La voz de la madre en un chupete especial ayuda a los bebés prematuros a aprender a comer

Cuando succiona adecuadamente, se recompensa al bebé con una canción de mamá, explican los investigadores

Por Serena Gordon
Reportero de Healthday

LUNES, 17 de febrero de 2014 (HealthDay News) -- Con frecuencia, los bebés prematuros tienen dificultades para aprender a comer. Ahora, un chupete especial que reproduce una canción grabada parece ayudar a acelerar el proceso, señalan unos investigadores.

Cuando los bebés succionan el chupete de forma adecuada, se les recompensa con una canción cantada por su madre.

"Los bebés prematuros tienen que averiguar cómo coordinar la succión, tragar su propia saliva y respirar. Se trata de una tarea increíblemente difícil para los bebés, y es extenuante", señaló la autora principal del estudio, la Dra. Nathalie Maitre, directora de las clínicas de seguimiento de las unidades de cuidados intensivos neonatales del Hospital Pediátrico de la Universidad de Vanderbilt.

"La succión no nutricional [con un chupete] ha sido utilizada en las unidades de cuidados intensivos neonatales durante los últimos 10 años, y ayuda a que la succión de los bebés mejore", señaló Maitre.

Pero Maitre y sus colaboradores deseaban ver si podían lograr que los bebés aprendieran a comer más rápidamente, porque en muchos casos la incapacidad de comer bien es lo único que mantiene a un bebé prematuro en el hospital.

Los resultados del estudio aparecen en la edición en línea del 17 de febrero de la revista Pediatrics.

Maitre halló un chupete aprobado por la FDA y comercialmente disponible que contenía un sensor para detectar cuándo el bebé succionaba de forma adecuada y con suficiente fuerza para activar una canción o historia grabada.

Los investigadores añadieron las voces de las madres porque investigaciones previas han mostrado que "los bebés responden mucho a la voz de la madre", apuntó Maitre.

Un musicoterapeuta hizo que las madres grabaran dos canciones en una forma específica y repetitiva, usando solo una octava. "La música debía calibrarse con cuidado para que los cerebros de los bebés prematuros fueran receptivos a ella", explicó Maitre.

Los investigadores incluyeron a casi 100 bebés en el estudio. Todos tenían una edad gestacional de 34 a 35 semanas, y tomaban menos de la mitad de sus alimentos de forma oral. Lo demás se les administraba a través de un tubo de alimentación. Algunos de los bebés tenían lesiones cerebrales.

Alrededor de la mitad de los bebés se asignaron al azar al grupo del chupete musical, mientras que la otra mitad estaba en un grupo de "control" y no recibieron el chupete. A los bebés se les ofreció el chupete para la succión no alimentaria antes de los periodos de alimentación siempre que estaban quietos pero en un estado de alerta, según el estudio.

"La voz de la madre es un estimulante excelente", aseguró Maitre. "Los bebés apenas tardaron uno o dos días en aprender que si succionaban con la fuerza y el patrón adecuados, podían escuchar la voz de su madre cantando".

Esa recompensa ayudó a los bebés a aprender a coordinar todas las tareas distintas para una alimentación exitosa, aseguró.

Los bebés que recibieron el chupete musical comieron el doble de rápido que los bebés del grupo de control. También comieron dos veces más que los bebés del grupo de control. Y pudieron graduarse en la alimentación oral exclusiva una semana completa antes que los bebés del grupo de control.

Pero el aumento de peso fue similar en ambos grupos, y aunque los bebés que recibieron el chupete musical tuvieron unas estadías hospitalarias un 20 por ciento más cortas, ese hallazgo no alcanzó la significación estadística.

La Dr. Deborah Campbell, directora de neonatología del Hospital Pediátrico del Centro Médico Montefiore, en la ciudad de Nueva York, dijo que los problemas de alimentación son comunes en los bebés prematuros, "sobre todo en el grupo de prematuridad tardía, que la gente tiende a pensar que no tiene muchos problemas. Pero las estadías hospitalarias podrían ir más allá de lo normal para algunos bebés debido a las dificultades con la alimentación".

"La intervención de este estudio resultó útil, y refuerza el valor de la voz materna", dijo Campbell. "Contar con la voz de la madre mientras el bebé succionaba no nutritivamente ayudó a los bebés a lograr una alimentación completa con pezón antes".

"No tuvo una diferencia estadísticamente significativa en las hospitalizaciones pero los bebés sí se alimentaron más de forma oral y lograron una alimentación completa con pezón antes", señaló.

Campbell dijo que los padres también pueden ayudar al involucrarse más con los bebés durante la alimentación, y sobre todo al prestar atención a las pistas alimentarias y al responder a esas pistas durante la alimentación.

¿Ayudaría este dispositivo a calmar a los bebés de término inquietos? Maitre dijo que no es para el bebé promedio.

Maitre no tiene vínculos con la compañía que produce los chupetes interactivos, y no recibió fondos de la compañía para el estudio.

Más información

Para más información sobre el experimento con el chupete musical, haga clic aquí.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Nathalie Maitre, M.D., Ph.D., assistant professor, pediatrics and physical medicine and rehabilitation, and director, NICU follow-up clinic, Vanderbilt University Children's Hospital, Nashville, Tenn.; Deborah Campbell, M.D., professor, clinical pediatrics, Albert Einstein College of Medicine, and director, division of neonatology, Children's Hospital, Montefiore Medical Center, New York City; March 2014 Pediatrics

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. enlace externo  Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite Noticias de la salud.