(FUENTES: Michelle Macy, M.D., M.S., F.A.A.P, clinical lecturer, departments of emergency medicine and pediatrics, University of Michigan, and C.S. Mott Children's Hospital, Ann Arbor, Mich.; Bill Hall, manager, cccupant protection program, University of North Carolina Highway Safety Research Center, Chapel Hill; May 5-6 presentations, Pediatric Academic Societies meeting, Washington, D.C.)

Muchos padres envían mensajes de texto y hablan por teléfono mientras conducen con sus hijos en el coche, según una encuesta- healthfinder.gov

Skip Navigation

Muchos padres envían mensajes de texto y hablan por teléfono mientras conducen con sus hijos en el coche, según una encuesta

Las conversaciones por teléfono celular son lo más común, pero las distracciones también incluyen el aseo personal, navegar por internet y cuidar a los niños

Por Alan Mozes
Reportero de Healthday

LUNES, 6 de mayo (HealthDay News) -- La gran mayoría de padres admiten distraerse de alguna forma mientras conducen el coche con sus hijos pequeños, revela una encuesta reciente.

Entre unos 600 padres encuestados, casi el 90 por ciento dijeron que en el mes anterior habían participado en al menos un tipo de conducta de interacción tecnológica que les distraía mientras conducían y en el coche había un niño de entre 1 y 12 años de edad.

Las llamadas telefónicas fueron la distracción principal.

"Gran parte de la atención sobre el problema de las distracciones durante la conducción se ha enfocado en los adolescentes y los conductores novatos", comentó la autora líder del estudio, la Dra. Michelle Macy, profesora clínica de los departamentos de medicina de emergencia y de pediatría de la Universidad de Michigan. "Pero nuestro estudio muestra que la mayoría de los padres dijeron que, en promedio, se habían distraído cuatro veces mientras llevaban en el coche a sus hijos en el mes anterior, una frecuencia mayor a la que esperaba".

"Nueve de cada diez admitieron haberse distraído con la tecnología, pero también preguntamos sobre otras distracciones, como alimentar al niño o recoger un juguete del niño", señaló. "Esas cosas también fueron bastante comunes. Y también fue frecuente hallar padres que comían, bebían o fumaban mientras conducían".

Macy, quien también trabaja en el Hospital Pediátrico C.S. Mott en Ann Arbor, Michigan, presentó los hallazgos el domingo y el lunes en la reunión anual de las Sociedades Académicas de Pediatría (Pediatric Academic Societies), en Washington, D.C.

Los participantes en la encuesta eran padres o cuidadores a quienes se les hizo las preguntas cuando llevaron a sus hijos a una de dos salas de emergencia en Michigan por cualquier motivo, que no necesariamente tenía que ver con un accidente de coche.

Se pidió a los padres que indicaran con qué frecuencia se habían distraído mientras conducían con un niño a bordo en el mes anterior. Las distracciones posibles incluían llamadas telefónicas (tanto si eran de manos libres como si no), enviar mensajes de texto, navegar por internet, el cuidado personal, comer, atender al niño, usar un sistema de navegación o mapa, y el uso del sistema de entretenimiento del vehículo.

El resultado: más del 70 por ciento dijeron que se habían distraído con llamadas telefónicas, y más de la mitad de éstos dijeron que sus teléfonos celulares eran una distracción la mayoría de veces que conducían.

Un número casi igual dijo que habían intentado alimentar al niño o lidiar con sus cosas mientras conducían. Una vez más, más de la mitad de esos padres dijeron que esto ocurría la mayoría de veces que se sentaban al volante.

El cuidado personal también fue una distracción en poco menos del 70 por ciento de los encuestados, mientras que más de la mitad admitió que intentaban dilucidar qué dirección debían seguir mientras conducían.

Cambiar la música en el coche también había sido una distracción para alrededor de la mitad de los padres. La distracción menos común anotada fueron los mensajes de texto. Poco más del 10 por ciento de los padres dijeron que esto era un problema para ellos.

Los conductores que dijeron que esas distracciones eran un problema también eran más propensos a haber sufrido un accidente de coche en algún momento.

El uso de los cinturones de seguridad infantiles también contribuía a ese riesgo. Los que conducían mientras sus hijos no estaban adecuadamente protegidos con cinturones en el asiento del coche, en un asiento infantil o con un cinturón normal (dependiendo de la edad) tenían dos veces y media más probabilidades de que sus hijos les distrajeran de alguna forma mientras conducían.

El uso de los cinturones de seguridad del coche por parte de los niños varió según la raza, dijeron los investigadores. Se halló un uso adecuado para la edad en el 86 por ciento de los padres blancos, en el 65 por ciento de los padres negros y en el 70 por ciento de los padres de otras razas.

Los autores también observaron que los padres con unos mayores niveles educativos y de ingresos eran los más propensos a ser distraídos mientras conducían con sus hijos.

"La moraleja es que los ojos y manos de un padre deben prestar toda la atención al trabajo más importante del momento mientras conducen con sus hijos, y eso es conducir", enfatizó Macy. "Quizás sea conveniente, pero es una cuestión de responsabilidad personal, de mantenerse concentrado. Dado que no todas las personas pueden regularse a sí mismas, quizás se necesite más legislación estatal y local para restringir cosas como las llamadas telefónicas mientras se conduce, para aclarar que no es bueno distraerse mientras se conduce".

Por su parte, Bill Hall, gerente del programa de protección de los ocupantes del Centro de Investigación de Seguridad Vial de la Universidad de Carolina del Norte, no mostró mucha sorpresa sobre la magnitud del problema descubierto por la encuesta.

"Francamente, todos los conductores de todas las edades tienden a distraerse con un amplio rango de asuntos", señaló Hall. "El mensaje que siempre intentamos transmitir cuando hablamos con los padres y al tratar con los niños es que cuando se está conduciendo, conducir tiene que ser el trabajo principal. Si hay alguna necesidad, por ejemplo, alimentar al niño o ajustar su cinturón, lo prudente es hallar un lugar seguro y aparcar. Lo que no se debe es intentar hacer esas cosas mientras se conduce".

Debido a que esta investigación se presentó en una reunión médica, sus datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre las distracciones mientras se conduce, visite el Departamento de Transporte de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.