Temas para hablar con un ser querido: Bajar de peso

Temas para hablar con un ser querido: Bajar de peso

Hablar con un familiar o amigo que tiene que bajar de peso puede ser difícil. Sigue estos consejos para comenzar la conversación.

Comienza diciendo: “Me preocupo por ti”.

  • “Tú eres importante para mí y quiero que vivas mucho tiempo”.
  • “Quiero que tengas más energía y que no te preocupes por tu salud. Por eso quiero ayudarte a lograr un peso saludable”.
  • “Estoy aquí para apoyarte. Busquemos formas de mantenernos sanos juntos”.

Habla sobre lo que les ha dado resultados a otras personas.

Estas son algunas ideas para bajar de peso de manera saludable:

  • Trata de bajar de peso 1 o 2 libras (medio kilo o 1 kilo) por semana.
  • Pésate con regularidad.
  • Come porciones más pequeñas.
  • Lleva un diario en el que anotes qué comes y tomas cada día y en qué cantidad.
  • Come un desayuno saludable todos los días.
  • No consumas alimentos ni bebidas que contengan muchas calorías provenientes de azúcares agregados o grasas saturadas.
  • Bebe agua en lugar de bebidas azucaradas, como gaseosas o bebidas energéticas.
  • Mantente activo a tu manera. Busca actividades que te guste hacer y hazlas a menudo.
  • Haz algo activo todos los días. Sube o baja por las escaleras, ve a caminar a la hora del almuerzo o disfruta de un paseo en bicicleta con tu familia.
  • Inscríbete en un club para salir a caminar o en un grupo de apoyo para mantenerte motivado.

Si tienes amigos, familiares o compañeros de trabajo que han bajado de peso comiendo alimentos saludables y manteniéndose activos, habla de las estrategias que les dieron resultado a ellos.

No te limites a dar consejos. Haz algo más.

Busca formas de mantenerte activo y comer alimentos saludables con tu ser querido. Aquí te damos unas ideas:

  • Vayan juntos al mercado. Comparen las etiquetas de los alimentos para elegir los más saludables.
  • Si salen a comer, compartan la comida o pongan la mitad a un lado para llevar a casa.
  • Salgan a caminar todas las tardes o tomen juntos una clase de ejercicio.
  • Haz una celebración si tu ser querido baja de peso, pero no le des comida como recompensa.