Protege a tu familia de la exposición al plomo

Información general

Información general: Introducción

La exposición al plomo puede causar en los niños problemas del aprendizaje, el comportamiento y el desarrollo. Por eso es importante que tomes medidas para proteger a tu familia.

La exposición al plomo ocurre cuando se traga o se inhala plomo. En los Estados Unidos, la mayoría de las personas se exponen al plomo en casas que se construyeron antes de 1978.

¿Quién corre el riesgo de sufrir problemas de salud a causa del plomo?

Los niños menores de 6 años y las mujeres embarazadas corren más riesgo de tener problemas relacionados con la exposición al plomo.

  • Cuando los niños son pequeños, su cuerpo aún está creciendo y es más sensible a los efectos dañosos del plomo.
  • Si una mujer embarazada tiene demasiado plomo en el cuerpo, aumentan las probabilidades de que tenga un aborto espontáneo (es decir, de perder al bebé). Además, el plomo puede pasar de la madre al feto.

Las personas que se exponen al plomo no presentan signos ni síntomas, pero esta exposición puede causar problemas serios con el tiempo. Es posible que algunos de sus efectos no desaparezcan nunca.

¿Cómo se intoxican las personas con plomo?

La pintura de las casas y de otros edificios que se construyeron antes de 1978 a menudo contiene plomo. Cuando la pintura vieja comienza a pelarse y descascararse, se desprende un polvillo que contiene plomo. Los niños pueden respirar el polvillo o tragar el que les cae en las manos y en los juguetes.

También puede haber plomo en la tierra alrededor de la casa, en el agua que tomas y en productos que tienen pintura vieja, como juguetes, muebles y joyas. Lee más sobre las fuentes de plomo.

Siguiente sección 1 de 5 secciones

Información general: Medidas de seguridad

Mantén a tu familia a salvo del plomo.

Si tu casa se construyó antes de 1978, pide que le hagan pruebas para saber si contiene pintura con plomo. También puedes usar este buscador de zonas de peligro en el hogar para ver qué lugares de la casa podrían contener plomo (en inglés).

Toma estas medidas para proteger a tus hijos del plomo:

  • Mantenlos alejados de los lugares en que la pintura con plomo esté pelándose o descascarándose.
  • Lávales las manos y los juguetes a menudo.
  • Si tienes razones para preocuparte, pídele al doctor que le haga una prueba a tu hijo para ver si tiene plomo.

Si estás embarazada, es importante que te mantengas alejada de los lugares en que la pintura con plomo esté pelándose o descascarándose.

Si deseas más información sobre cómo prevenir la intoxicación con plomo:

Siguiente sección Sección anterior 2 de 5 secciones

Toma acción

Toma acción: Protege a tu familia

Puedes proteger a tu familia del plomo tomando unas medidas sencillas.

Mantén a los niños alejados del polvo de plomo.

Si vives en una casa que se construyó antes de 1978, trata toda la pintura de la casa como si tuviera plomo. Sigue estos consejos para que tus hijos no respiren ni traguen plomo:

  • Mantén a tus hijos alejados de los cuartos en los que la pintura se esté pelando o descascarando.
  • Cubre con cinta o papel adhesivo la pintura que se esté pelando o descascarando.
  • Usa una toalla de papel húmeda o un trapeador para limpiar con frecuencia el polvo, especialmente alrededor de las ventanas y en los pisos.

Si haces renovaciones en la casa, toma medidas de seguridad.

Si vives en una casa vieja y estás haciendo renovaciones o reparaciones, cumple con las prácticas de seguridad para trabajar en lugares que contienen plomo (en inglés). Mantén a los niños alejados del área de trabajo. Si estás embarazada, tú también tendrás que mantenerte alejada durante las renovaciones o reparaciones.

Lava las manos y los juguetes de tu hijo.

Las manos y los juguetes de los niños pueden tener polvo de plomo que viene de la pintura que se ha pelado o descascarado. Lava los juguetes a menudo y lávales las manos a los niños con frecuencia, especialmente antes de comer y dormir.

Muéstrales este podcast a tus hijos para que aprendan a lavarse bien las manos.

Siguiente sección Sección anterior 3 de 5 secciones

Toma acción: Examina la casa

Examina tu casa para ver si tiene plomo.

Si vives en una casa construida antes de 1978, haz que un inspector certificado la examine para ver si tiene pintura con plomo. Pregúntale también al inspector si puede examinar la tierra y el agua.

Si deseas más información, comunícate con el departamento de salud local (en inglés). Pregunta si tienen un programa a fin de que el examen de la casa para detectar plomo no te cueste nada.

¿Qué pasa si yo alquilo la casa donde vivo?

Pídele al dueño de la casa que la haga examinar para ver si tiene plomo. El departamento de salud local te puede dar información sobre cuáles son las responsabilidades del dueño de la casa.

Siguiente sección Sección anterior 4 de 5 secciones

Toma acción: Hazle la prueba a tu niño

Pídele al doctor que le haga una prueba de plomo a tu hijo.

Las personas que se han expuesto al plomo no presentan signos ni síntomas. La prueba para detectar el plomo es la única manera de saber con seguridad si tu hijo ha estado expuesto al plomo.

La prueba mide la cantidad de plomo que hay en la sangre. Si te preocupa que tu hijo se haya expuesto al plomo, pídele al doctor o a la enfermera que le hagan la prueba.

Si tu hijo tiene una concentración alta de plomo, puedes hacer estas 5 cosas para reducirla [PDF, 190 KB].

¿Qué puedo hacer sobre los costos?

Medicaid exige que los niños se hagan la prueba del plomo entre los 12 y los 24 meses de edad y cubre el costo de la prueba. Según la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, en inglés), la ley de reforma del sistema de salud que se aprobó en 2010, los planes privados de seguro médico deben cubrir el costo de la prueba del plomo en los niños que corren un riesgo de exposición alto.

Habla con tu seguro médico para averiguar qué cubre tu plan. Si deseas más información sobre otros servicios para niños que cubre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, visita CuidadoDeSalud.gov

Sección anterior 5 de 5 secciones