Protege a tu bebé cuando duerme

Información general

Información general: Introducción

Puedes reducir el riesgo de que tu bebé sufra el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) y de que muera por otras causas relacionadas con el sueño.

¿Qué es el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)?

El síndrome de muerte súbita del lactante o SMSL (que en inglés se conoce con las siglas “SIDS”) es la muerte repentina de un niño menor de un año que los expertos no logran explicar después de haber examinado el caso con detenimiento. En otras palabras, cuando un bebé muere de repente y nadie sabe por qué, los médicos dicen que murió de muerte súbita del lactante.

En los Estados Unidos, el síndrome de muerte súbita del lactante es la principal causa de muerte en bebés con edades entre 1 mes y 1 año. En 2014, cerca de 1,500 bebés murieron de SMSL en los Estados Unidos.

¿Cuáles son las causas del síndrome de muerte súbita del lactante?

Los expertos no conocen las causas del síndrome de muerte súbita del lactante; eso puede asustar mucho a los padres. Una cosa que sí sabemos es que es más probable que suceda mientras el bebé duerme.

Aunque no se conoce la causa del síndrome de muerte súbita del lactante, algunos factores hacen que sea más probable. Por ejemplo, un bebé corre más riesgo de sufrirlo en las siguientes circunstancias: 

  • Si duerme boca abajo en vez de dormir boca arriba (incluso si se trata de una siesta corta).
  • Si duerme sobre una superficie blanda (como un colchón para adultos, una silla o un sofá).
  • Si duerme sobre sábanas o mantas sueltas o tapado con ellas.
  • Si duerme con juguetes u objetos blandos (como muñecos de peluche, almohadas o acolchados para las barandas de la cuna).
  • Si se acalora demasiado durante el sueño.
  • Si duerme en la misma cama con los padres, con otros niños o con mascotas.
  • Si alguien fuma a su alrededor (o si la madre fumó durante el embarazo).
Siguiente sección 1 de 7 secciones

Información general: Disminuye el riesgo que corre tu bebé

¿Cómo puedo proteger a mi bebé cuando duerme?

Pensar en el síndrome de muerte súbita del lactante puede causar temor, pero tú puedes disminuir el riesgo de que esto le pase a tu bebé. Toma estas medidas para protegerlo:

  • Acuéstalo siempre boca arriba (por la noche y a la hora de la siesta).
  • Acuéstalo en una superficie firme, como el colchón de una cuna que cumpla las normas de seguridad, un moisés o un corralito para bebé.
  • Ponle al colchón una sábana ajustable. Retira de la cuna las sábanas y mantas sueltas, así como los objetos blandos.
  • Pon la cuna del bebé en tu cuarto, pero no lo acuestes en tu cama.
  • Asegúrate de que el bebé no se acalore demasiado durante el sueño.
  • No fumes nunca ni dejes que otras personas fumen cerca del bebé.
  • Amamanta a tu bebé.
  • Asegúrate de ponerle al bebé todas las vacunas que se recomiendan.

¿Hay otras causas de muerte relacionadas con el sueño?

Crear un lugar seguro para que el bebé duerma también lo protege de sufrir asfixia por accidente. La asfixia sucede cuando no se puede respirar. Por ejemplo, si una manta le cubre la boca y la nariz al bebé, es posible que no pueda tomar suficiente aire. Esto puede causar asfixia por accidente.

  • Destina una zona de tu cuarto, cerca de la cama, para que el bebé duerma, pero no lo acuestes contigo.
  • Acuesta al bebé en una superficie firme que no tenga objetos blandos, como mantas, acolchados para cubrir las barandas, almohadas ni juguetes.

Más información:

Siguiente sección Sección anterior 2 de 7 secciones

Toma acción

Toma acción: Acuéstalo boca arriba

Toma estas medidas para proteger a tu bebé cuando duerme.

Acuéstalo siempre boca arriba.

Una de las cosas más importantes que puedes hacer para proteger al bebé cuando duerme (por la noche o a la hora de la siesta) es acostarlo boca arriba.

Nunca lo acuestes boca abajo. Un bebé que duerme boca abajo corre más riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante. Acostarlo boca abajo, aunque solo sea una vez para una siesta corta, puede ser peligroso.

Habla con las demás personas que lo cuidan.

Los bebés que normalmente duermen boca arriba corren más riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante cuando si los acuestan boca abajo para dormir, aunque se trate de una siesta corta. Por eso es tan importante decirle a toda persona que cuide al bebé (por ejemplo, la niñera o un miembro de la familia) que el bebé debe dormir siempre boca arriba.

Acuesta al bebé boca abajo cuando esté despierto.

