Protege a tu bebé cuando duerme

Información general

Información general: Introducción

¿Cómo puedo proteger a mi bebé cuando duerme?

Pensar en el síndrome de muerte súbita del lactante puede causar temor, pero es importante que sepas cómo puedes reducir el riesgo de que esto le pase a tu bebé.

Toma estas medidas para protegerlo:

  • Acuéstalo siempre boca arriba (por la noche y a la hora de la siesta).
  • Acuéstalo en una superficie firme, como el colchón de una cuna, un moisés o un corralito para bebé que cumpla las normas de seguridad.
  • Ponle al colchón una sábana ajustable. Retira de la cuna las sábanas y mantas sueltas, así como los objetos blandos.
  • Pon la cuna del bebé en tu cuarto, pero no lo acuestes en tu cama.
  • Asegúrate de que el bebé no se acalore demasiado durante el sueño.
  • No fumes nunca cerca del bebé ni dejes que otras personas lo hagan.
  • Amamanta a tu bebé.
  • Asegúrate de ponerle al bebé todas las vacunas que se recomiendan.
Siguiente sección 1 de 10 secciones

Información general: El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)

¿Qué es el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)?

El síndrome de muerte súbita del lactante o SMSL (que en inglés se conoce con las siglas “SIDS”) es la muerte repentina de un niño menor de un año que los expertos no logran explicar después de haber examinado el caso con detenimiento. En otras palabras, cuando un bebé muere de repente y nadie sabe por qué, los médicos dicen que murió de muerte súbita del lactante.

En los Estados Unidos, el síndrome de muerte súbita del lactante es la principal causa de muerte en bebés con edades de entre 1 mes y 1 año. En 2015, cerca de 1600 bebés murieron a causa del SMSL en los Estados Unidos.

¿Cuáles son las causas del síndrome de muerte súbita del lactante?

Los expertos no conocen las causas del síndrome de muerte súbita del lactante, lo cual puede asustar mucho a los padres. Lo que sí sabemos es que algunos factores hacen que sea más probable.

Por ejemplo, un bebé corre más riesgo de sufrirlo en las siguientes circunstancias:

  • Si lo acuestan a dormir boca abajo.
  • Si duerme sobre una superficie blanda (como un colchón para adultos, una silla o un sofá).
  • Si duerme sobre cubiertas muy suaves o tapado con ellas (como pieles de oveja o mantas)
  • Si duerme con juguetes u objetos blandos (como muñecos de peluche, almohadas o acolchados para las barandas de la cuna).
  • Si se acalora demasiado durante el sueño.
  • Si duerme en la misma cama con adultos, con otros niños o con mascotas.
  • Si alguien fuma a su alrededor (o si la madre fumó durante el embarazo).
Siguiente sección Sección anterior 2 de 10 secciones

Información general: Otras causas de muerte que se asocian con el sueño

¿Hay otras causas de muerte del lactante que se asocien con el sueño?

Si el bebé no puede respirar debido a algo que se encuentra en el lugar en que duerme, podría morir. Cuando esto sucede, se dice que se trata de la “muerte de un lactante por causas que se asocian con el sueño”.

Esto puede suceder cuando:

  • Algo cubre la boca y la nariz del bebé.
  • El bebé queda atrapado entre dos objetos.
  • Algo se envuelve alrededor del cuello del bebé o lo oprime.

Por lo general, estas causas de muerte del lactante que se asocian con el sueño suceden por accidente. Por ejemplo, una manta suelta en el lugar en que el bebé duerme le podría cubrir la boca y la nariz de modo que no pueda tomar suficiente aire. Esto puede causar asfixia por accidente.

Crear un lugar seguro para que el bebé duerma le protege del síndrome de muerte súbita del lactante y de otras causas de muerte que se asocian con el sueño.

Si deseas más información, consulta estos recursos:

Siguiente sección Sección anterior 3 de 10 secciones

Toma acción

Toma acción: Acuéstalo boca arriba

Toma estas medidas para proteger al bebé cuando duerme.

Acuéstalo siempre boca arriba.

