(FUENTES: Lynn Webster, M.D., president, American Academy of Pain Medicine; Marco Loggia, M.D., Massachusetts General Hospital and Harvard Medical School, Boston; John Kissel, M.D., professor, neurology, and director, division of neuromuscular medicine, Wexner Medical Center, Ohio State University, and member, American Academy of Neurology; Nov. 5, 2013, Arthritis & Rheumatism)

Unos escáneres cerebrales muestran que los pacientes de fibromialgia procesan el dolor de forma distinta- healthfinder.gov

Skip Navigation

Unos escáneres cerebrales muestran que los pacientes de fibromialgia procesan el dolor de forma distinta

La actividad en ciertas regiones sugiere el motivo de que tengan menos capacidad de prepararse para el dolor o responder al alivio del dolor

Por Dennis Thompson
Reportero de Healthday

MARTES, 5 de noviembre (HealthDay News) -- Unos escáneres cerebrales revelan que las personas que sufren de fibromialgia podrían no ser tan capaces de prepararse para el dolor como las personas sanas, y son menos propensas a responder a la promesa de alivio del dolor.

Ese procesamiento alterado del dolor podría explicar por qué algunas personas con la misteriosa enfermedad crónica sienten el dolor con más intensidad y no responden tan bien a los analgésicos narcóticos, señalaron los investigadores. Los hallazgos aparecen en la edición del 5 de noviembre de la revista Arthritis & Rheumatism.

Las personas sin fibromialgia pueden aliviar mentalmente algunos tipos de dolor que la gente experimenta, explicó la Dra. Lynn Webster, presidenta de la Academia Americana de Medicina del Dolor (American Academy of Pain Medicine). "En las personas con fibromialgia, esa capacidad parece estar disminuida, o incluso eliminada", apuntó Webster. "Quizás no puedan responder de la misma forma a los medicamentos o a nuestros mecanismos intrínsecos [naturales] para afrontar el dolor".

Nadie sabe qué provoca la fibromialgia, que conlleva un dolor articular y muscular generalizado. El trastorno afecta al 3.4 por ciento de las mujeres y al 0.5 por ciento de los hombres de EE. UU., según el estudio. Las mujeres mayores son más propensas a sufrir de fibromialgia, que afecta a más del 7 por ciento de las mujeres de 60 a 79 años de edad.

Los investigadores llevaron a cabo este estudio con 31 pacientes de fibromialgia y 14 personas sanas.

Los autores del estudio utilizaron IRM para escanear el cerebro de cada participante mientras una manga para tomar la presión arterial apretaba dolorosamente la pantorrilla del paciente, explicó el autor del estudio, el Dr. Marco Loggia, del Hospital General de Massachusetts y la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston. Los médicos modificaron la presión provista por la manga de manera que todos, con son sin fibromialgia, calificaran el dolor entre 40 y 50 en una escala de 100.

"Provee un dolor muy profundo de tipo muscular", comentó Loggia. "Está más cercano al dolor clínico que experimenta un paciente de fibromialgia".

Los pacientes también recibieron una pista visual que les informaba cuándo la manga iba a comenzar a apretar la pantorrilla y cuándo la manga aflojaría, permitiendo a los investigadores observar cómo el cerebro respondía a la anticipación tanto del dolor como del alivio.

Como se anticipó, las personas con fibromialgia necesitaron mucha menos presión para alcanzar la misma calificación de dolor que una persona sana, señaló Loggia.

Pero los médicos también notaron diferencias clave en la forma en que ciertas partes del cerebro afrontaban el dolor antes, durante o después.

Una región del cerebro que mostró una respuesta alterada fue el área ventral tegmental (AVT), un conjunto de neuronas en el centro del cerebro que responden a la recompensa o al castigo. La AVT ayuda a regular la liberación de la dopamina, una sustancia cerebral que alivia el dolor. Desempeña un papel esencial en la respuesta a los analgésicos de una persona, y se ha vinculado con la adicción a las drogas.

"La AVT en los voluntarios sanos se activo antes de y durante el dolor, y la región se desactivó cuando recibieron la señal de alivio. Las personas estaban más preocupadas sobre el dolor que iban a recibir y se veían más recompensadas por la pista de que el dolor terminaría pronto", comentó Loggia. "En las personas con fibromialgia, no vemos esto. La activación está completamente destemplada".

La respuesta alterada de la AVT también podría explicar por qué los pacientes de fibromialgia con frecuencia no responden a los analgésicos narcóticos, añadió.

Los investigadores también notaron una respuesta distinta en el gris periacueductal (GPA), una pequeña estructura del centro del cerebro que desempeña un papel en la transición del dolor. "En los animales, se ha mostrado que si se estimula eléctricamente esa área, las respuestas al dolor bajan", apuntó Loggia.

El GPA se activa en las personas sanas que han recibido una pista de que el dolor es inminente, a medida que se preparan para que llegue el dolor. Pero la región no se activa cuando se advierte a las personas con fibromialgia sobre un dolor que llega, lo que sugiere que son menos capaces de protegerse de las señales del dolor, planteó Loggia.

El estudio provee "otra prueba de que en la fibromialgia hay algo fundamentalmente mal, y la idea de que se trata de un trastorno periférico es errónea", aseguró el Dr. John Kassel, profesor de neurología y director de la división de medicina neuromuscular del Centro Médico Werner de la Universidad Estatal de Ohio.

Sin embargo, el estudio y sus conclusiones tienen ciertas limitaciones.

Loggia anotó que la actividad cerebral activada podría ser explicada por el hecho de que los pacientes de fibromialgia soportan un dolor constante, y el trastorno ha alterado la respuesta cerebral, en lugar de lo contrario.

"Los pacientes voluntarios pasan de un estado sin dolor a un estado con dolor", comentó. "Pero los pacientes de fibromialgia pasan de un nivel más bajo de dolor a un nivel más alto de dolor, lo que podría afectar la forma en que procesan las pistas de dolor y de alivio".

Además, los investigadores no compararon la respuesta de los pacientes de fibromialgia con la de personas que sufrían de otras afecciones de dolor crónico, apuntó Kassel.

"Quizás esto no sea provocado por la fibromialgia", dijo. "Podría simplemente ser algo que sucede en la mayoría de pacientes de dolor crónico".

Más información

Para más información sobre la fibromialgia, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.