Cuando el bebé esté despierto y alguien lo estén vigilando, se puede acostar boca abajo. De hecho, pasar tiempo acostado boca abajo es importante para su desarrollo. Le fortalece el cuello y los hombros para que comience a sentarse, a gatear y a caminar. 

Más información sobre el tiempo que el bebé pasa boca abajo.

Siguiente sección Sección anterior 3 de 7 secciones

Toma acción: Ponlo a dormir en una superficie firme

Acuéstalo a dormir en una superficie firme.

Cuando el bebé vaya a dormir, acuéstalo en una superficie firme, por ejemplo, el colchón firme de una cuna que cumpla todas las normas de seguridad. Consejos para escoger una cuna segura.

El bebé también puede dormir sin peligro en un moisés o un corralito que cumpla todas las normas de seguridad.

Es muy importante no acostarlo nunca en una superficie blanda, por ejemplo:

  • un sofa o sillón
  • un colchón para adultos
  • una cama de agua
  • un edredón o una colcha
  • una almohada
  • una piel de oveja
Siguiente sección Sección anterior 4 de 7 secciones

Toma acción: Ten cuidado con la ropa de cama

Retira de la cuna las sábanas y mantas sueltas, así como los objetos blandos.

Tanto las sábanas y mantas sueltas como otros objetos blandos (por ejemplo,  almohadas y muñecos de peluche) pueden cubrirle la cara y aumentar el riesgo de que:

  • se asfixie (no pueda respirar)
  • respire aire que contenga poco oxígeno
  • se acalore demasiado durante el sueño

Asegúrate de que el bebé no pueda enredarse en las sábanas ni en las mantas. Haz lo siguiente:

  • Ponle al colchón de la cuna una sábana ajustable.
  • No acuestes al bebé a dormir con una manta o colcha.

También es importante que no lo acuestes nunca a dormir con objetos blandos como:

  • juguetes blandos
  • muñecos de peluche
  • acolchados para las barandas de la cuna
  • cuñas u otros dispositivos para que duerma en una posición determinada

Consulta estos otros recursos:

Siguiente sección Sección anterior 5 de 7 secciones

Toma acción: No lo acuestes en tu cama

Pon la cuna del bebé en tu cuarto, pero no lo acuestes en tu cama.

Poner la cuna en tu cuarto puede reducir el riesgo de que el bebé sufra el síndrome de muerte súbita del lactante si él está en su propia cuna, su moisés u otro lugar seguro para dormir.

Dormir en una cama de adulto contigo (o con otros niños o mascotas) o en cualquier otra superficie en que duerma acompañado es peligroso para él. Los bebés que duermen con otra persona corren más riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante o de morir por otras causas relacionadas con el sueño. Esto es particularmente importante si tienen menos de 3 meses de edad.

Asegúrate de que no se acalore demasiado durante el sueño.

Los bebés que se acaloran demasiado durante el sueño corren más riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante.

Para mantener fresco a tu bebé mientras duerme, haz lo siguiente:

  • No uses nunca mantas ni colchas para mantenerlo abrigado.
  • Acuéstalo a dormir con pijamas ligeras (por ejemplo, una pijama enteriza) de la talla adecuada.
  • Mantén el cuarto del bebé a una temperatura que sea cómoda para los adultos. No tiene que ser más cálida.

Si te preocupa que al bebé le dé frío de noche, ponle una pijama estilo bolsa. Las pijamas estilo bolsa son como mantas para ponerle al bebé. Por lo general, tienen cremallera en la parte delantera.

Lee sobre cómo reducir el riesgo de que tu bebé sufra el SMSL y de que muera por otras causasrelacionadas con el sueño.

Siguiente sección Sección anterior 6 de 7 secciones

Toma acción: Otros consejos

No fumes nunca ni dejes que otras personas fumen cerca del bebé.

Los bebés que están cerca de personas que fuman corren más riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante. Lee más sobre el efecto del humo de segunda mano (tabaquismo pasivo) en el bebé.

No fumes durante el embarazo.

Los bebés de madres que fumaron durante el embarazo corren más riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante. Lee más consejos sobre cómo tener un embarazo saludable.

Mantén al día las vacunas del bebé.

Asegúrate de que reciba oportunamente todas las vacunas que se recomiendan. Esto puede disminuir el riesgo de que sufra el síndrome de muerte súbita del lactante.

Amamanta a tu bebé.

Amamantar al bebé reduce el riesgo de que sufra el síndrome de muerte súbita del lactante. Además, la lactancia materna es muy saludable para la madre y el bebé.

Sección anterior 7 de 7 secciones