Habla con tus hijos sobre el sexo

in english

Información general

Dales a tus hijos información sobre su cuerpo, sobre el sexo y sobre las relaciones de pareja. Aunque quizás no sea fácil hablar con ellos sobre el sexo, es importante hacerlo y nunca es muy temprano para empezar. Así podrás ayudarlos a mantenerse sanos y a tomar buenas decisiones a medida que van creciendo.

Tal vez te sea difícil saber por dónde comenzar, sobre todo si tus padres no hablaron del sexo contigo cuando estabas creciendo. Los siguientes consejos y estrategias te pueden ayudar:

¿Qué debo decir?

Los niños tienen diferentes preguntas y preocupaciones sobre el sexo a distintas edades. A medida que tu hijo crezca, las cosas de las que hables con él irán cambiando. Recuerda lo siguiente:

  • Háblale del sexo temprano y a menudo. No tienes que decirle todo en una sola conversación.
  • Debes estar preparado para contestar sus preguntas. Las preguntas que te haga te darán una buena idea de lo que ya sabe.
  • Escucha a tu hijo con atención, incluso si no estás de acuerdo con sus opiniones.
  • Intenta usar ejemplos de la televisión o de alguna canción para comenzar la conversación.
  • Sé sincero sobre cómo te sientes. Por ejemplo, si te da vergüenza o te sientes incómodo, está bien decírselo.

¿Cuál es el momento correcto para comenzar a hablar?

Nunca es demasiado pronto para empezar a hablar con los niños sobre su cuerpo. Llama a las “partes íntimas” por su nombre. Si necesitas aprender los nombres correctos, lee los siguientes artículos:

¿Qué le digo a mi hijo sobre la pubertad?

La pubertad es la etapa en la que el cuerpo del niño comienza a cambiar para transformarse en el del adulto. Es diferente en cada niño. 

La pubertad puede ser confusa y abrumadora para muchos niños. Tú puedes ayudarles a tus hijos al:

  • Decirles que la pubertad es una parte normal del crecimiento
  • Darles información clara y exacta para ayudarles a entender los cambios que hay en su cuerpo y en sus sentimientos
  • Hablar de las experiencias que tuviste cuando eras niño

A medida que los niños crecen, es menos probable que te hagan preguntas, así que es bueno que tú comiences la conversación.

¿Qué hago si uno de mis hijos tiene preguntas sobre si es niño o niña?

Algunos niños actúan o se sienten como si fueran de un género diferente del sexo que figura en su partida de nacimiento. Por ejemplo, un varoncito puede sentirse como si fuera una niña y no un niño. Algunos chicos no sienten que son niños ni que son niñas.

Cuando una persona actúa o se siente como si fuera de un género que no corresponde al sexo con que nació, se dice que es de “género no conforme”. Algunos niños pueden sentirse así desde muy temprano, mientras que otros comienzan a sentirse de esta forma durante la pubertad.

Es importante que le digas a tu hijo que lo amas y lo aceptas tal como es. Lee más consejos sobre la crianza de un niño de género no conforme.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo para que tenga relaciones saludables?

Cada familia tiene diferentes reglas sobre la edad a la que los hijos pueden empezar a salir con alguien. Sin importar cuáles sean las reglas de tu familia, lo mejor es que empieces a hablar con tu hijo sobre las relaciones saludables de pareja antes de que empiece a salir con alguien.

Inicia conversaciones con tu hijo sobre qué debe buscar en su pareja. Ayúdalo a establecer expectativas realistas y saludables sobre sus relaciones de pareja.

Habla sobre las relaciones entre dos personas de sexos opuestos y entre dos personas del mismo sexo.

Cuando hables con tu hijo acerca del sexo y las relaciones de pareja, no des por hecho que solo le interesan las relaciones con personas del sexo opuesto. A algunos adolescentes les pueden interesar las relaciones de pareja con personas del mismo sexo o quizá se identifiquen como lesbianas, gay o bisexuales.

Cualquiera que sea el caso, es importante que tu hijo sepa que lo amas y lo aceptas. Los adolescentes gay o bisexuales y las adolescentes lesbianas y bisexuales que cuentan con el apoyo de sus padres tienen menos probabilidades de sufrir depresión y más probabilidades de tomar buenas decisiones sobre el sexo y las relaciones de pareja. Averigua cómo puedes apoyar a un adolescente gay o bisexual y a una adolescente lesbiana o bisexual [PDF, 256 KB] (en inglés).

Más consejos sobre cómo hablar con tus hijos sobre las relaciones saludables de pareja.

¿Qué le digo a mi hijo sobre cómo prevenir el embarazo y las enfermedades de transmisión sexual?

Asegúrate de que tus hijos tengan la información necesaria para tomar decisiones que sean buenas para su salud. Esto abarca darles información sobre el embarazo y las enfermedades de transmisión sexual, como el VIH/sida y la infección por clamidia.

