Consejos: Cómo ayudar a alguien que está en una relación poco saludable

Consejos: Cómo ayudar a alguien que está en una relación poco saludable

Puede ser difícil saber qué hacer cuando una persona por quien sientes afecto está en una relación controladora o violenta. Estos consejos te pueden ayudar.

Mantente atento a los signos de abuso.

La violencia en las relaciones de pareja puede adoptar muchas formas. Haz una lista de todo lo que veas que no te parezca bien. Por ejemplo, observa si hay signos de:

  • Comportamiento controlador, por ejemplo, si la pareja de esa persona la aleja de sus familiares y amigos
  • Abuso físico, como moretones o cortaduras
  • Abuso emocional, como humillaciones o insultos
  • Conductas amenazantes o acosadoras

Averigua sobre los recursos que hay en la localidad.

Antes de comenzar a hablar con esa persona amiga o pariente, llama al 1–800–799–7233 y pide las direcciones y teléfonos de algunos recursos que haya en la comunidad, como organizaciones y refugios para víctimas de violencia doméstica y refugios. Así puedes tener a mano la información si esa persona está lista para recibirla.

Puedes ofrecerle lo siguiente:

  • Ayudarle a llamar a las organizaciones locales para pedir ayuda
  • Acompañarle a visitar una organización o un refugio
  • Acompañarle a hablar con la policía
  • Ir con ella al médico

Busca un momento oportuno para hablar.

Asegúrate de poder conversar en un lugar seguro y privado.

Ten en cuenta que la pareja de esta persona puede tener acceso a su teléfono celular o a su computadora, así que debes tener cuidado de no enviarle información por mensajes de texto ni correo electrónico.

Dile específicamente por qué estás preocupado.

Esa persona amiga o pariente:

  • ¿Pasa menos tiempo con sus amigos o hace menos cosas de las que antes disfrutaba?
  • ¿Inventa excusas para justificar el comportamiento de su pareja?
  • ¿Tiene cortaduras o moretones inexplicables?

La pareja de esa persona:

  • ¿Le grita o se burla de ella?
  • ¿Trata de controlarla tomando todas las decisiones?
  • ¿La vigila cuando está en el trabajo o en el lugar en que estudia?
  • ¿La obliga a hacer cosas sexuales que no quiere hacer?
  • ¿Amenaza con hacerse daño si ella termina la relación?

Trata de ayudarle a entender que la forma en que le tratan no es saludable y que no es culpa suya. Cuanto más específico seas acerca de por qué estás preocupado, mejor.

Haz un plan de seguridad.

Las personas cuya pareja es controladora o violenta pueden correr peligro cuando tratan de abandonar la relación.

Si esa persona amiga o pariente está dispuesta a dejar a su pareja abusiva, ayúdale a hacer un plan para abandonar la relación de la manera menos peligrosa posible. Un asesor experimentado en casos de violencia doméstica puede ayudarle a hacer un plan de seguridad.

Si alguien está en peligro inmediato, no esperes: llama al 911.

Ten paciencia.

Haz todo lo posible por expresar tus preocupaciones, pero tienes que entender que esa persona decidirá lo que le parezca más adecuado, incluso si para ti no tiene sentido.

Es posible que pase un tiempo antes de que esa persona esté dispuesta a hablar. Dile que estarás a su disposición de nuevo cuando ella esté lista.

Busca ayuda tú también.

Es difícil ver que alguien que te importa está en una relación poco saludable. Tú también puedes buscar apoyo. Llama al 1–800–799–7233.