abusar de las sustancias, lo que aumenta las probabilidades de las conductas sexuales arriesgadas".

Vigod, la autora del estudio, añadió que estar mentalmente enfermo podría fomentar el riesgo de tener sexo sin protección, incrementando así las probabilidades de embarazo.

"Si una está deprimida y no piensa en las consecuencias de lo que hace, o si están abusando de ella, eso cambiaría cómo una se defiende a sí misma en una situación sexual", planteó.

Vigod apuntó que un abordaje para el tema es enfocarse más en las chicas mentalmente enfermas cuando los grupos visitan las escuelas, y hablar sobre un sexo más seguro. Dijo que, por ejemplo, podrían enfocarse más en cómo las chicas que se sienten mal sobre sí mismas pueden expresarse y evitar tener sexo sin protección.

El estudio aparece en línea el 10 de febrero y en la edición impresa de marzo de la revista Pediatrics.

Más información

Para más información sobre el embarazo adolescente, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Simone Vigod, M.D., scientist, Women's College Research Institute, staff psychiatrist, Women's College Hospital, and assistant professor, department of psychiatry, University of Toronto; Jaimee Heffner, Ph.D., staff scientist, Fred Hutchinson Cancer Research Center, Seattle; March 2014, Pediatrics

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.