(FUENTES: Niels Graudal, M.D., senior consultant, department of internal medicine/infectious, medicine/rheumatology, Copenhagen University Hospital, Denmark; Samantha Heller, M.S., R.D., senior clinical nutritionist, NYU Langone Medical Center, New York City; Janelle Gunn, M.P.H., R.D., public health analyst, Division for Heart Disease and Stroke Prevention, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; April 2, 2014, American Journal of Hypertension)

Las directrices de los CDC sobre la sal son demasiado bajas para una buena salud, sugiere un estudio- healthfinder.gov

Skip Navigation

Las directrices de los CDC sobre la sal son demasiado bajas para una buena salud, sugiere un estudio

Pero la agencia respalda sus recomendaciones para prevenir el ACV y la enfermedad cardiaca

Por Steven Reinberg
Reportero de Healthday

MIÉRCOLES, 2 de abril de 2014 (HealthDay News) -- Todavía no eche su salero a la basura. Un nuevo análisis de Dinamarca sugiere que las directrices recomendadas actuales sobre la sal podrían ser demasiado bajas.

La nueva investigación indica que los estadounidenses consumen una cantidad saludable de sal, aunque los promedios diarios superen las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"No hay motivos para que la mayoría de personas cambien sus hábitos dietéticos sobre la sal, ya que la mayoría de personas consumen lo que parece ser la cantidad más segura", señaló el autor de la revisión, el Dr. Niels Graudal, asesor principal del Hospital de la Universidad de Copenhague, en Dinamarca.

Para el estudio, que aparece en la edición del 2 de abril de la revista American Journal of Hypertension, los investigadores analizaron 25 estudios anteriores. Hallaron que unos niveles bajos de consumo de sal podrían vincularse con un mayor riesgo de muerte.

El estudio en realidad muestra que tanto un exceso como una falta de sal resultan nocivos, señaló Graudal.

"La ingesta de sal por encima de 12,000 [miligramos] se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y mortalidad", apuntó. En otras palabras, unos niveles altos de ingesta diaria de sal podrían reducir la esperanza de vida de una persona, y aumentar su riesgo de enfermedad cardiaca.

Y Graudal anotó que el mismo efecto se observó en el otro extremo del espectro, cuando se consume muy poca sal al día.

¿Cuál es el rango más seguro? Entre 2,645 y 4,945 mg de sal al día, dijeron los autores del estudio. Y la mayor parte de las poblaciones del mundo consumen esa cantidad, según la información de respaldo del estudio.

El nuevo análisis contradice la política actual de salud pública de EE. UU., pero es poco probable que la cambie.

Los CDC respaldan su recomendación de menos de 2,300 mg de sal al día para las personas sanas menores de 50 años, y de menos de 1,500 mg al día para la mayoría de personas mayores de 50, apuntó una representante de la agencia.

"Casi todo el mundo se beneficia de un menor consumo de sodio", aseguró Janelle Gunn, analista de salud pública de la división de prevención de la enfermedad cardiaca y del accidente cerebrovascular (CDC) de los CDC. "El 90 por ciento de los estadounidenses superan el límite general diario recomendado de ingesta de sodio de 2,300 mg, aumentando su riesgo de hipertensión, enfermedad cardiaca y ACV".

Reducir la ingesta de sal al nivel actualmente recomendado para la población general prevendría decenas de miles de ataques cardiacos y ACV al año, aseguró Gunn.

Las dietas ricas en sal pueden conducir a la hipertensión y al ACV. El ACV es una importante causa de muerte y discapacidad en EE. UU.

Qué constituye un exceso o una falta de sal es tema de debate, apuntó Samantha Heller, nutricionista clínica principal del Centro Médico Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

"Pero el argumento sobre la sal en realidad se trata del equilibrio. La realidad es que muy pocas personas tienen una idea de cuánta sal consumen al día", apuntó Heller.

"Este estudio resalta el hecho de que el exceso o la falta de sal pueden afectar las funciones fisiológicas del cuerpo y aumentan el riesgo de muerte", añadió.

Alrededor del 80 por ciento de la sal de la dieta estadounidense proviene de alimentos procesados, como el pan, los embutidos y la pizza, además de la comida de restaurantes y de la comida congelada preparada, comentó Heller.

"Me gusta la idea de controlar la cantidad de sal en la comida que consumimos al preparar la mayor parte de la comida en casa, en lugar de dejar que las compañías de comida o los restaurantes decidan el contenido de sal", planteó Heller.

Los estudios que Graudal y sus colaboradores revisaron incluyeron a casi 275,000 personas.

Hallaron una correlación entre la ingesta de sal y los resultados de salud. Las muertes aumentaron cuando el consumo diario era de menos de 2,645 mg al día o de más de 4,945 mg. Así que un consumo excesivamente alto y bajo de sal se asoció con una menor supervivencia.

Pero los investigadores encontraron poca o ninguna variación en las muertes cuando las personas mantuvieron la ingesta de sal dentro de ese rango diario.

Los autores del estudio dijeron que sus hallazgos ofrecen una repuesta a un informe del Instituto Nacional de Medicina de EE. UU. publicado en 2013 que concluyó que había poca evidencia sobre qué constituye un exceso o una falta de sal.

Más información

Para más información sobre la ingesta recomendada de sal, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

Derecho de Autor © 2014 ScoutNews, LLC. Todos los derechos reservados.


Los artículos de HealthDayNews se derivan de varias fuentes noticieras y no reflejan la política federal. healthfinder.gov no endosa las opiniones, productos o servicios que pueden aparecer en las historias noticieras. Para más información sobre asuntos de la salud en las noticias, visite noticias de la salud de healthfinder.gov.