Habla con el doctor sobre las pruebas de detección que necesitan los recién nacidos

Información general

Información general: Introducción

Antes de que nazca tu hijo, habla con el doctor o la comadrona sobre las pruebas que se les hacen a los recién nacidos para detectar enfermedades y problemas de salud.

Con ellas, el doctor puede diagnosticar estos problemas a tiempo (antes de que el bebé presente síntomas). El tratamiento temprano es importante para que el bebé se mantenga sano y se desarrolle normalmente.

La mayoría de estas pruebas se hacen antes de que el bebé salga del hospital. No le causan daño ni representan un riesgo para él. Mira estas preguntas frecuentes sobre las pruebas del recién nacido.

Siguiente sección 1 de 6 secciones

Información general: Pruebas de sangre

¿Qué pruebas necesita mi bebé?

Todos los estados de los Estados Unidos exigen que se les hagan pruebas a los bebés recién nacidos. La cantidad y el tipo de pruebas pueden ser diferentes en cada estado. Según los antecedentes médicos de tu familia, es posible que quieras pedir que se realicen más pruebas.

La mayoría de las pruebas requieren unas pocas gotas de sangre que se extraen del talón del bebé. La misma muestra de sangre se puede usar para investigar muchas enfermedades distintas, entre ellas:

  • Hipotiroidismo: La tiroides es una glándula del cuello que produce la hormona tiroidea. El hipotiroidismo (cantidad baja de hormona tiroidea) puede causar problemas del crecimiento y el desarrollo, pero se puede tratar si se descubre a tiempo.
  • Fenilcetonuria: Las personas que tienen fenilcetonuria no pueden procesar ciertos alimentos. Para reemplazar los alimentos que no pueden consumir, los bebés deben tomar una leche artificial especial. Si no se trata a tiempo, la fenilcetonuria puede causar discapacidad intelectual (habilidades mentales inferiores a las corrientes).
  • Anemia de células falciformes: Este es un trastorno grave de la sangre que puede causar dolor intenso, infecciones y derrames o ataques cerebrales. Si se detecta a tiempo se puede tratar.
Siguiente sección Sección anterior 2 de 6 secciones

Información general: Otras pruebas

Examen para detectar anomalías cardíacas

Si se realiza antes de que el bebé se vaya a casa, este examen detecta algunos problemas que podrían haber ocurrido durante la formación del corazón. El descubrimiento y tratamiento de estos problemas puede prevenir problemas serios o la muerte del niño.

El examen se realiza con un sensor pequeño que se coloca en la mano o el pie del bebé. Dura unos pocos minutos y no duele.

Prueba de audición

En la prueba de audición se usa un sensor o audífono muy pequeño para ver qué tan bien responde el bebé a los sonidos. Si la sordera parcial se detecta a tiempo, se pueden prevenir alteraciones del habla, del lenguaje y del desarrollo social.

Si al bebé no le hacen la prueba de audición en el hospital, pídele al doctor que se la haga en el primer mes de vida.

Puesto que algunos problemas de audición comienzan más adelante, pide que le hagan la prueba si notas algún problema. Entérate de cuáles son los signos de la sordera parcial en los bebés y los niños.

Si tu hijo tiene problemas de audición, podría beneficiarse de programas de intervención temprana. Si se pide ayuda a tiempo, el niño con sordera parcial puede adquirir habilidades sociales y de comunicación. Algunos niños podrían usar dispositivos que les permitan oír (como audífonos), recibir medicamentos o someterse a una operación.

Siguiente sección Sección anterior 3 de 6 secciones

Toma acción

Toma acción: Haz un plan

Si estás embarazada, habla con el doctor o la comadrona sobre las pruebas del recién nacido antes de que nazca tu hijo.

Averigua qué pruebas se ofrecen en el hospital.

Pregúntale al doctor o a la comadrona cuáles de las pruebas que se le hacen al recién nacido se ofrecen en el hospital en que nacerá tu hijo. También puedes llamar al hospital para averiguarlo.

Si no piensas dar a luz en un hospital, el bebé tiene que hacerse las pruebas de todas maneras. Pregúntale a la comadrona si ella puede hacerle las pruebas o lleva al bebé a un hospital o clínica para que se las hagan unos días después de haber nacido.

Sigue las indicaciones del doctor.

Pregúntale al doctor cuándo vas a recibir los resultados de las pruebas. Es posible que el bebé tenga que hacerse algunas pruebas después de salir del hospital, sobre todo si regresas a casa menos de 24 horas después del parto.

Planifica con el doctor cómo te enterarás de los resultados. Además, sigue las instrucciones acerca de las pruebas adicionales que el bebé necesite.

Siguiente sección Sección anterior 4 de 6 secciones

Toma acción: Costos y seguro médico

¿Qué puedo hacer sobre los costos?

Algunas de las pruebas para los bebés recién nacidos están cubiertas por la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, en inglés), la ley de reforma del sistema de salud que se aprobó en 2010. Según el plan de seguro médico que tengas, quizá puedas hacerle las pruebas al bebé sin tener que pagar nada.

Habla con tu seguro médico para averiguar qué se incluye en tu plan. Para recibir más información sobre otros servicios para niños que cubre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, visita CuidadoDeSalud.gov.

Si no tienes seguro médico, de todas maneras puedes recibir atención médica para ti y para el bebé. Llama a uno de los números de teléfono gratuitos que aparecen a continuación para que te pongan en contacto con el departamento de salud de tu zona. Pregunta cómo puedes recibir atención médica gratis.

  • Para pedir información en inglés, llama al 1-800-311-2229.
  • Para pedir información en español, llama al 1-800-504-7081.
Siguiente sección Sección anterior 5 de 6 secciones

Toma acción: Pide cita para un chequeo

Programa las consultas periódicas del bebé.

Las consultas del bebé sano son aquellas en las que llevas al bebé al doctor para que le haga un chequeo completo. Son distintas de las consultas por enfermedad o lesión. En la mayoría de los casos, la primera de estas consultas se realiza 2 o 3 días después de salir del hospital.

Averigua por qué estas consultas son importantes para que el bebé se mantenga sano.

Empieza a llevar un registro de la salud del bebé.

Lleva un registro de los resultados de las pruebas médicas del bebé y de las vacunas que le han puesto. Guarda esta información en un lugar seguro, ya que la necesitarás cuando lleves al bebé a la guardería, la escuela y otras actividades.

Los antecedentes médicos de tu familia son una parte importante de la historia clínica del bebé. En este sitio web puedes llevar un registro de los antecedentes médicos de tu familia (en inglés). Guarda una copia con el resto de la información de salud del bebé.

Sección anterior 6 de 6 secciones