Tanto los niños como las niñas necesitan saber cómo cuidarse. Háblale a tu hijo o hija sobre las formas de prevenir el embarazo y las enfermedades de transmisión sexual, aun cuando creas que no está saliendo con nadie o que no está teniendo relaciones sexuales.

Cuéntale acerca de distintos métodos anticonceptivos, como los anticonceptivos orales. También es importante que te asegures de que sepa cómo usar el condón para prevenir las enfermedades de transmisión sexual aunque esté usando otro método para prevenir el embarazo.

Si deseas más información, consulta estos enlaces:

Toma acción

Los jóvenes necesitan recibir información de un adulto en quien confíen. Pon en práctica estos consejos para iniciar una conversación con tu hijo hoy mismo.

Háblale desde temprano y háblale a menudo.

Comienza a hablar de tus valores y expectativas con tu hijo cuando este sea pequeño. Así se irá acostumbrando a compartir información contigo y a expresar sus opiniones. De esa manera será más fácil para ti seguir hablando a medida que él vaya creciendo.

Hay más de una forma de hablar con los hijos sobre el sexo. Intenta tener varias conversaciones cortas en lugar de una conversación larga. Y si has estado evitando tener esta charla, recuerda que nunca es demasiado tarde para empezar a hablar sobre el sexo.

Habla poco a poco.

Trata de no dar mucha información de una sola vez. Dales tiempo a tus hijos para pensar entre una conversación y otra. Quizás te vengan después con preguntas.

Escucha atentamente.

Al escuchar atentamente a tus hijos, les muestras que estás poniendo atención y tratando de entender sus pensamientos y sentimientos. Aquí tienes unos consejos:

  • Asiente con la cabeza cuando estés escuchando.
  • Repite en tus propias palabras lo que tu hijo haya dicho. Por ejemplo: “Me dices que te sientes frustrado con las reglas que te ponemos. Crees que ya eres suficientemente grande como para tomar tus propias decisiones”.

Más consejos para los padres sobre cómo escuchar mejor a sus hijos.

Haz preguntas.

Dales a tus hijos el tiempo y la oportunidad para que hablen de sus sentimientos y de lo que piensan. Pregúntales sus opiniones. Escúchalos, aun cuando no estés de acuerdo con lo que opinan.

Intenta hacer preguntas como:

  • ¿Cuándo crees que está bien empezar a salir con alguien?
  • ¿Han hablado sobre la pubertad o el sexo en la escuela? ¿Tienes alguna pregunta sobre esto?
  • ¿Cuándo crees que una persona está lista para tener relaciones sexuales?

Siempre toma en serio los valores y las opiniones de tus hijos. Así les mostrarás que respetas lo que dicen y se sentirán más cómodos de hablar contigo.

Debes estar preparado para responder a sus preguntas.

Cuando tus hijos hagan preguntas, pregúntales primero qué es lo que ellos piensan. De esta manera, sus respuestas te van a dar una mejor idea de lo que están preguntando y por qué. Esto también te dará tiempo para pensar en una respuesta.

Haz todo lo posible por contestar sus preguntas de manera sincera y correcta. Si no sabes la respuesta a una pregunta, puedes decirles: “No estoy seguro. Vamos a buscar juntos esa información”.

Recuerda que los niños obtienen información sobre el sexo de diferentes fuentes, como los amigos, el Internet y la televisión. Esto puede confundirlos. Por eso también es importante que tú respondas a sus preguntas de forma clara y precisa.

Para comenzar una conversación, utiliza ejemplos de los medios de comunicación.

Los jóvenes ven y escuchan mensajes sobre el sexo todos los días en los medios de comunicación: la televisión, la música y el Internet. Cuando algo relacionado con este tema salga a flote en un programa de televisión o en una canción, aprovecha la oportunidad para iniciar una conversación con tu hijo.

Habla en el auto o en la cocina.

A veces puede ser más fácil hablar sobre el sexo con tu hijo si estás haciendo algo más al mismo tiempo. Intenta hacerle preguntas mientras manejas el auto o mientras preparas la cena.

Asiente con la cabeza o repite lo que él te está diciendo para mostrarle que le estás escuchando.

Sé sincero.

Si te sientes avergonzado o incómodo de hablar sobre estos temas, no te preocupes. Sé sincero con tu hijo sobre lo que sientes. Recuerda que cuando tú eres sincero con él, es más probable que él sea sincero contigo.

Habla con otros padres.

Recuerda que no eres el único padre de familia que está pensando en cómo hablar con sus hijos sobre el sexo. Pregúntales a otros padres cómo lo están manejando ellos. Quizás te den consejos o ideas útiles.
 
Hablar con otros padres también es una buena manera de enterarte de los mensajes que otros niños están recibiendo sobre el sexo y las relaciones de pareja.

Última revisión del contenido: 30 de enero de 2017 Revisión de contenido

Comienza hoy con estos pequeños pasos

¿Para quién es la información que estás buscando hoy?

myhealthfinder