U.S. Department of Health and Human Services

Temas para hablar con un ser querido: La prevención de caídas

Temas para hablar con un ser querido: La prevención de caídas

Preocuparte por la salud y la seguridad de un familiar o amigo de edad avanzada puede ser estresante. Sigue estos consejos para hablar con ese ser querido sobre cómo prevenir las caídas.

Comienza diciendo: “Me preocupo por ti”.

  • “Tú me importas mucho. Sé que quieres ser independiente y quedarte en tu casa, pero no quiero que te caigas y te lastimes”.
  • “Uno de cada tres adultos mayores se cae cada año. La mayoría de las caídas ocurren cuando estas personas están haciendo cosas cotidianas, como caminar o darse la vuelta”.
  • “Hay cosas que puedes hacer para prevenir las caídas”.

Háblale de estas formas de prevenir las caídas.

  • “Mantenerte activo te ayudará a sentirte mejor y a seguir siendo independiente”.
  • “El ejercicio puede fortalecerte y ayudarte a mejorar el equilibrio. Esto servirá para evitar las caídas”.
  • “Pídele al doctor o al farmacéutico que te revise los medicamentos que tomas. Algunos pueden causar mareo o sueño y hacer que te caigas”.
  • “Hazte un examen de los ojos con el especialista por lo menos una vez al año. Es posible que necesites nuevas gafas o lentes de contacto”.
  • “También puedes protegerte convirtiendo tu casa en un lugar más seguro. Por ejemplo, usa tapetes o alfombrillas antideslizantes en la bañera o en la ducha.”

Ofrécele ayuda.

Aquí te damos unas ideas:

  • Ayúdale a recoger todos sus medicamentos y a ponerlos en una bolsa para llevarlos a la próxima consulta con el doctor.
  • Acompáñale a hacerse el examen de los ojos.
  • Coloca pasamanos en ambos lados de las escaleras. Instala barras para agarrarse dentro y fuera de la bañera y al lado del inodoro. O ayúdale a buscar a alguien que pueda instalarlos, por ejemplo, un contratista profesional.
  • Inscríbanse los dos en una clase de tai chi. El tai chi es un ejercicio chino que mejora el equilibrio.
  • Ponle el teléfono cerca de la cama o de su sillón preferido.
  • Ayúdale a mover los muebles de la casa para que los lugares por donde camina estén libres de obstáculos.
  • Recoge la ropa, los libros y otros objetos del suelo y de las escaleras. Esto le servirá para no tropezarse.