(FUENTES: Sarah D. Berry, M.D., M.P.H., research scientist, Institute for Aging Research, Hebrew Senior Life, and assistant professor of medicine, Harvard Medical School, Boston; Robert Recker, M.D., president, National Osteoporosis Foundation, and professor of medicine, chief of endocrinology and director, Osteoporosis Research Center, Creighton University, Omaha, Neb.; Sept. 25, 2013, Journal of the American Medical Association)

Observan pocos beneficios con la repetición de las pruebas de densidad ósea- healthfinder.gov

Skip Navigation

Observan pocos beneficios con la repetición de las pruebas de densidad ósea

Los adultos mayores sin osteoporosis podrían esperar más tiempo entre las pruebas exploratorias, sugiere un estudio

Por Kathleen Doheny
Reportero de Healthday

MARTES, 24 de septiembre (HealthDay News) -- Para muchas personas mayores, quizás no valga la pena someterse a pruebas de imágenes frecuentes para ver si están en riesgo de fracturas óseas, sugiere un estudio reciente.

Repetir una prueba de densidad mineral ósea cuatro años tras la prueba inicial no proveyó sustancialmente más información para predecir el riesgo de fractura entre los hombres y las mujeres mayores que aún no sufrían de osteoporosis, halló el estudio.

"Hallamos que la prueba inicial de densidad ósea hizo un buen trabajo al identificar a los individuos en riesgo de fractura", aseguró la Dra. Sarah D. Berry, científica investigadora del Instituto para la Investigación sobre la Vejez de Hebrew Senior Life y profesora asistente de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston.

La prueba DEXA de la densidad mineral ósea con frecuencia se repite cada dos años, apuntó Berry, dado que la Parte B de Medicare la reembolsa cada dos años, y con mayor frecuencia si resulta necesario. DEXA es la sigla en inglés de absorciometría dual de rayos X. Las personas con una densidad ósea más baja están en mayor riesgo de una fractura de los huesos.

El estudio, que incluyó a más de 800 hombres y mujeres con una edad promedio de 75 años, aparece en la edición del 25 de septiembre de la revista Journal of the American Medical Association.

El estudio de Berry se llevó a cabo para determinar si hacer la prueba con un intervalo de cuatro años era excesivo y se podría obviar sin provocar daño, ahorrando así dinero en la atención sanitaria. Actualmente, alrededor del 22 por ciento de los pacientes de Medicare evaluados se hacen una prueba repetida, con una diferencia promedio de 2.2 años, según la información de respaldo incluida en el estudio.

El equipo de Berry dio seguimiento a los participantes por un periodo promedio de unos diez años. Hallaron que, en ese tiempo, 113 personas sufrieron una o más fracturas importantes. Cuando observaron si los resultados de la segunda prueba predecían las fracturas, añadieron que proveían poca información adicional.

"Hacer repetir una prueba de densidad ósea a los que al final experimentaron una fractura de cadera mejoró nuestra capacidad para clasificar a una persona como de mayor riesgo en alrededor de un cuatro por ciento", apuntó Berry.

Comentó que el mensaje no es ignorar al riesgo de cadera y que el estudio solo habla sobre el intervalo de cuatro años, no de intervalos más largos. "Lo que nuestro estudio sugiere es que un médico debe reevaluar el riesgo rutinariamente", apuntó, pero que probablemente lo podría hacer sin repetir la prueba de densidad ósea cada dos años.

En lugar de eso, el médico podría observar la prueba inicial y actualizar la información al tomar en cuenta la edad y el peso actual de la persona, y utilizar la herramienta en línea FRAX, una herramienta estándar de evaluación de las fracturas desarrollada por la Organización Mundial de la Salud, que evalúa el riesgo de fractura a los diez años.

Sin embargo, otro experto expresó algunas dudas. "Creo que estudios como este tienden a ser interpretados en exceso en términos del ahorro de dinero", apuntó el Dr. Robert Recker, presidente de la National Osteoporosis Foundation y director del Centro de Investigación sobre la Osteoporosis de la Universidad de Creighton en Omaha, Nebraska.

"Cada paciente es una situación distinta", aseguró, y añadió que los médicos deben decidir según cada caso sobre las pruebas de seguimiento para la predicción del riesgo.

Recker también dijo que el número de personas del estudio es relativamente pequeño, y que los investigadores también excluyeron a los que sufrieron una fractura de cadera antes de la segunda prueba, porque ya les habrían recetado los medicamentos para aumentar la densidad ósea. "Los [participantes] con un riesgo alto ya habían sido eliminados de la muestra", comentó.

La National Osteoporosis Foundation recomienda pruebas de densidad ósea a las mujeres a partir de los 65 años y a los hombres a partir de los 70, o antes si hay factores de riesgo como unos antecedentes de fractura.

Más información

Para más información sobre la prueba de densidad ósea, visite la National Osteoporosis Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.