Hazte la prueba de detección del cáncer de cuello uterino

Información general

Información general: Introducción

Debes hacerte pruebas para la detección del cáncer de cuello uterino antes de que presentes síntomas. Entre ellas se cuentan:

  • la prueba de Papanicolaou o citología vaginal
  • la prueba de detección del virus del papiloma humano (VPH)

Con estas pruebas se detectan células anómalas o células del cuello uterino infectadas por el virus del papiloma humano antes de que se transformen en células cancerosas.

La mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino se pueden prevenir con exámenes periódicos de detección y con el tratamiento de seguimiento adecuado que sea necesario.

¿Con qué frecuencia debo hacerme las pruebas de detección?

La frecuencia con que debes hacerte las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino depende de la edad que tengas y del tipo de prueba que te hagas.

Si tienes entre 21 y 29 años, hazte la prueba de Papanicolaou cada 3 años.

Si tienes entre 30 y 65 años, tienes tres opciones:

  • Hacerte la prueba de Papanicolaou cada 3 años.
  • Hacerte la prueba de detección del virus del papiloma humano (VPH) cada 5 años.
  • Hacerte la prueba de Papanicolaou y la prueba de detección del virus del papiloma humano (VPH) cada 5 años.

Habla con el doctor para ver qué opción es la más adecuada en tu caso. Algunas mujeres quizá tengan que hacerse las pruebas de detección con más frecuencia. Por ejemplo, tal vez el doctor te recomiende hacértelas con más frecuencia si has tenido resultados anómalos antes.

Si tienes 66 años o más, pregúntale al doctor si tienes que seguir haciéndote con regularidad las pruebas para detectar el cáncer de cuello uterino.

Siguiente sección 1 de 5 secciones

Información general: El cáncer de cuello uterino

¿Qué es el cáncer de cuello uterino?

El cáncer de cuello uterino es el cáncer que se presenta en la parte más baja y más angosta del útero o matriz. El cuello uterino comunica el útero con la vagina.

El cuello del útero conecta al útero (o matriz) con la vagina.

Las células anómalas del cuello uterino pueden convertirse en células cancerosas si no se detectan y se tratan a tiempo. El cáncer de cuello uterino es más frecuente en las mujeres que no se hacen pruebas de detección con regularidad.

¿Cuáles son las causas del cáncer de cuello uterino?

Casi todos los casos de cáncer de cuello uterino se deben a ciertos tipos del virus del papiloma humano (VPH). Unos tipos de este virus causan verrugas genitales y otros causan cáncer. La infección por el VIH es la más frecuente de las infecciones que se transmiten durante las relaciones sexuales vaginales, anales y orales.

En la mayoría de los casos, las infecciones por el VPH desaparecen solas. Sin embargo, cuando duran mucho tiempo pueden causar cáncer. Más información sobre la infección por el VPH.

Consulta estos recursos sobre el cáncer de cuello uterino y sobre las pruebas para detectarlo:

Siguiente sección Sección anterior 2 de 5 secciones

Información general: Las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino

¿Qué sucede durante las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino?

Por lo general, las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino forman parte del examen ginecológico. Durante este examen estás acostada boca arriba en una camilla especial, con las rodillas dobladas y los pies en un par de estribos.

Mientras estás acostada, el doctor o la enfermera te introduce en la vagina un aparato médico llamado espéculo y lo abre para ver el cuello uterino. Luego, usa un cepillito especial para obtener unas células del cuello uterino. Estas células se envían al laboratorio para que un experto las examine al microscopio en busca de anomalías o de los tipos de VPH que causan cáncer.

La toma de la muestra para estas pruebas dura unos 5 minutos. Puede ser incómoda, pero normalmente no duele.

En los siguientes enlaces encontrarás más información sobre las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino:

¿Qué más sucede en el examen ginecológico?

Las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino apenas son una parte del examen ginecológico. Durante este examen el doctor o la enfermera también te revisan el útero, los ovarios y otros órganos.

Siguiente sección Sección anterior 3 de 5 secciones

Toma acción

Toma acción: Hazte la prueba

Toma estas medidas para prevenir el cáncer de cuello uterino.

Pide una cita para hacerte la prueba.

Llama al consultorio del doctor o a una clínica y pide una cita para que te hagan la prueba de detección del cáncer de cuello y uterino y el examen ginecológico. Pídela para un día en que no tengas el período (menstruación).

Prepárate para la prueba.

Ciertos factores pueden causar resultados incorrectos en la prueba de Papanicolaou. Pregúntale al doctor si tienes que seguir instrucciones especiales antes de hacértela.

Averigua los resultados de la prueba.

Si te haces la prueba, pregúntale al doctor cómo puedes enterarte de los resultados.

Los resultados de la prueba dependen del tipo de prueba que te hiciste:

  • Los resultados de la prueba de Papanicolaou pueden ser normales, inciertos o anómalos.
  • Los resultados de la prueba del VPH pueden ser positivos o negativos.

Los resultados pueden tardar hasta 3 semanas. Si no los has recibido en ese plazo, llama al consultorio del doctor o a la clínica. Cómo entender mejor los resultados de las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino.

¿Qué puedo hacer sobre los costos?

Según la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, en inglés), la ley de reforma del sistema de salud que se aprobó en 2010, la mayoría de los planes de seguro médico deben cubrir las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino. Según el plan de seguro médico que tengas, quizá puedas hacerte las pruebas sin tener que pagar nada.

Para recibir información sobre otros servicios que cubre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, visita CuidadoDeSalud.gov.

Siguiente sección Sección anterior 4 de 5 secciones

Toma acción: Cómo reducir el riesgo

Ponte la vacuna contra el VPH.

La vacuna contra el VPH se recomienda para las mujeres de 26 años o menos y para los hombres de 21 años o menos. La mayoría de las personas la reciben en la preadolescencia, pero si tú no la recibiste y tienes 26 años o menos, habla con el doctor para ver si te la puedes poner ahora.

La vacuna protege contra los tipos de VPH que causan casi todos los casos de cáncer de cuello uterino. También puede proteger contra los tipos que causan verrugas genitales y otros tipos de cáncer. Averigua más sobre la vacuna contra el VPH (en inglés).

Ponle a tu niño la vacuna contra el VPH

Todos los niños y las niñas necesitan la vacuna contra el VPH. Por lo general, esta vacuna se administra entre los 11 y los 12 años, aunque se puede administrar desde los 9 años. Si tienes hijos, asegúrate de que la reciban.

Hazte el chequeo habitual que toda mujer sana debe hacerse cada año.

Durante la consulta, pregúntale al doctor o a la enfermera qué otras pruebas de detección y servicios importantes te ayudarán a mantenerte sana. Obtén más información sobre el chequeo habitual que toda mujer sana debe hacerse cada año.

Sección anterior 5 de 5 secciones