(FUENTES: Ana Paredes, M.D., pediatric nephrologist, Miami Children's Hospital; David Katz, M.D., M.P.H., director, Yale University Prevention Research Center, New Haven, Conn.; August 2013 Hypertension)

Más niños estadounidenses podrían estar en riesgo de hipertensión- healthfinder.gov

Skip Navigation

Más niños estadounidenses podrían estar en riesgo de hipertensión

Un estudio examinó el aumento de la grasa corporal, del tamaño de la cintura y en la ingesta de sal durante un periodo de 13 años

Por Steven Reinberg
Reportero de Healthday

LUNES, 15 de julio (HealthDay News) -- El riesgo de que los adolescentes y niños estadounidenses tengan la presión arterial alta aumentó en un 27 por ciento en 13 años, ya que el tamaño de sus cinturas se incrementó y los niños consumían más sal, según un estudio reciente.

"La hipertensión es el factor de riesgo predominante del accidente cerebrovascular, y las tasas de niños que padecen un accidente cerebrovascular han aumentado en EE. UU. en los últimos años", afirmó el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención de la Universidad de Yale. Katz no participó en el estudio.

Los investigadores de la Universidad de Harvard recogieron datos de más de 3,200 niños de 8 a 17 años de edad que participaron en la Encuesta nacional de examen sobre salud y nutrición desde 1988 hasta 1994, y los compararon con los de los más de 8,300 niños que participaron en la misma encuesta desde 1999 hasta 2008.

Aunque los niños del estudio tenían la presión sanguínea elevada, no podían ser clasificados como hipertensos, porque, para hacer tal diagnóstico, las lecturas deben ser altas tres veces seguidas, indicaron los investigadores.

Conforme continúa la epidemia de obesidad, los médicos están viendo a más niños con la presión arterial alta, comentó una experta.

"Solamente hoy veré de 10 a 15 [pacientes], la mayoría adolescentes, que tienen sobrepeso e hipertensión", afirmó la Dr. Ana Paredes, nefróloga pediátrica en el Hospital Pediátrico de Miami.

El primer paso en el tratamiento de estos niños es cambiar su dieta y aumentar la cantidad de ejercicio que hacen, comentó Paredes. "Les doy un plan que pueden seguir", señaló. "Les digo que intenten perder una libra (0.45 Kg) por semana".

Paredes también aconseja a sus pacientes que reduzcan la cantidad de sal de su dieta. Gran parte de la sal que consumen los niños procede de alimentos procesados y de bebidas como los refrescos, explicó. "Si se bebe un Gatorade mientras ve la televisión o trabaja con la computadora, se está intoxicando con sal", señaló.

Katz afirmó que el nuevo estudio se suma a la gran cantidad de evidencias de que la ingesta de sodio afecta a la presión arterial tanto en los niños como en los adultos.

"El camino del aumento en la ingesta de sodio a la presión arterial elevada y al aumento de casos de accidentes cerebrovasculares es una razón para preocuparse y para realizar acciones correctivas", afirmó Katz.

Los estadounidenses comen un promedio de 3,400 miligramos (mg) de sal al día, más del doble de la recomendación de 1,500 mg o menos planteada por la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association). Dos tercios de la sal proceden de alimentos procesados y comidas en restaurantes.

La asociación entre el índice de masa corporal (una medida de la grasa corporal) y la presión sanguínea es todavía más fuerte que la asociación con el sodio, señaló Katz. "Conforme aumentan las tasas de obesidad en los niños, también aumenta su presión arterial", según Katz.

La gran cantidad de sal que hay en la comida procesada es corregible, como también lo son las influencias que están haciendo obesos a los niños, comentó. "Si necesitábamos otra razón por la que actuar, este estudio nos proporciona una. Conforme aumenta la presión arterial de los niños, también aumenta la presión sobre nosotros para hacer lo que sea necesario a fin de detener esta tendencia".

Para las personas adultas, una presión arterial de menos de 120/80 mm Hg se considera normal. Sin embargo, en los niños y adolescentes, la presión sanguínea normal varía en función de la edad, el sexo y la estatura, indicaron los investigadores.

Para calcular el riesgo de tener una presión arterial alta, tomaron en cuenta las diferencias entre los dos grupos de niños teniendo en cuenta la edad, el sexo, la raza y la etnia, la masa corporal, el tamaño de la cintura y la ingesta de sal.

Algunos de los puntos más destacados del estudio, publicado en línea el 15 de julio y en la edición impresa de agosto de la revista Hypertension, fueron los siguientes:

  • Aunque los chicos eran más propensos a tener una presión sanguínea más elevada, la tasa aumentó más rápidamente en las chicas.
  • Con el paso del tiempo, más niños tenían sobrepeso y cinturas más anchas, sobre todo las chicas.
  • Los niños con la cintura más ancha tenían casi el doble de probabilidades de tener la presión sanguínea alta, en comparación con los niños con la cintura más estrecha.
  • Los niños negros tenían un riesgo un 28 por ciento más alto de tener la presión sanguínea alta que los blancos.
  • Los niños que más sal consumían tenían un 36 por ciento más de probabilidades de tener la presión arterial alta, en comparación con los que menos consumían.
  • En ambos estudios, más del 80 por ciento de los niños ingerían diariamente más de 2,300 mg de sal. No obstante, en el último estudio había menos niños que tomaran más de 3,450 mg de sal.

"Todo el mundo espera que la ingesta de sodio siga aumentando", comentó en una declaración el investigador principal, Bernard Rosner, profesor de medicina en la Facultad de Medicina de la Harvard. "Parece que las recomendaciones dietéticas se escuchan un poco, pero no mucho".

"Tener la presión arterial alta es peligroso en parte porque muchas personas no saben que la tienen", añadió. "Es algo muy engañoso. Se ha de medir regularmente la presión arterial para mantenerla controlada".

Algunas de las 350,000 muertes prevenibles cada año en Estados Unidos se deben a la presión arterial alta, indicaron los investigadores.

Más información

Para más información sobre la hipertensión en los niños, visite la Nemours Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.