Una de las cosas más importantes que puedes hacer para proteger al bebé cuando duerme (por la noche o a la hora de la siesta) es acostarlo boca arriba. Esta es la posición más segura para todo bebé hasta que cumpla un año.

El bebé debe dormir boca arriba porque los bebés que duermen boca abajo corren más riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante. Es muy importante que el bebé duerma siempre boca arriba, incluso durante la siesta. Los bebés que suelen dormir boca arriba corren un alto riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante si duermen boca abajo.

Si el bebé se da vuelta solo durante el sueño y queda boca abajo, no te preocupes. Lo más importante para reducir el riesgo de la muerte súbita del lactante es que el bebé esté boca arriba cuando se quede dormido.

Toma acción: Ponlo a dormir en una superficie firme

Acuéstalo a dormir en una superficie firme y plana.

Cuando el bebé vaya a dormir, acuéstalo en una superficie firme y plana, por ejemplo, el colchón de una cuna que cumpla todas las normas de seguridad. Asegúrate de que la superficie esté cubierta por una sábana ajustable y no pongas mantas ni objetos blandos en la cuna. Consejos para escoger una cuna segura.

El bebé también puede dormir sin peligro en un moisés o un corralito que cumpla todas las normas de seguridad.

Las cunas, los moisés y los corralitos deben cumplir las normas de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (Consumer Product Safety Commission, CPSC). Si quieres enterarte de las normas de seguridad que debe cumplir la cuna, llama al 1-800-638-2772 o visita el centro de información sobre cunas de la CPSC.

No permitas que el bebé duerma en superficies blandas.

Es muy importante no acostarlo nunca en una superficie blanda, por ejemplo:

  • un sofa o sillón
  • un colchón para adultos
  • una cama de agua
  • un edredón o una colcha
  • una almohada
  • una piel de oveja
Siguiente sección Sección anterior 5 de 10 secciones

Toma acción: No lo acuestes en tu cama

Pon la cuna del bebé en tu cuarto, pero no lo acuestes en tu cama.

Dormir en una cama de adulto contigo (o con otros niños o mascotas) es peligroso para el bebé. Los bebés que duermen con otra persona corren más riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante o de morir por otras causas relacionadas con el sueño.

Tener al bebé durmiendo en tu cuarto (en su propia cuna, corralito o moisés) puede reducir el riesgo de que sufra el síndrome de muerte súbita del lactante. Déjalo en tu cuarto por lo menos los primeros 6 meses (o los primeros 12 meses, si es posible).

Ten en cuenta que los sofás y los sillones pueden ser muy peligrosos para el bebé si te quedas dormida mientras le das de comer o lo reconfortas. Es importante que sepas qué tan despierta o cansada estás, y que evites sentarte o recostarte con el bebé en este tipo de muebles si tienes sueño.

Amamanta al bebé.

Amamantar al bebé reduce el riesgo de que sufra el síndrome de muerte súbita del lactante. Además, la lactancia materna es saludable para la madre y el bebé.

Si te acuestas con el bebé en tu cama para amamantarlo, no olvides volver a ponerlo en donde duerme normalmente cuando haya terminado. Para que esto sea más fácil, mantén la cuna o el moisés cerca de tu cama.

Si te quedas dormida amamantándolo o acunándolo en una cama de adulto, vuelve a ponerlo en donde duerme normalmente en cuanto despiertes. Dormir en una cama de adulto aumenta el riesgo de que muera por causas que se asocian con el sueño.

Siguiente sección Sección anterior 6 de 10 secciones

Toma acción: Ten cuidado con la ropa de cama

Retira de la cuna las sábanas y mantas sueltas, así como los objetos blandos.

Tanto las sábanas y mantas sueltas como otros objetos blandos (por ejemplo, almohadas y muñecos de peluche) pueden cubrirle la cara al bebé y aumentar el riesgo de que no pueda respirar.

Asegúrate de que el bebé no pueda enredarse en las sábanas ni en las mantas. Haz lo siguiente:

  • Ponle al colchón de la cuna una sábana ajustable.
  • No acuestes al bebé a dormir con una sábana, manta o colcha.

