U.S. Department of Health and Human Services

Hazte la prueba para medir la densidad de los huesos

Información general

Información general: Introducción

La prueba para medir la densidad de los huesos (llamada “densitometría ósea”) determina qué tan fuertes son los huesos. La prueba indica si tienes osteoporosis o huesos débiles.

  • Si eres mujer y tienes 65 años o más, pide una cita para hacerte la prueba para medir la densidad de los huesos.
  • Si eres mujer y tienes entre 50 y 64 años, pregúntale al doctor si necesitas hacerte esta prueba.

Si corres el riesgo de tener osteoporosis, el doctor o la enfermera te pueden recomendar que te midas la densidad de los huesos cada 2 años.

La osteoporosis también afecta a los hombres. Si eres hombre, tienes más de 65 años y te preocupa la fuerza de tus huesos, habla con el doctor o la enfermera.

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad de los huesos. Las personas que tienen osteoporosis tienen los huesos débiles, con más probabilidad de fracturarse. Estas personas sufren fracturas con más frecuencia en la cadera, la columna vertebral y la muñeca.

No hay signos ni síntomas de la osteoporosis. Es posible que no sepas que tienes la enfermedad hasta que se te rompa un hueso. Por eso es muy importante que te hagas la prueba de la densidad de los huesos para ver qué tan fuertes son.

¿Cómo se hace la prueba para medir la densidad de los huesos?

La prueba para medir la densidad de los huesos se parece a una radiografía o a una tomografía. No duele y tarda solo unos 15 minutos.

Siguiente sección 1 de 8 secciones

Información general: ¿Qué riesgo corro?

¿Corro el riesgo de sufrir osteoporosis?

Cualquier persona puede sufrir osteoporosis, pero esta enfermedad es más común entre las mujeres mayores. Mientras más edad tengas, mayor es el riesgo de tener osteoporosis.

Los siguientes factores también aumentan el riesgo de tenerla:

  • Los cambios hormonales (especialmente en las mujeres que han tenido la menopausia)
  • No consumir suficiente calcio y vitamina D
  • Tomar ciertos medicamentos (en inglés)
  • Fumar cigarrillos o tomar bebidas alcohólicas en exceso
  • No hacer suficiente actividad física

Si deseas más información sobre la osteoporosis y la salud de los huesos, consulta estas fuentes:

Siguiente sección Sección anterior 2 de 8 secciones

Información general: Tratamiento

¿Qué pasa si tengo osteoporosis?

Si tienes osteoporosis, hay cosas que puedes hacer para detener un poco el debilitamiento de los huesos. Detectar esta enfermedad y tratarla a tiempo te puede ayudar a mantenerte más sano y más activo. Además, puede reducir la probabilidad de que te rompas un hueso.

Según los resultados de la prueba de densidad de los huesos, es posible que también necesites:

  • Añadir más calcio y vitamina D a la alimentación
  • Hacer más ejercicio para fortalecer los huesos
  • Tomar medicamentos para detener el debilitamiento de los huesos

Entérate sobre los medicamentos que se usan para el tratamiento de la osteoporosis.

El doctor te puede decir qué debes hacer. No importa qué edad tengas: nunca es tarde para detener el debilitamiento de los huesos.

Siguiente sección Sección anterior 3 de 8 secciones

Toma acción

Toma acción: Hazte la prueba

Toma estas medidas para proteger la salud de los huesos.

Haz una cita para hacerte la prueba para medir la densidad de los huesos.

Pregúntale al doctor si corres el riesgo de tener osteoporosis y averigua cuándo debes comenzar a hacerte la prueba.

Imprime estas preguntas para hacerle al doctor sobre cómo prevenir la osteoporosis y llévalas a la próxima cita médica.

¿Qué puedo hacer sobre los costos?

Las pruebas de detección de la osteoporosis están cubiertas por la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, en inglés), la ley de reforma del sistema de salud que se aprobó en 2010. Según el plan de seguro médico que tengas, quizás puedes hacerte las pruebas sin tener que pagar nada.

Habla con tu compañía de seguros para averiguar qué se incluye en tu plan. Si deseas información sobre otros servicios que cubre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, visita CuidadoDeSalud.gov.

Si tienes Medicare, averigua si cubre las pruebas para medir la densidad de los huesos.

Si no tienes seguro médico, puedes hacerte de todas manera la prueba de la densidad de los huesos. Si deseas más información, busca un centro médico cercano (en inglés).

Siguiente sección Sección anterior 4 de 8 secciones

Toma acción: Calcio

Consume suficiente calcio.

Consumir suficiente calcio te ayuda a mantener los huesos fuertes. Entre las buenas fuentes de calcio se incluyen:

  • La leche, el queso y el yogur descremados o semidescremados
  • Las almendras
  • El brócoli y las hortalizas de hojas verdes
  • El tofu enriquecido con calcio
  • El jugo de naranja enriquecido con calcio
  • Las pastillas de calcio

Utiliza esta lista para comprar alimentos ricos en calcio.

Siguiente sección Sección anterior 5 de 8 secciones

Toma acción: Vitamina D

Toma suficiente vitamina D.

La vitamina D le ayuda a tu cuerpo a absorber (asimilar) el calcio. Para tener huesos fuertes se necesitan el calcio y la vitamina D.

Tu cuerpo produce vitamina D cuando recibes la luz del sol. También puedes obtener vitamina D de estos productos:

  • El salmón o el atún
  • La leche y los yogures descremados o semidescremados y enriquecidos con vitamina D
  • Algunos cereales para el desayuno y jugos enriquecidos con vitamina D
  • Las pastillas de vitamina D

Averigua cuánta vitamina D necesitas todos los días.

Siguiente sección Sección anterior 6 de 8 secciones

Toma acción: Mantente activo

Mantente activo.

La actividad física puede retardar el debilitamiento de los huesos. Los ejercicios en los que los huesos soportan cargas (como correr o hacer saltos en tijera) pueden ayudarte a mantener los huesos fuertes.

  • Intenta hacer 2 horas y media de actividad aeróbica moderada a la semana. Si no has hecho ejercicio, comienza con 10 minutos seguidos de actividad.
  • Haz actividades para fortalecer los músculos por lo menos 2 días a la semana. Por ejemplo, puedes levantar pesas o usar bandas de resistencia (ligas largas y flexibles de goma).
  • Haz ejercicio con otra persona o sal a caminar con tus amigos. Es más fácil ser constante si tienes con quién hacer ejercicio.

Busca actividades con las que te sientas cómodo.

Para mantenerte activo no necesitas un gimnasio ni equipo especial. Averigua si en el centro comunitario o en el centro para personas mayores hay opciones para hacer ejercicio que sean divertidas y gratuitas o económicas.

Es importante mantenerte activo, aún si tienes un problema de salud o discapacidad. Tu doctor te puede ayudar a averiguar qué tipo de actividad física es más adecuada para ti.

Siguiente sección Sección anterior 7 de 8 secciones

Toma acción: Costumbres sanas

No fumes ni tomes alcohol.

Los cigarrillos y el alcohol en exceso pueden debilitar los huesos.

Toma medidas para evitar las caídas.

Las caídas pueden ser particularmente graves para las personas que tienen los huesos débiles. Hay cambios sencillos que pueden ayudarte a prevenir las caídas, como hacer ejercicios para mejorar el equilibrio. Por ejemplo, intenta caminar hacia atrás o trata de pararte sin apoyar las manos cuando estés sentado.

Sección anterior 8 de 8 secciones

Otros temas que te pueden interesar: