(FUENTES: Cecilia Samieri, Ph.D., researcher, INSERM and Universite de Bordeaux, France; Connie Diekman, R.D., director of university nutrition, Washington University, St. Louis; Nov. 5, 2013, Annals of Internal Medicine)

La dieta mediterránea podría ayudar a las mujeres a vivir unas vidas más largas y sanas- healthfinder.gov

Skip Navigation

La dieta mediterránea podría ayudar a las mujeres a vivir unas vidas más largas y sanas

Un estudio halla que seguir la dieta en la mediana edad aumenta las probabilidades de vivir más de 70 años en un 40 por ciento

Por Kathleen Doheny
Reportero de Healthday

LUNES, 4 de noviembre (HealthDay News) -- Las mujeres de mediana edad que siguen una dieta mediterránea, que es saludable para el corazón, podrían vivir una vida más sana y larga, sugiere un estudio reciente.

"Las mujeres con unos patrones alimentarios más saludables en la mediana edad tenían un 40 por ciento más probabilidades de sobrevivir hasta los 70 y más allá", señaló la investigadora líder, Cecilia Samieri, miembro postdoctoral que llevó a cabo el estudio mientras estaba en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard y en el Hospital Brigham and Women's, en Boston. Actualmente, es investigadora del INSERM y de la Universite de Bordeaux, en Francia. El INSERM es el equivalente francés de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.

Las mujeres que comían más sano no solo vivían más, sino que también les iba mejor. Era menos probable que sufrieran alguna enfermedad crónica importante, y eran más propensas a no presentar deterioro en el funcionamiento físico, la salud mental o las habilidades de pensamiento. Sin embargo, la investigación no probó causalidad entre comer mejor y tener una vida más larga.

Samieri dijo que considera que la mejora del 40 por ciento es sustancial. Las que seguían de cerca la dieta mediterránea eran más propensas a vivir más de 70 sin enfermedades cardiacas, diabetes u otras enfermedades crónicas. También eran más propensas a ser clasificadas como "envejecientes sanas" que las que no seguían las dietas de cerca o no lo hacían en lo absoluto. Pero, apuntó Samieri, "apenas el 11 por ciento de nuestras participantes fueron clasificadas como envejecientes sanas en general".

El estudio aparece en la edición del 5 de noviembre de la revista Annals of Internal Medicine. Fue financiado por el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. y los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.

Para el estudio, Samieri y sus colaboradores evaluaron la dieta y los expedientes médicos de más de 10,000 mujeres que participaron en el Estudio de salud de las enfermeras, una investigación mucho más amplia. Las mujeres tenían entre 56 y 64 años entre 1984 y 1986, y estaban libres de enfermedades crónicas importantes. Unos 15 años más tarde, volvieron a proveer información sobre la dieta y la salud.

"La dieta mediterránea se caracteriza por una mayor ingesta de [frutas, verduras, legumbres, granos integrales] y pescado; una ingesta más baja de carnes rojas y procesadas; una ingesta moderada de alcohol; unas mayores cantidades de [grasas monoinsaturadas, provistas sobre todo por el aceite de oliva en los países mediterráneos], y unas cantidades más bajas de [grasas saturadas]", apuntó Samieri. Las grasas saturadas se hallan en los productos horneados, las carnes grasas y otros alimentos.

Aunque el estudio no observó a los hombres, Samieri señaló que estudios anteriores sobre la dieta y un envejecimiento sano no hallaron diferencias sexuales, "así que parece razonable creer que el beneficio sería similar". Sin embargo, añadió, esa suposición está por comprobarse.

Aunque Samieri no estudio el efecto del periodo de tiempo que alguien había estado en una dieta, dijo que adoptarla antes en lugar de después probablemente sea mejor.

¿Cuál es la clave de que la dieta aparentemente alargue la vida? Samieri dijo que el análisis sugiere que los patrones dietéticos saludables en general tenían un mayor impacto que cualquier alimento individual.

Otros estudios también han encontrado que las dietas saludables, como la dieta mediterránea, se vinculan con una mejor salud a largo plazo, pero este nuevo estudio solo es observacional, señalo Connie Diekman, directora de nutrición universitaria de la Universidad de Washington, en St. Louis. Esto significa "que no se puede vincular de forma concluyente la causa y el efecto", dijo Diekman, ex presidenta de la Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics).

Entre otras limitaciones del estudio, apuntó, los investigadores solo observaron dos cuestionarios sobre la alimentación durante el periodo del estudio, lo que provee una idea que dista mucho de ser integral de los hábitos alimentarios verdaderos.

Sin embargo, señaló Diekman, hay muchos motivos para promover unas dietas mejores, como la mediterránea.

"Sabemos que unas conductas más saludables en mujeres y hombres se convierten en patrones, y por ende en un estilo de vida que fomenta la salud", planteó.

Más información

Para más información sobre la dieta mediterránea, visite la Academia de Nutrición y Dietética.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.