También es importante que no lo acuestes nunca a dormir con objetos blandos como:

  • juguetes blandos
  • muñecos de peluche
  • acolchados para las barandas de la cuna
  • cuñas u otros dispositivos para que duerma en una posición determinada

Consulta estos otros recursos:

No permitas que el bebé se acalore demasiado durante el sueño.

Los bebés que se acaloran demasiado durante el sueño corren más riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante.

Para mantener fresco a tu bebé mientras duerme, haz lo siguiente:

  • Acuéstalo a dormir con un pijama (por ejemplo, un pijama enterizo) de la talla adecuada.
  • No uses nunca mantas ni colchas para mantenerlo abrigado.
  • Mantén la cabeza y la cara del bebé descubiertas.
Siguiente sección Sección anterior 7 de 10 secciones

Toma acción: Otros consejos

Trata de darle un chupete durante las siestas y por la noche.

El uso de un chupete durante el sueño reduce el riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante. No fijes el chupete a ninguna cosa (a un cordel, a la ropa, a un muñeco de peluche ni a una manta), ya que eso puede ser peligroso.

Espera hasta que el bebé se haya acostumbrado a la lactancia materna antes de ofrecerle un chupete, pero no lo obligues a usarlo.

Mantén al día las vacunas del bebé y llévalo a los chequeos médicos.

Asegúrate de que reciba oportunamente todas las vacunas que se recomiendan. Esto puede reducir el riesgo de que sufra el síndrome de muerte súbita del lactante. También es importante que lo lleves a sus chequeos médicos periódicos.

No fumes nunca ni dejes que otras personas fumen cerca del bebé.

Los bebés que están cerca de personas que fuman corren más riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante. Lee más sobre el efecto del humo de segunda mano (tabaquismo pasivo) en el bebé.

Procura tener un embarazo saludable.

No fumes, no tomes bebidas alcohólicas y no consumas marihuana ni otras drogas durante el embarazo ni después de que el bebé nazca. Los bebés de madres que fumaron durante el embarazo corren más riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante.

Hazte chequeos médicos con regularidad durante el embarazo. Lee más consejos sobre cómo tener un embarazo saludable.

Siguiente sección Sección anterior 8 de 10 secciones

Toma acción: Evita ciertos productos

Evita productos que supuestamente reducen el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante.

Desafortunadamente, no se conoce ninguna forma de prevenir el síndrome de muerte súbita del lactante. Ninguno de los productos que supuestamente mantienen al bebé en una posición determinada o que reducen el riesgo de que sufra este síndrome ha demostrado ser eficaz ni seguro en investigaciones. De hecho, muchos de estos productos podrían aumentar el riesgo de lesión y muerte.

No uses monitores cardíacos ni respiratorios para reducir el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante.

Algunos médicos recomiendan ciertos monitores para bebés que tienen problemas de salud, pero estos monitores no tienen nada que ver con el síndrome de muerte súbita del lactante ni con el riesgo de que este síndrome se presente. Habla con el médico del bebé si tienes preguntas sobre el uso de monitores cardíacos y respiratorios por razones de salud.

Siguiente sección Sección anterior 9 de 10 secciones

Toma acción: Otros consejos

Acuesta al bebé boca abajo un rato cuando esté despierto y vigílalo.

Cuando el bebé esté despierto y alguien lo esté vigilando, se puede acostar boca abajo. De hecho, pasar tiempo acostado boca abajo es importante para su desarrollo. Le fortalece el cuello y los hombros para que comience a sentarse, a gatear y a caminar. Más información sobre el tiempo que el bebé pasa boca abajo.

Habla con las demás personas que lo cuidan.

Los bebés corren más riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante si los acuestan de una forma a la cual no están acostumbrados, por ejemplo, si los acuestan boca abajo para dormir la siesta cuando normalmente se acuestan boca arriba.

Por eso es tan importante decirle a toda persona que cuide al bebé (por ejemplo, la niñera o un miembro de la familia) que el bebé debe dormir siempre boca arriba.

Sección anterior 10 de 10 secciones